Realmente, Presidente Trump, los kurdos combatieron en la Segunda Guerra Mundial

Por Siobhán O’Grady – El presidente Trump ha hecho todo lo posible para defender su decisión de que las tropas estadounidenses se retiren esta semana mientras Turquía realiza una ofensiva contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria, un aliado clave de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico.

Trump ha reconocido que los kurdos han luchado junto a los Estados Unidos en Siria, pero dijo que “se les pagaron enormes cantidades de dinero y se les suministró equipo para hacerlo.” Ha tratado de justificar la medida diciendo que quiere sacar a las tropas estadounidenses de guerras interminables en el medio Oriente.

Y el miércoles, Trump trató de restar importancia a la asociación estadounidense con los kurdos, diciendo “no nos ayudaron en la Segunda Guerra Mundial. No nos ayudaron en Normandía.”

Esos comentarios confundieron a algunos observadores, que vieron que el papel de los kurdos en la Segunda Guerra Mundial fue irrelevante para la posición de Estados Unidos en su alianza de hoy. Washington ciertamente no hace todas sus alianzas modernas dependiendo de cómo actuó un país en la Segunda Guerra Mundial – Alemania y Japón son los ejemplos más evidentes.

Y los kurdos ni siquiera tienen su propio Estado-Nación, viviendo en lugares que en gran parte se encuentran entre Siria, Irak, Irán, Turquía y Armenia.

‘Ellos no nos ayudaron en Normandía’: Trump desestima así la alianza con los kurdos.

“Es un marco extraño que en realidad no tiene sentido ni histórica ni políticamente”, dijo Djene Rhys Bajalan, profesora asistente de historia del Oriente Medio en la Universidad del Estado de Missouri cuya investigación se centra en los kurdos al final de la Primera Guerra Mundial. “Numerosas personas que no tenían estados-nación no estuvieron necesariamente en Normandía, sino que participaron directamente en la guerra o en proporcionando materiales y mano de obra para la guerra.”

Algunos combatientes kurdos estaban entre ellos. “No tenían un Estado, por lo que no podían actuar como tal”, dijo Jordi Tejel, profesor de historia en la Universidad de Neuchâtel en Suiza y autor de “Los kurdos de Siria: Historia, Política y Sociedad.” Sin embargo, dijo que combatientes individuales kurdos de toda la región se unieron a otros ejércitos, luchando al lado de los británicos y en el Ejército Rojo de la Unión Soviética.

Había kurdos que también simpatizaban con los alemanes, viéndolos como una alternativa anticolonial a los británicos o franceses, dijo Tejel. Pero otros hicieron todo lo posible para contrarrestar la influencia alemana en el Medio Oriente.

En 1941, los generales del ejército iraquí pro-alemán ayudaron a lanzar un golpe de Estado, instalando al nacionalista árabe Rashid Ali al-Gaylani como el nuevo Primer Ministro. Y fueron los kurdos los que “jugaron un papel desproporcionadamente grande al [más tarde] derrocar a esa junta militar”, dijo Bajalan.

En la historia más reciente, dijo Bajalan, los kurdos han buscado lazos más amistosos con los Estados Unidos que con otros grupos en la región y “proporcionaron el grueso de la mano de obra para el Frente Norte en 2003 durante la Guerra de Irak.”

Los combatientes kurdos que ahora se enfrentan a la ofensiva turca pertenecen a las fuerzas democráticas sirias aliadas de Estados Unidos, un grupo formado en 2015 para luchar contra el Estado Islámico. El SDF fue creado a partir de una coalición de combatientes kurdos de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) y los grupos árabes.

Los Estados Unidos lanzaron su apoyo detrás de la fuerza, viéndola como crucial para derrotar al Estado Islámico. Pero Turquía ve al grupo como una organización terrorista vinculada al partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha lanzado ataques dentro de Turquía en los últimos años.

Esta semana, la cuenta oficial de Twitter del SDF dijo que 11,000 de sus miembros han resultado muertos en los últimos cinco años.

“Hubo garantías por parte de los Estados Unidos de que no permitiría ninguna operación militar turca contra la región”, dijo esta semana al-Hadath TV Kino Gabriel, portavoz de las Fuerzas de Autodefensa. Continuó describiendo la decisión de Estados Unidos de apartarse como “una puñalada en la espalda.”

Washington Post: Actually, President Trump, some Kurds did fight in World War II

Libros

Temas relacionados