Spitfire completa la vuelta al mundo en Goodwood, Inglaterra

Publicidad

Por Robin Perrie – The Sun – El jueves, un Spitfire de la Segunda Guerra Mundial llega de nuevo a Gran Bretaña después de una aventura épica de cuatro meses que lo ha visto volar 27.000 millas alrededor del mundo, con escalas en 22 países en cuatro continentes. La primera circunnavegación del globo en un Spitfire fue idea de Matt Jones y Steve Brooks. El diario The Sun se encontró con los pilotos cuando volaron a Alemania antes de la etapa final de su viaje.

El ex banquero Matt, de 46 años, aterrizó el avión en un antiguo aeropuerto militar cerca de Leipzig, donde el rugido de su motor Rolls-Royce llevó al personal del aeropuerto a la pista de aterrizaje para observarlo.

Cuando Matt saltó de la cabina, dijo: “El viaje ha sido muy agotador, pero hemos tenido una aventura  fantástica. Ha sido una experiencia que recordaremos por el resto de nuestras vidas.”

La aventura comenzó el 5 de agosto, cuando despegaron de Goodwood, West Sussex, y se dirigieron al Norte, a Escocia. Volaron a Islandia, aterrizando el 8 de agosto, luego se dirigieron a Groenlandia, antes de llegar a Canadá el 12 de agosto.

Publicidad

Luego volaron a través de Estados Unidos antes de dirigirse a Canadá de nuevo, luego llegaron a Rusia el 14 de septiembre. Una semana después estaban en Japón. En octubre, el dúo aterrizó en, Hong Kong, Vietnam, Tailandia y Myanmar (Birmania).

El 1 de noviembre despegaron del aeropuerto Mandalay de Myanmar y se dirigieron a India y Pakistán. A mediados de noviembre habían llegado al Medio Oriente, aterrizando en Jordania el 21, y luego en Egipto tres días después.

Finalmente se dirigieron a Europa, aterrizando en Atenas, Grecia, el 25 de noviembre, Pescara, Italia, el 26, luego Leipzig, Alemania el domingo. Cuando finalmente regresen a Inglaterra el jueves habrán hecho 74 escalas.

Matt, de Exeter, dijo: “lo más destacado para mí fue el vuelo de Jordania a Egipto. El color del mar y el desierto eran increíbles. Nos habían dicho que no se nos permitiría volar sobre las pirámides, pero en el último minuto un controlador de tráfico aéreo nos permitió hacerlo.”

Steve, de 58 años, dijo: “Para mí fue volar de Rangoon a Mandalay. Hay mucho romance en el lugar y el Spitfire tiene un lugar especial en la historia de Birmania.”

El clima ha sido su mayor desafío ya que, a diferencia de los aviones modernos, este Spitfire no tiene instrumentos que le permita volar en malas condiciones o en la niebla. Se vieron retrasados durante una semana en Japón debido al tifón Hagibis.

Steve es un millonario promotor inmobiliario y entusiasta de la aviación que tiene el récord de la primera persona en volar un helicóptero de Polo a Polo. Él dijo: “la reacción de la gente en cada lugar que hemos aterrizado ha sido increíble. A mucha gente le encanta el Spitfire.”

Compraron el MJ271 — un Spitfire Mark IX  ahora rebautizado como G-IRTY — en 2016 después de haber estado casi 50 años en un Museo Holandés.

Estaba en buenas condiciones y se considera que es el Spitfire más original aún en existencia, con alrededor del 90 por ciento de sus piezas que se remontan a 1943.

El dúo no ha revelado cuánto costó su épico viaje, pero dijo que el Spitfire vale “unos cuantos millones”.

Para asegurarse de que pudiera llevar a Steve y Matt con seguridad alrededor del mundo tenía que ser totalmente desarmado, con cada parte revisada, limpiada y pintada o reparada antes de ser re-ensamblada.

Cada uno de los 80.000 remaches de magnesio fueron reemplazados para asegurar que ninguno estuviera corroído.

Matt, un piloto comercial, dijo: “lo empujamos al hangar como un avión completo y tres meses después fuimos a verlo y pensamos, ‘Oh Dios mío’.

“Fue completamente desmontada y nos preguntamos si alguna vez podrían volver a armarlo. Fue un proyecto masivo, especialmente porque queríamos mantenerlo lo más original posible. Si una parte necesitaba ser reemplazada, no podía ser reemplazada por tecnología 2019. Tenía que ser con el material y el diseño de 1943.”

Se fabricaron alrededor de 21.500 Spitfires. Todavía existen menos de 200, de los cuales sólo unos 50 son capaces de volar. El caza monoplaza tenía dos cañones y cuatro ametralladoras Browning en las alas que fueron retirados y reemplazados por tanques de combustible extra.

Los Spitfires tenía un alcance de alrededor de 400 millas en la guerra, pero el G-IRTY necesitaba ser capaz de cubrir 1.000 millas en una sola vez para la gira mundial. El retiro de las armas también se hizo para asegurarse de que no fueran confundidas con un avión militar.

Matt dijo: “No sería nada simpático llegar a un país y encontrarse con armas apuntándonos. Esa fue también la razón para quitar la pintura de camuflaje y en su lugar dejarlo con la atractiva apariencia plateada — que exigió a los trabajadores especializados pulir el aluminio hasta que brillara como un espejo.

Steve y Matt – con una tripulación de respaldo de tres personas en un avión de apoyo, recibieron un sobrevuelo emocional por parte de otros cazas de la época de la guerra, antes de comenzar su viaje en agosto.

The Sun: Iconic Second World War Spitfire prepares to return to the UK after 27,000-mile round-the-world odyssey

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados