Préstamos y Arriendos ayudó a ganar la guerra, pero no en el Frente del Este

Publicidad

Por Robert Beckhusen – National Interest – Alrededor del 80% de los más de cinco millones de muertes de militares alemanes en la Segunda Guerra Mundial se produjeron en el Frente del Este. Este terrible conflicto con el Ejército Rojo consumió grandes cantidades de hombres y material hasta que los soviéticos decisivamente terminaron la guerra capturando Berlín en Mayo de 1945.

Durante ese tiempo, el Ejército Rojo sufrió una transformación radical, después de haber sido diezmado por las purgas de Stalin antes de que las fuerzas alemanas invadieran la URSS el 22 de junio de 1941, infligiendo horrendas pérdidas.

Pero a medida que la guerra avanzaba, los dos bandos intercambiaron efectivamente posiciones, cuando el Ejército Rojo perfeccionó una doctrina mecanizada de "batalla profunda" que se asemejaba más a las anteriores tácticas alemanas — justo cuando el ejército alemán cayó en desorden mientras las bajas cobraban su peaje.

Mientras tanto, los Aliados occidentales proporcionaron enormes cantidades de suministros y otras ayudas bajo la política de Préstamos y Arriendos. Los Estados Unidos y el Reino Unido suministraron más de 21 millones de toneladas de ayuda a la Unión Soviética durante la guerra, incluyendo miles de tanques y aviones.

Publicidad

Pero la cuestión de cuánto esta ayuda afectó el resultado de la guerra se convertiría no sólo en importante para los historiadores, sino en una cuestión de orgullo nacional, ya que la Unión Soviética pasó a disminuir el papel de los Préstamos y Arriendos como ayuda para cambiar la marea de la batalla. Los historiadores occidentales, quizás por razones similares, exagerarían el papel de la ayuda en la victoria soviética.

La realidad fue un poco más compleja — y tal vez no concluyente. Lo más probable es que los soviéticos hubieran ganado independientemente de esa ayuda, ya que para los alemanes en el Frente del Este era imposible de ganar, después de la Batalla de Stalingrado, antes de que la mayor parte de la ayuda a la URSS llegara. Pero Préstamos y Arriendos ciertamente también ayudó a acortar la guerra y salvó vidas.

Blindados

Los Aliados suministraron más de 12.000 tanques a la Unión Soviética. Más de 5.000 procedieron del Reino Unido y Canadá e incluían los tanques Valentine, Churchill y Matilda. Los Estados Unidos, por su parte, suministraron cerca de 1.400 tanques M3 Lee y más de 4.000 Shermans M4.

Aunque esa era una cantidad considerable, estos números fueron pequeños en comparación con las decenas de miles de tanques T-34s — el principal del Ejército Rojo- producidos durante el conflicto. El T-34 contaba con un blindaje superior, mayor maniobrabilidad y más potencia de fuego.

Los tanques británicos, que habían sido suministrados al comenzar la guerra, fueron particularmente útiles en 1941 y 1942, el período más decisivo de la guerra. Pero a los tanquistas soviéticos no les gustaban las máquinas británicas, especialmente las primeras generaciones de Valentines y Matildas, que tenían torretas estrechas y cañones de poca calibre.

Sin duda, esos tanques eran mejores que nada, pero eran superados en combate directo contra los últimos Panzers alemanes que luego salieron de las fábricas del Tercer Reich. David Glantz, un historiador y autor de "When Titans Clashed: How the Red Army Stopped Hitler", señaló que los tanquistas soviéticos preferían los tanques estadounidenses a los británicos, pero preferían los soviéticos sobre todo.

"[Las estrechas orugas del Sherman] lo hicieron mucho menos móvil en el fango que sus contrapartes alemanas y soviéticas y consumían grandes cantidades de combustible", escribió Glantz. "De hecho, los planificadores de Armas del Ejército de los Estados Unidos habían estandarizado esa anchura de orugas al principio de la guerra para asegurar que los Shermans encajarán en los transportes oceánicos y a través de los equipos de transición existentes en los Estados Unidos, dos consideraciones que no significaron nada para los soviéticos.”

Lo cual es algo irónico. La anchura de la banda de rodadura estandarizada del Sherman, que a los soviéticos no les gustaba, ayudó a llevar los tanques de los Estados Unidos a la Unión Soviética en primer lugar.

Aviones

La Unión Soviética y los Aliados occidentales tomaron diferentes enfoques en cuanto al poder aéreo durante la Segunda Guerra Mundial. En el oeste, los defensores de los bombardeos estratégicos y los interceptores ganaron y resultaron en armas aéreas que estaban bien equipadas para golpear profundamente en Alemania.

La Unión Soviética tenía diferentes prioridades y prefería aviones de ataque al suelo para destruir objetivos en el campo de batalla. El Ilyushin Il-2 de ataque al suelo encarnaba este concepto diferente – y los soviéticos produjeron más de 36.000 de ellos durante la guerra, más que cualquier otro avión militar en la historia.

Los soviéticos estaban muy decepcionados de los 4,700 P-39 Airacobra de EE.UU. -aunque eran eficaces- y de los 3,000 Hawker Hurricanes que los británicos suministrados bajo Préstamos y Arrendamientos. Mucho más importantes fueron los miles de aviones de transporte occidentales que reforzaron la columna vertebral logística del Ejército Rojo, y los bombarderos ligeros A-20 Havoc, que contribuyeron en las maniobras ofensivas soviéticas.

El resto

La parte más significativa de Préstamos y Arriendos era menos obvio. Los cientos de miles de camiones entregados permitieron al Ejército Rojo mecanizarse, ayudándole a profundizar y capitalizar los avances de los blindados a través de líneas alemanas, aumentando las pérdidas de El Eje y acelerando el ritmo de la guerra.

Este fue el sistema circulatorio de la doctrina de la "batalla profunda" y fue clave para la eventual victoria Soviética. Sin camiones, miles, si no millones de soldados soviéticos más podrían haber perdido la vida en ataques a las líneas alemanas bien preparadas, ya que los alemanes habrían tenido más tiempo para replegarse y tomar posiciones favorables.

Con el transporte de unidades en camiones, los soviéticos podían seguir presionando a los ejércitos alemanes, manteniéndolos fuera de balance, todo el camino de vuelta a Berlín.

Los Aliados también suministraron grandes cantidades de combustible, ropa, ametralladoras, municiones, metales, radios y equipo industrial, todo lo cual suavizó el impacto de la guerra a la base industrial y agrícola de la URSS.

"Sin el sistema de Préstamos y Arriendos… la economía Soviética habría sido una aún más pesada carga para mantener el esfuerzo de guerra", señaló Glantz.

Pero es poco probable que la ayuda convirtiera la guerra enteramente a favor de la Unión Soviética, ya que el ejército alemán estaba sobrecargado incluso durante la invasión de 1941. Esa vulnerabilidad fue expuesta terriblemente durante la contraofensiva de Moscú del Ejército Rojo de 1941-1942, y es poco probable que Alemania hubiera ganado la guerra incluso si hubiera capturado Moscú. Y eso fue cuando Préstamos y Arriendos apenas comenzaba.

Pero Préstamos y Arriendos ciertamente ayudó de muchas maneras. "Si los Aliados Occidentales no hubieran proporcionado equipo e invadido el noroeste de Europa [enfatizamos], Stalin y sus comandantes podrían haber tardado entre doce y dieciocho meses más en acabar con la Wehrmacht", apuntó Glantz.

"El resultado probablemente habría sido el mismo, excepto que los soldados soviéticos habrían terminado en las playas del Atlántico en Francia en lugar de encontrarse con los Aliados en el Río Elba.”

National Interest: Lend-Lease Helped Win World War II, But Not On The Eastern Front

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados