El reloj Seiko usado por los pilotos japoneses en la Segunda Guerra Mundial

Zen Love – Mientras Japón se acercaba amargamente hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, los pilotos jóvenes fueron enviados en misiones suicidas contra barcos Aliados. Se dice que un reloj Seiko, apropiadamente conocido como el Tensoku Seikosha, estaba entre su equipo. A menudo pasado por alto en la discusión de la historia de la relojería militar, estos cautivadores pero raros instrumentos para pilotos tienen algunas de las más interesantes historias detrás de todo el mundo de la relojería.

Aunque a veces también se les refiere como relojes Seikosha "Kamikaze", el Tensoku no fue producido específicamente para las Unidades Especiales de Ataque de Japón que ahora se conocen comúnmente como kamikaze. El reloj Tensoku está particularmente asociado con los pilotos del avión caza Mitsubishi A6M Zero, que fue el principal avión de combate japonés en la guerra del Pacífico. Estos eran el tipo de aviones a menudo utilizados en los famosos ataques kamikaze, pero fueron desde antes utilizados en una amplia gama de otras capacidades también.

Producido hacia mediados de 1940, los relojes Tensoku fueron proporcionados a la Armada Japonesa por la firma Seikosha, el nombre original de Seiko antes de que la marca conocida del día de hoy fuera establecida. Tensoku es una abreviatura de Tentai Kansoku, que significa observación astronómica — muy similar en significado a los nombres de los más conocidos relojes analógicos  alemanes de A. Lange & Söhne, Laco, Stowa, Wempe, y la CBI. Estos eran conocidos como Reloj (o "B-uhr"), que se traduce literalmente como "reloj de observación". Estos relojes eran herramientas importantes para la navegación aérea y otras aplicaciones.

Al igual que sus contra partes alemanas, el Tensoku Seikosha es grande, incluso para los estándares modernos, pero masivo en comparación con los relojes de pulsera civiles de su tiempo. No tan grande como el B-uhr de 55 mm de diámetro de la esfera, el Tensoku mide 48,5 mm, que es bastante grande incluso para los estándares de hoy (excepto tal vez para los acostumbrados a los relojes G-Shock y Breitling). Al igual que los B-uhr, se supone que no se llevaban en la muñeca, sino más bien atados a los muslos de los pilotos — o colgados del cuello.

Como relojes para uso militar, estos tamaños eran parte de una gama de especificaciones que buscaban características típicas incluyendo estricta legibilidad, durabilidad, precisión, y otros requisitos. Con pequeñas diferencias entre los lotes hechos a lo largo de los años, la mayoría presentaba el mismo bisel acanalado, manecillas estilo Breguet, y grandes diales negros mate con números legibles y una escala de 60 minutos en rojo en la periferia. En conjunto, los relojes Tensoku Seikosha tienen un aspecto único y sorprendente entre los relojes militares o de aviación comparables.

Se sabe que algunos ejemplos del reloj Tensoku eran accionados por los movimientos de las manos, en su mayoría distinguidos por el número de rubíes que utilizaban (15, y más tarde, los más simples pero más robustos de nueve rubíes). La forma de "cebolla" de gran tamaño de las perillas era grande con el fin de seguir siendo utilizable, mientras se llevaban los gruesos guantes necesarios en las cabinas sin calefacción de los aviones de la época.

Hoy en día, Seiko se ha desarrollado extraordinariamente para convertirse en le complejo relojero preeminente de Japón y una de las marcas de relojería más respetados en el mundo, con un desarrollo creciente como el de pocos otros. Muchos entusiastas de la relojería saben que la historia de Seiko se remonta a finales de 1800, pero la mayoría de la atención y el entusiasmo por los modelos antiguos de hoy no se ve mucho más atrás que los de la década de 1960 y 1970. relojes Como el Tensoku revelan otro aspecto y el contexto más profundo de la marca moderna que muchas personas conocen muy bien.

Gear Patrol: This Is the Seiko Watch Made for Japanese Pilots During WWII

Libros

Temas relacionados