Preservado en el tiempo existe un búnker bajo la estación Gare de l´Est de París

por Admin el 3 Febrero, 2018

en Sueltos

PARIS – El búnker se encuentra oculto en las profundidades de París, en la bulliciosa estación de tren  Gare de l’Est, con sus amplias habitaciones subterráneas y los muebles que se encuentran pristinamente preservados aunque un tanto polvorientos.

Originalmente construido para almacenamiento de equipajes, un par de años antes de la Segunda Guerra Mundial, el búnker fue destinado después de que estallara la guerra como eventual refugio.

Clive Lamming. historiador de la red ferroviaria francesa dijo que el reacondicionamiento hecho en 1939 tuvo como objetivo convertirlo "en un lugar donde refugiarse en caso de un ataque aéreo", para que el personal pudiera mantener funcionando los trenes que se dirigen hacia el este, a Alemania.

Guiando al reportero de la AFP a través de una esclusa de hormigón y la pesada puerta del refugio, dijo: "La preocupación era el gas."

"Nos acordamos de la Primera Guerra Mundial — era necesario que el lugar fuera perfectamente hermético", añadió.

Con su techo de hormigón de tres metros de espesor, fue diseñado para que alrededor de 70 personas pudieran refugiarse en las pequeñas habitaciones de los 120 metros cuadrados del refugio.

Pero, al final, el búnker en realidad nunca se utilizó — París quedó en gran parte a salvo de los ataques aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, y nunca se emplearon gases venenosos durante la guerra.

Después de la derrota de Francia, y de la ocupación alemana de la década de 1940, el búnker fue requisado por los Alemanes y la huella de su presencia permaneció intacta, incluyendo un cartel que dice "Notausgang" (salida de emergencia).

"En mi opinión, no fue terminado," dijo Lamming, mientras el tren TGV de alta velocidad retumbaba por encima de la construcción.

‘La Bella Durmiente’

Hoy en día, pocos de los miles de viajeros que pasan a través de la estación Gare de l’Est  de París es probable que tengan una mínima idea de la cápsula de tiempo que se encuentra bajo sus pies.

Sólo una discreta compuerta  en la plataforma, se abre para revelar una escalera que conduce hasta el búnker, que no es accesible al público, excepto en ciertas ocasiones.

"Durante 80 años, ha sido la ‘Bella Durmiente’," dijo Lamming. "Todo ha quedado en perfecto estado desde 1939."

Entrar en la sala de máquinas es como entrar de nuevo en la década de 1930, con los viejos artilugios, los diales, tuberías de cobre y asas de baquelita que sólo necesitan un buen pulimento para quedar como nuevas.

El habitáculo también contaba con dos dispositivos a pedal con forma de bicicletas, la ventilación era provista por baterías, pero si se cortaba la electricidad, la ventilación habría sido proporcionada por las bicicletas — cualquier persona refugiada en el búnker podía subirse a la bicicleta y pedalear para hacer circular el aire fresco.

Otras habitaciones también están congeladas en el tiempo, como la interconexión telefónica con su maraña de cables, pero la mayoría son más espartanas, amobladas con un par de mesas de la época y sillas desde donde el personal podría haber dirigido el tráfico de trenes en la superficie.

El refugio fue diseñado para albergar a 72 estaciones de trabajo, y todavía algunos documentos amarillentos permanecen en el lugar. Hay incluso literas en cada una de ellas.

La guerra pasó y poco a poco volvió a la normalidad su condición mítica entre los empleados de la red de trenes francesa SNCF.

"El objetivo es preservarlo," especialmente como los refugios construidos en otras estaciones que con el tiempo han desaparecido, dijo la sección de SNCF a cargo de las estaciones.

Las posibilidades de visitar el refugio son raras porque el búnker no fue construido para grandes multitudes, pero sí se abre anualmente como parte de los eventos anuales del Recuerdo.

Geo-TV: Preserved in time: WWII bunker hidden under Paris train station

Artículo anterior:

Siguiente artículo: