La saga del Petrolero SS Dombass

Publicidad

Por Barry Evans – Un ensayo reciente en el sitio web del Museo Histórico Clarke sobre cómo Eureka llegó a ser electrificada atrajo un único escueto comentario: “Nada es mejor que la historia del SS Donbass.” Aunque el ensayo no menciona al petrolero Donbass, los veteranos seguramente saben a qué se refiere. Es todo un cuento.

Antes de Pearl Harbor, el presidente Franklin Roosevelt quería ayudar a mejorar la capacidad de combate de los Aliados sin realmente meter  a los EE.UU. en la guerra. Su principal manera de hacerlo era a través de la ley de Préstamos y Arriendos de marzo de 1941, que permitía al presidente emitir “cualquier decreto de defensa” disponible para — originalmente — Gran Bretaña y más tarde ese año, para China y la Unión Soviética. Esto era importante para Roosevelt ya que creía que si Alemania derrotaba a la URSS, los Aliados probablemente perderían la guerra contra las potencias del eje.

Así es como el petrolero SS Beacon Rock, construido en 1944 en el astillero Henry J. Kaiser de la Isla Swan en las afueras de Portland, Oregon, se transformó en el SS Donbass III, portando la bandera roja de la hoz y el martillo de la Unión Soviética. Según un artículo del 2 de noviembre de 1942 aparecido en el Madera Tribune, transportaba “la gasolina de aviación, con las cubiertas cargadas de aviones y tanques de fabricación estadounidense” de puertos de la costa oeste a través de los mares de Bering, Ojotsk y Mar de Japón a Vladivostok, el principal puerto en el Pacífico de la URSS.

El Beacon Rock / SS Donbass III era un tanquero de 523 pies de largo, 10.480 ton (de registro bruto), tipo T2-SE-A1, uno de los más de 500 construidos durante la Segunda Guerra Mundial, todos los cuales compartían un mortal defecto de diseño: eran propensos a partirse en dos bajo condiciones climáticas severas. Según una junta de investigación, los buques eran vulnerables a la fatiga de metal causada por la soldadura con alto contenido de azufre que unían las placas de acero. (La urgencia de los tiempos de guerra exigía que la soldadura reemplazara al más confiable, pero más lento proceso de remachado que había sido previamente utilizado en los cascos. Tan malo fue el diseño, que un T-2, el SS Schenectady, se partió en dos mientras atracaba en Portland durante tiempo tranquilo.

Publicidad

Ese fue también el destino del SS Donbass III, el 17 de febrero de 1946, excepto que el barco navegaba en una tormenta, en las heladas aguas cerca de las Islas Aleutianas cuando se fue a pique. Catorce tripulantes más su capitán se perdieron. Ese habría sido el final de la historia, excepto que el barco no se hundió — no completamente. La proa quedó bajo el agua mientras la popa permanecía a flote. La ruptura del casco en dos partes fue tan limpia que casi la mitad posterior de la nave quedó intacta. Cinco días después, otro buque cisterna, el SS Puente Hills de la “War Shipping Administration” (Administración de Embarques de Guerra), encontró la sección trasera aún flotando con varias docenas de tripulantes sobrevivientes y la remolcó.

Tres semanas más tarde, el medio-barco llegó a Seattle, desde donde fue remolcado por la costa hasta Eureka, habiendo sido adquirido en subasta por PG&E con una oferta ganadora de $125,000. Eso fue en noviembre de 1946 y durante los siguientes 10 años quedó asentado sobre el lodo de la bahía mientras su generador turboeléctrico de vapor de 5,400 kilovatios aumentaba el suministro de electricidad de PG&E a través de un banco de transformadores en el muelle adyacente.  Diez años después el SS Donbass o lo que quedaba de él se consideró obsoleto para las necesidades de electricidad de la zona. En enero de 1959, fue remolcado a Terminal Island (adyacente a Long Beach) para ser desmantelado como chatarra.

North Coast Journal: The Donbass Saga

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados