El Plan alemán de 1937 para construir el estadio más grande del mundo

Hace setenta y cinco años, Adolf Hitler puso la primera piedra en Nuremberg para lo que iba a ser el estadio más grande del mundo. Nunca fue terminado, pero una gigantesca tribuna fue erigida en una colina de Baviera a 40 kilómetros de distancia, sólo para probar la acústica y las líneas de visión. Los restos de hormigón dan muestra de la megalomanía de Hitler. Debe haber sido un día glorioso para el pequeño pueblo de Achtel, en Hirschbachtal, no lejos de la sureña ciudad alemana de Nuremberg. El propio…

Continuar leyendo