Restauran bombardero B-25 hundido en el Lago Greenwood, Carolina del Sur

Publicidad

Por Adam Benson -  Mientras más de 150.000 tropas aliadas desembarcaban en media docena de playas francesas durante una de las mayores operaciones militares que el mundo haya conocido, los buscadores de recreación en el Lago Greenwood podrían haber quedado confundidos al pensar que la guerra había caído sobre ellos también.

Las aspas de las hélices de un bombardero bimotor B-25 Mitchell, pilotado por el coronel Dan Rossman del Servicio Aéreo del ejército, cortaron la superficie del lago, enviando al poderoso avión a las profundidades del oscuro fondo y dando a luz a uno de los más extraños acontecimientos en el estado de Carolina del Sur durante la Segunda Guerra mundial.

El largo y estrecho lago estaba en calma esa tarde del 6 de junio de 1944, una condición peligrosa para Rossman y sus dos tripulantes, Walter" Blackie " Wallace y el teniente coronel John Jackson, su comandante.

En un diario de audio grabado poco antes de su muerte en 2014, Rossman dijo que la falta de olas y otras características distintivas en la superficie del lago hizo que "fuera literalmente imposible estimar la distancia sobre el agua a una altura de 6 a 9 metros.”

Publicidad

"Volábamos sobre el lago, y vi a mi izquierda a un hombre pescando en un bote. Creo que estábamos cara a cara, y si nos mirábamos  cara a cara, eso significa que estamos demasiado bajos", dijo Rossman.

Jackson, que voló el avión en los cielos de África del Norte e Italia en misiones de combate con Wallace, tiró abruptamente del timón de dirección, forzando la pérdida de sustentación y alzando la nariz del avión hacia el cielo antes de que se estrellara en el lago.

Hoy, 75 años después de que su destino fue sellado, el trabajo continúa en la restauración, por artesanos voluntarios de la aeronave, a la forma en que se veía cuando despegó de la Base aérea de Greenville el 6 de junio de 1944.

Se planea una jornada de puertas abiertas de 10 a.m. a 1 p.m. el sábado en el hangar I-1 en el aeropuerto Jim Hamilton L.B. Owens en Columbia. La laboriosa rehabilitación se debe a los esfuerzos de la South Carolina Historic Aviation Foundation.

Ken Berry, su presidente, dijo que el icónico avión tiene una mística que lo rodea, en parte debido a un mito que se desarrolló acerca de lo que causó el accidente.

"Creo que lo que hace a este B-25 en particular interesante para empezar, es la historia detrás del hundimiento en el lago. Habiendo crecido en esta región del estado mucha gente como yo sabía sobre el avión asentado en el fondo del lago", dijo Berry. "La leyenda local que llegó hasta el área de Lexington y Columbia fue que la tripulación voló demasiado bajo tratando de echar un vistazo a las bellezas tomando el sol en una playa. Mucha gente todavía cree que, como es una gran historia y parece encajar en la narrativa. “

Rossman negó vehementemente que las mujeres vestidas en traje de baño derribaran el avión, usado para entrenar aviadores en Columbia quienes más tarde llevarían a cabo una de las misiones más osadas de la Segunda Guerra Mundial: el ataque a Tokio del 18 de julio de 1942, conocido como el "Ataque Doolittle".”

"No fue sino hasta 1995 cuando se desarrolló una historia sobre por qué volábamos tan bajo. Esa historia tenía que ver con que estábamos buscando bellezas en traje de baño. He dicho todo el tiempo que las bellezas de la playa no tenían nada que ver con eso, era un vuelo directo a baja altura todo el tiempo", dijo Rossman.

Los intentos de sacar a la superficie al B-25, que ha sido llamado "Skunkie" pero cuya Designación oficial — y preferida — es "GF2", comenzaron a principios de 1960, pero no fue sino hasta 1983 cuando el bombardero fue sacado del lago.

Mat Self, hijo del patriarca de Greenwood Jim "James" Self, encabezó la recuperación del avión después de leer un artículo en la Revista de la Fuerza Aérea sobre la búsqueda de un B-25 para ser exhibido en el Museo Nacional del Aire y el Espacio.

Debido al papel del avión como una herramienta de entrenamiento para el equipo del Ataque de Doolittle, adquirió importancia durante las reuniones del famoso grupo – y mantenerlo en Carolina del Sur se convirtió en una prioridad.

En 1992, las mejoras cosméticas fueron hechas a tiempo para el "GF2" para ser parte de la 50ª Reunión de Raiders de Doolittle. En 2002, el avión fue repintado para aparecer idénticamente al avión propio del teniente coronel James Doolittle.

Berry dijo que el bombardero de Rossman nunca volará de nuevo — pero él y otros que lo preservan también consideran que eso es una ventaja.

"Localizar ciertas partes es difícil a veces, y por supuesto también lo es mantener la financiación para apoyar la restauración y nuestro costo operativo básico. Tenemos algunos miembros del equipo que realmente han hecho que las cosas sucedan. Trabajan incontables horas en el proyecto", dijo. Un par de subvenciones del Condado de Richland han permitido al grupo de Berry comprar equipo, y están acercándose a su meta inicial de tener el avión listo para ser exhibido en un museo -lo que podría suceder para el otoño.

"Este B-25 no volará de nuevo debido a haber estado sumergido por tanto tiempo. Se necesitarían enormes sumas de dinero para reconstruir la estructura interna a condiciones de aeronavegabilidad. Probablemente podrías comprar uno o dos aviones B-25 por lo que costaría", dijo Berry. "Además, creemos que este avión, que tiene una única calidad de reliquia local, es demasiado valioso para ser posiblemente dañado gravemente.”

Su cabina ahora completamente restaurada, los voluntarios se están moviendo a las áreas del bombardero y navegante del B-25.

"Nuestro avión es el único avión de la Segunda Guerra Mundial que conocemos que nunca ha salido del estado al que fue enviado directamente desde la fábrica", dijo Katherine Cuddy, miembro de la Junta de Aviación de Carolina del Sur.

Carolina del Sur y los Raiders de Doolittle tienen una relación inextricable. En febrero de 1942, el 17º Grupo de Bombardeo del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos fue estacionado en Columbia para entrenamiento de combate avanzado del Mitchell B-25.

Un año antes de que el avión de Rossman se hundiera en el Lago Greenwood, otro B-25 se hundió en el fondo del Lago Murray, donde permanece hasta hoy.

Rossman jugó un papel clave en ayudar a poner su avión de nuevo en forma, y sus hijos permanecen activos con la Fundación.

El nativo de Roswell, Georgia, también pintó una dramática — y algo gráfica-escena en los momentos después de que el avión se estrellara en el agua.

"Recuerdo la sensación de algo que golpeó mi cabeza, y lo que golpeó mi cabeza fue Blackie Wallace saliendo del avión, y Blackie Wallace tenía una herida en su mejilla, de tres o cuatro pulgadas de largo, y pude ver sus dientes a través de la herida," dijo Rossman. "Había estado echado sobre la sección del navegante detrás de la cabina escuchando los informes sobre el Día-D en la radio de baja frecuencia, y lo que sentí fue que él regresaba. Cómo sobrevivió, no lo sé.”

Berry dijo que el B-25 recuperado, además de "ser una reliquia única que representa la rica historia de la aviación de Carolina del Sur", tiene otra capa de importancia dada la notable coincidencia de que se hundiera en el Día-D a miles de millas del campo de batalla.

"Creo que el accidente que ocurrió en el Día-D añade a la mística como Dan había mencionado algunos de los chicos a bordo ese día estaban escuchando la cobertura de Radio en AM del enorme evento que se desarrollaba en Europa. Es realmente la historia y ayuda a visualizar la vida diaria durante la guerra", dijo Berry.

Index Journal: WWII relic pulled from Lake Greenwood nearly ready for second life

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados