El Imperial War Museum exhibe réplica del radar H2S de 1943

por Admin el 30 Marzo, 2019

en Otros temas

Pregúntele a un lego en tecnología desarrollada durante la Segunda Guerra Mundial y es probable que reciba respuestas en referencia a la invención de la bomba atómica, cohetes de largo alcance, o tal vez máquinas encriptadoras. Irónicamente, el radar es a menudo olvidado, a pesar de que tuvo un impacto dramático y directo en el combate aéreo durante la guerra y siendo una parte mucho más importante de la vida  moderna que, digamos, las bombas atómicas o los cohetes.

Un equipo de Duxford Radio Trust en el Imperial War Museum está ofreciendo a los visitantes una experiencia práctica del radar de la Segunda Guerra Mundial, dándoles una vista de las imágenes de la pantalla del radar como era vista por el navegante de un bombardero Lancaster. Gracias a los increíbles exploradores de la tecnología, los visitantes pueden operar las tenues pantallas del influyente sistema de radar británico H2S en un vuelo simulado.

El H2S fue el primer radar de exploración de tierra montado en un avión e hizo posible bombardear objetivos de largo alcance durante la noche y en mal tiempo a partir de 1943. Como pieza de tecnología de primera generación, tenía una serie de peculiaridades interesantes, como una zona circular en blanco en el centro de su pantalla, con cuyo radio reflejaba la altitud a la que volaba el avión sobre el suelo. El operador tenía que ajustar manualmente un dial de compensación de altitud para eliminar esa zona.

La forma más directa de garantizar que los visitantes tengan una experiencia auténtica sería utilizar un indicador H2S original. Desafortunadamente, mientras que el Imperial War Museum tiene una exhibición original en su colección, es ilegal modificarla de cualquier forma. Sin embargo, "teníamos suministros de los viejos tubos de rayos catódicos", explica John Moore, el jefe técnico del proyecto H2S, junto con "un contenedor lleno" de tubos de rayos catódicos. "Así que construimos circuitos modernos alrededor de los viejos tubos [de rayos catódicos], pero hasta donde pudimos utilizando el método original de hacer todo. Lo cual fue muy divertido.”

Debido a que la exposición estática, basada en tierra no tendría ningún radar real conectado, Moore trabajó en una manera de alimentar a la pantalla con una señal simulada que imita lo que un navegante habría visto mientras volaba sobre el terreno real. Moore tomó una imagen satelital en escala en grises de 4096 × 4096 centrada en el Canal de la Mancha, y escribió un programa que se ejecuta en un computador portátil que utiliza la imagen para generar 670 trazos radiales para cualquier posición y Altitud. Si bien el uso de una imagen de satélite bidimensional no duplica fenómenos tales como las sombras de radar producidas por las montañas, sí produce resultados plausibles para el terreno relativamente plano que rodea el Canal de la Mancha. Los rastros digitales de radar de la computadora portátil se introducen en un generador de forma de onda de radar a través de un enlace USB. Este generador a su vez añade un poco de ruido simulado y alimenta una señal analógica en la pantalla del H2S.

El software de la computadora portátil funciona bajo el sistema viejo operativo Windows XP debido al chip FPGA en el corazón del generador de formas de onda. Se seleccionó un viejo chip FPGA de montura superficial de 208 pines, ya que los chips actuales usan un  arreglo que es poco práctico para soldar a mano. Afortunadamente, Moore había utilizado ese chip antes en su carrera como ingeniero y tenía algunos controladores de código y dispositivo que podrían ser reutilizados para el simulador. Pero el diseño requería un chip de comunicaciones USB más antiguo que usaba un controlador no disponible en versiones más recientes de Windows.

La configuración resultante es tan fiel al original que muchos visitantes encuentran la pantalla —destinada a ser usada en las entrañas oscuras de un bombardero— pero difícil de ver bajo las brillantes luces del museo, por lo que se añadió una capucha removible con una cámara web. Esto permite que la pantalla se proyecte en una pantalla más brillante. La construcción de la réplica del simulador le ha significado a Moore un gran aprecio por los creadores originales del H2S: "nos ha tomado cerca de dos años para desarrollar [la réplica] – más tiempo que a los chicos que realmente desarrollaron [el H2S] desde cero en ese momento. Dios, esos tipos eran listos.”

Spectrum-IEEE: The Imperial War Museum Replicates a WWII Bomber’s H2S Radar Display

Artículo anterior: