En Berlín, la gente se refresca en un viejo Búnker de la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 10 Agosto, 2018

en Sueltos

Por Daniella Cheslow – En una calurosa mañana de agosto, el guía turístico Carsten Dedert lleva a un grupo de turistas a la entrada de una fortaleza antiaérea alemana conocida como Flak Tower. Este edificio permaneció intacto durante la Segunda Guerra Mundial, cada una de sus cuatro torres estaba equipada con un cañón de 27 toneladas para derribar a los aviones Aliados. Los civiles también aprovecharon el edificio como refugio durante los ataques aéreos.

"Esa fue la razón principal -le dice Dedert a los visitantes- por la cual el techo sobre tu cabeza fue construido bastante grueso, son casi 4 metros de espesor.”

Hoy en día, el grueso techo y las paredes de hormigón proporcionan otra forma de protección, contra la opresiva ola de calor que ha golpeado a una ciudad con poco aire acondicionado.

Dedert es un guía de la "Berlin Underworlds Association", que restaura y ofrece tours a través de los sitios históricos de la ciudad, incluyendo esta ruina de búnker.

Las fuerzas británicas y rusas destruyeron las otras dos Torres Antiaéreas después de la guerra. Pero las fuerzas francesas sólo destruyeron parcialmente esta en el parque Humboldthain de Berlín en 1948. Dedert conduce a su grupo hacia abajo, por una escalera de hormigón que termina en un hueco vacío lleno de escombros y barras de acero enredadas. Con cada paso que bajan, la temperatura desciende. Dedert estima que baja tanto como unos 7ºC.

Hacer frente al calor

Los lugares fríos están muy demandados esta semana en Berlín. El diario Berliner Morgenpost ha nombrado al tour a la Flak Tower como una de las cinco mejores cosas que hacer en la ciudad. Otras ideas incluyen la helada casa de los pingüinos en el zoológico de la ciudad y un Bar de hielo recién abierto donde puedes pedir prestado una parka (chaqueta de esquimal) si es que tiemblas de frío.

Derk Ehlert, portavoz del Departamento de Medio Ambiente de Berlín, dice que no sabe cuántos edificios de la ciudad tienen aire acondicionado. En cambio, sugiere refrescarse en parques o en algunos de los muchos lagos de la ciudad.

Pero eso no fue suficiente para Jesse Pinho, quien se mudó de Chicago a Berlín hace dos años. El calor lo ha hundido. Así que hizo un mapa de sitios con aire acondicionado en la ciudad y lo llamó Kalte Karte (Mapa de Frío). 

A principios de agosto, ha encontrado alrededor de 130 lugares frescos en una ciudad de 3,6 millones de residentes.

"No es suficiente. Me estoy muriendo aquí", se queja Pinho.

En los últimos cuatro días, Pinho dice que ha recibido más sugerencias y su lista se ha duplicado. Incluye algunas cadenas de supermercados, centros comerciales, hoteles y cines.

Una reliquia oscura se convierte en un oasis

Al final del recorrido por la Flak Tower, Camilla Sundborger, una turista de Suecia, dice que visitó los cuatro sitios que ofrece Berlín Underworld durante seis días en la ciudad, incluyendo una réplica de un túnel excavado para cobijar a residentes del este de Berlín en el oeste durante la guerra Fría.

Dedert, que creció en Alemania, dice que no piensa demasiado en la temperatura mientras guía a los visitantes. Se centra en conseguir a través de la historia del sitio y la descripción del armamento. Cuando se le preguntó si la Flak Tower podría ser un refugio para los residentes de Berlín que sufren en el calor, Dedert se apresuró a decir que no.

"¿Por qué? Porque es un búnker", dice Dedert. "Por lo menos durante los próximos 10-15 años, hay incluso personas vivas que se refugiaron en los búnkeres en la Segunda Guerra Mundial. Tal vez revivan malos recuerdos.” 

Pero, para los turistas esta semana, este remanente de un triste pasado es un oasis.

PRI: People are cooling down in an old WWII bunker in Berlin.

Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*