Las bombas de la Segunda Guerra Mundial siguen matando gente

Publicidad

La semana pasada, los residentes en el tranquilo pueblo de Oxfordshire de Drayton en el Reino Unido se despertaron con el sonido de unas explosiones. No fue un accidente o un ataque terrorista, sino más bien los sonidos de las bombas que se habían lanzado casi 80 años antes, durante la Segunda Guerra Mundial. Expertos del Ministerio de Defensa y la Policía del Valle del Támesis eliminaron los dispositivos de forma segura, pero este no es siempre el caso con las antiguas municiones.

Este año se cumple el 75º aniversario del fin de la guerra, sin embargo, las bombas aéreas, las minas terrestres e incluso las granadas de mano de ese conflicto mortal todavía están causando víctimas.

En abril de 2014, una bomba de la Segunda Guerra Mundial mató a siete personas en Bangkok, y la tragedia, en ese caso, fue que el explosivo fue desenterrado por trabajadores de la construcción y vendida a un depósito de chatarra, donde los intentos de cortarlo se convirtieron en mortales. Incluso aquellos que son experimentados en el manejo de bombas también pueden convertirse rápidamente en víctimas por bombas de décadas de antigüedad.

Este fue el caso en la ciudad alemana de Goettigen en junio de 2010, cuando tres zapadores o ingenieros de combate experimentados, que tenían más de 20 años de experiencia y habían desactivado un total de 700 bombas, resultaron muertos justo antes de que se iniciara una operación de desactivación en una bomba de aviación de 500 kg.

Publicidad

Las bombas no explotadas se encuentran con perturbadora regularidad en Alemania incluso tantas décadas después debido a la gran cantidad que se lanzaron. Muchas veces ahora son los trabajadores de la construcción los que descubren las bombas debido al auge de la construcción en todo el país.

Una bomba estadounidense de la Segunda Guerra Mundial fue encontrada durante la construcción de la nueva planta alemana de Tesla fuera de Berlín en enero pasado, mientras que otra bomba estadounidense fue desactivada en Munich en 2012. El año pasado hubo 19 alertas de bombas en un solo mes en toda Alemania cuando se encontraron explosivos en Augsburgo, Berlín, Bochum, Colonia, Dortmund, Erfurt, Essen, Friburgo de Brisgovia, Halle, Hamburgo, Gelsenkirchen, Münster, Stuttgart y Xanten, así como una bomba cerca de la autopista en las afueras de Nuremberg. Tan comunes son tales incidentes que los informes rara vez se conocen más allá de los medios locales.

Las bombas no explotadas también se encuentran en toda Gran Bretaña, y aunque esto incluye aldeas somnolientas como Drayton, es mucho más común en las ciudades más grandes, especialmente Londres, que fue el objetivo del Blitz, que duró desde el 7 de septiembre de 1940 hasta el 11 de mayo de 1941. Entre 40.000 y 43.000 civiles perdieron la vida y unos dos millones de casas, o aproximadamente el 60%, fueron destruidas.

National Interest: World War II Unexploded Bombs Are Still Killing People

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados

Dejar un comentario