Posponer el desfile del Día de la Victoria, fue todo un reto para el Presidente Putin

Publicidad

Por James Rodgers – FORBES – El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha hecho toda una carrera política al demostrar que tiene el control. Ahora, con el coronavirus, se enfrenta a su mayor desafío de la historia.

El Ejército Ruso revivido y la Iglesia Ortodoxa han sido dos de los símbolos más importantes de la presidencia de Putin. Ambos se han visto obligados a cambiar los planes para la realización de grandes eventos públicos en respuesta a la amenaza que plantea la propagación del virus COVID-19.

El propio Putin ha tenido un gran proyecto político, que podría haber despejado el camino para que permanezca en el poder por otra década o más. Se suponía que los rusos iban a las urnas el 22 de abril para una votación nacional para aprobar los cambios previstos en la Constitución.

Los temores por el creciente número de infecciones por coronavirus en Rusia medió para que la votación sea pospuesta.

Publicidad

Postergan la celebraciones de la victoria de la Segunda Guerra Mundial

No es el único evento importante que debe esperar. Durante todo este año, los preparativos han estado en marcha para el 9 de mayo: el día en que Rusia celebra la victoria soviética sobre la Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Es un día festivo anual. Hay un desfile militar en la Plaza Roja en Moscú.

Este año, el 75º aniversario de esa victoria, se suponía que era muy especial. Miles de tropas y cientos de equipos y material militar debían participar en el desfile. Un evento tan grande requiere ensayos extensos llevados a cabo con precisión militar, pero este año incluso hubo informes de que algunos de los que participan en los preparativos han contraído el virus.

Con la estimación de la Unión Soviética de que se perdieron las vidas de más de 20 millones de militares y civiles, muertos en la Segunda Guerra Mundial, 9 de mayo es un aniversario que se celebra cada año en Rusia con una respetuosa combinación de solemnidad y celebración.

Al anunciar el aplazamiento del desfile de este año, Putin utilizó el lenguaje de la religión para expresar la importancia de la ocasión. “La fecha del 9 de mayo es sagrada para nosotros, pero también cada vida no tiene ningún precio”, dijo. Fue una decisión que el presidente habría querido no tener que tomar.

A los creyentes que celebran la  Pascua les ordenaron mantenerse alejados de la iglesia

El ritual religioso en sí también se ha visto interrumpido. Rusia bajo el gobierno de Putin ha abrazado nuevamente su fe cristiana ortodoxa después de décadas de ateísmo oficial patrocinado por los soviéticos. La Pascua, que se celebra el 19 de abril para los creyentes ortodoxos, es, como para los cristianos de todo el mundo, una de las fechas más importantes del calendario religioso.

Este año, las restricciones debidas al coronavirus significan que los servicios no pueden seguir celebrándose según lo planeado. Aunque algunos informes de los medios sugieren que muchas iglesias permanecerán abiertas, se les dice a los fieles que se mantengan alejados.

Un séptimo récord consecutivo de aumento diario de infecciones

La amenaza que el virus representa para la salud pública en Rusia es muy real y está creciendo. Las cifras oficiales publicadas el 18 de abril y citadas por la agencia de noticias TASS, ponen el número de casos de coronavirus en Rusia en 36,793. El Moscow Times informó que el aumento diario de 4,785 fue un récord por séptimo día consecutivo.

Más de la mitad de los casos registrados se encuentran en la capital rusa. Los funcionarios confían en que los servicios médicos pueden hacer frente, al menos durante las próximas dos semanas, pero los informes de ambulancias que esperan en la cola para entregar a los pacientes sospechosos de coronavirus para recibir tratamiento hospitalario sugieren que los recursos pueden estirarse.

Los líderes de todo el mundo se ven obligados a enfrentar una situación que, hace apenas unos meses, era casi imprevisible. Putin no es una excepción.

Para un presidente cuya imagen política se basa en un liderazgo fuerte y decisivo que ofrece certeza a su país, sin embargo, las incertidumbres que conlleva la pandemia del coronavirus representan un desafío particular.

Forbes: Postponed WWII Victory Parade Shows Coronavirus Is Putin’s Biggest Ever Challenge

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados

Leave a Comment