No hubo coronavirus en la Segunda Guerra Mundial, pero sí otras epidemias.

Publicidad

Aunque no hubo Coronavirus durante la Segunda Guerra Mundial, muchas otras enfermedades, también mortales, causaron pánico entre los soldados y la población civil en los países afectados por el conflicto y en especial en los que se desarrollaron los combates.

Para los médicos militares el problema mayor que enfrentaron fue la falta de antibióticos, considerando que los hay de muchos tipos: antibacteriales, antivirales, antihongos, antiparasitarios etc. Muchos son de amplio espectro, es decir capaces de atacar efectivamente varios tipos de gérmenes, pero los hay otros que deben ser específicos para algún tipo en particular de microorganismo.

Las tropas, además del riesgo de muerte que sufrían por parte del enemigo, tenían que lidiar con las condiciones de insalubridad que todo campo de batalla conlleva, pero los soldados, al menos los de algunos países, estaban mejor protegidos que los soldados de otros. Las fuerzas armadas de Estados Unidos  y Alemania, por ejemplo, tenían más medios para combatir las enfermedades.

Lo que es cierto, es que hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, las tropas en combate morían más por las enfermedades que por las heridas mortales adquiridas en combate.

Publicidad

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial hubo algunos teatros de guerra más insalubres que otros, tales como, en los países del trópico. En el teatro de guerra del Pacífico Sur, el medio ambiente era propicio para el desarrollo de epidemias. La jungla con sus elevadas temperaturas, copiosas lluvias, pantanos y aguas estancadas hacían que la vida de los soldados fuera miserable, sin contar la amenaza que representaba el enemigo. Estos ambientes eran y son propicios para el desarrollo de la malaria que hizo estragos entre las tropas a la par de la disentería y el beriberi. De hecho la malaria causó más bajas que las infringidas por el enemigo y en no pocos casos decidió el resultado de los combates con victorias para uno de los bandos.

Si bien el sulfato de quinina era el antibiótico natural por excelencia mundialmente usado para combatir la malaria, en el año 1931, le firma alemana Bayern desarrolló la Atabrina que fue el antibiótico sintético que servía para la eliminación de ciertos gusanos y lombrices y que era efectivo también para prevenir y combatir la malaria. No pudiendo Alemania acceder a los mercados del Pacífico de donde procedía la quinina, la Atabrina sirvió para combatir las enfermedades en el Frente del Este por los alemanes y en el Frente Occidental por la fuerzas Aliadas.  Sin embargo, la Atabrina tenía una particularidad que la hizo impopular entre las tropas, su uso causaba que la piel de los soldados se tornara amarillenta. Por esa razón algunos soldados en el Pacífico no la usaban y caían víctimas de la enfermedad.

Otro efecto secundario de la Atabrina era que en muchos casos, sobre todo en soldados con desnutrición atacados por la malaria era necesario aplicar grandes dosis de Atabrina o quinina, que dejaban como secuela episodios de fuertes ataques de escalofríos y episodios febriles.

Pero, la malaria no fue la única enfermedad que azotó a los países en guerra. Hicieron estragos y causaron pánico entre los soldados, el Antrax, el Dengue, Difteria, Disentería, Ictericia, el Tétano, el Tifus, la Tifoidea, la Tularemia y las venéreas, entre otras. De estas, la más temida era el Tifus por la proliferación de ratas, en especial en el Frente del Este a tal punto que la URSS utilizó miles de ratas enfermas en contra de las tropas alemanas en Stalingrado.

Insecticida mejor que el DDT, creado por los alemanes, fue desechado después de la Segunda Guerra Mundial

exordio: Enfermedades durante la Segunda Guerra Mundial

Exordio: Medicamentos durante la Segunda Guerra Mundial

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados

Comentarios

2 Comentarios en “No hubo coronavirus en la Segunda Guerra Mundial, pero sí otras epidemias.”

  1. Rafael

    Al menos habia quinina para defendernos, pero ahora con el coronavirus no hay nada. Los que se curan lo hacen solos los que tienen problemas de salud se mueren.

  2. Carlos V

    En la guerra a los soldados les preocupan mas las balas y las bombas, a nosotros solo nos preocupa el coronavirus que es como un francotirador.

¿Qué opinas sobre este artículo?