Ocupación de Irán por la URSS y Gran Bretaña

por Admin el 19 Septiembre, 2018

en Operaciones

La incursión anglo-soviética en Irán, denominada Operación Countenance, tuvo lugar entre el 25 de agosto y el 17 de septiembre de 1941. Este hecho. todavía despierta un animado debate entre los historiadores: mientras que algunos de ellos afirman que la Unión Soviética y Gran Bretaña habían utilizado la Segunda Guerra Mundial como una excusa para ocupar el país, otros insisten en que el envío de tropas a Irán estaba totalmente justificado.

El diario Sputnik se puso en contacto con Nikolai Kozhanov, profesor de economía política de Oriente Medio en la Facultad de Economía de la Universidad Estatal de San Petersburgo para indagar si las acciones de las fuerzas Aliadas en Irán eran legítimas y qué objetivos perseguían el Reino Unido y la URSS en la región.

El Gran Juego y los yacimientos petrolíferos de Irán

Según el académico, desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, tanto la URSS como el Imperio Británico estaban interesados en ejercer una presión conjunta sobre Irán. Sin embargo, la Unión Soviética y el Reino Unido buscaban diferentes objetivos en la región.

"La tarea principal de la URSS era organizar la entrega de ayuda militar a sus aliados [a través del corredor persa]", explicó Kozhin. "La URSS y Gran Bretaña habían comenzado las negociaciones desde el comienzo de la guerra. Debemos dar crédito a la diplomacia soviética: Moscú trató, hasta el último momento, de convencer a Irán de permitir que los convoyes militares pasaran por su territorio, esto es, hasta mediados de agosto [1941]."

Kozhinov señaló que había otra razón para la decisión de la URSS de intervenir: Moscú sabía que Londres podría desplegar sus fuerzas militares en la región unilateralmente y trató de evitar que el Reino Unido ganara el control sobre Irán. La Unión Soviética consideraba que el Estado Imperial de Irán estaba dentro de su esfera de influencia en el Medio Oriente, dijo.

"Por lo tanto, la Unión Soviética tenía dos motivos: el programa de Préstamos y ARRIENDOS Y la tradicional confrontación con gran Bretaña", destacó el académico. "De hecho, fue sólo un episodio del Gran Juego", dijo, refiriéndose a la lucha del siglo XIX entre el Imperio Británico y el Imperio Ruso por el control del sur de Asia.

En cuanto al Reino Unido, su objetivo principal era garantizar el control de las reservas iraníes de petróleo, señaló Kozhinov.

La rápida ofensiva de la Wehrmacht sobre la Unión Soviética provocó el temor entre los británicos de que Alemania pronto podría llegar a los yacimientos petrolíferos del sur de Irán -una de las principales fuentes de crudo para todo el Imperio británico.

"La invasión de [Irán] por las tropas británicas no tenía como objetivo ayudar a la Unión Soviética en primer lugar", explicó el profesor. "De hecho, los británicos retrasaron la entrega de suministros a la URSS hasta el último momento y no permitieron que se realizaran de una sola vez: ellos dilataron las entregas, esperando a ver cómo terminaría la confrontación soviético-alemana en los primeros meses de la guerra."

¿Hubo alguna base legal para el despliegue?

La iniciativa de desplegar tropas en Irán vino del Reino Unido, no de la URSS, subrayó Kozhinov. La dirección soviética retrasó la intervención, celebrando negociaciones sobre el paso seguro de convoyes militares a través del territorio de Irán con el Shah. Sólo cuando Reza Shah Pahlavi anunció que no permitiría el tránsito de equipos militares a través del país, la Unión Soviética recurrió a la introducción de tropas.

Sin embargo, el despliegue del personal militar soviético en Irán se llevó a cabo bajo el Tratado de Amistad Ruso-Persa, firmado el 26 de febrero de 1921.

"Desde el punto de vista moral, las acciones tanto de Gran Bretaña como de la Unión Soviética fueron, de hecho, medidas para apoderarse y ocupar a un país vecino", dijo Kozhinov. "Sin embargo, si se hace un enfoque más equilibrado y con cabeza fría, uno debe admitir que la Unión Soviética tenía motivos legales para la incursión de sus tropas. Estaba el tratado de 1921, cuyos párrafos 5 y 6 implicaban que en el caso de una amenaza a su seguridad, que emana del territorio de ese país, la URSS podría desplegar sus tropas en territorio iraní."

En esta foto de archivo del 13 de diciembre de 1951, multitudes de partidarios del primer ministro Mossadegh se reúnen en torno a un enorme retrato del iraní Mullah Kashani, uno de los poderosos partidarios del régimen de Mossadegh, en Teherán. Una vez borrada de su historia oficial, los documentos que delinean el golpe de Estado de 1953 en Irán, respaldado por Estados Unidos, han sido publicados silenciosamente por el Departamento de Estado,  en junio en el 2017, ofreciendo un nuevo vistazo a una operación que finalmente empujó al país hacia su revolución islámica de 1979 y la hostilidad contra Occidente.

Por otra parte, él cree que la amenaza alemana a la URSS desde el territorio de Irán fue exagerada: si uno echa un vistazo a los documentos del Ministerio de Relaciones Exteriores Soviético, uno vería que en ese momento, el Kremlin estaba mucho más preocupado por el peligro que significaban los británicos o los azeríes y los grupos nacionalistas armenios en la región, dijo.

Kozhinov recordó que los operadores alemanes estaban muy activos en Afganistán. Sin embargo, este problema fue resuelto con éxito a través de una operación militar limitada, dijo, subrayando que en contraste, para hacer frente a una amenaza menor, la URSS y Gran Bretaña enviaron conjuntamente tres ejércitos soviéticos y un cuerpo militar británico al territorio iraní.

Mientras que la URSS tenía la base legal para la introducción de tropas, la ocupación británica de Irán era un arreglo de-facto, subrayó el académico.

"En realidad fue una ocupación por parte [del Reino Unido]", explicó el profesor. "No tenían ningún acuerdo [con Irán]. Las tropas fueron desplegadas bajo el pretexto de las preocupaciones británicas sobre las acciones de los agentes alemanes."

Se refirió al hecho de que los británicos presentaron un ultimátum a Teherán, alegando que los ciudadanos alemanes habían estado llevando a cabo actividades que apuntaban a los intereses de las fuerzas Aliadas en Irán y exigían que todos los ciudadanos alemanes fueran inmediatamente expulsados del país.

"Los documentos que tenemos en nuestro poder indican que en el último momento, Irán estuvo a punto de llegar a un acuerdo [para satisfacer sus demandas], pero nadie escuchó", subrayó el académico. "Las tropas estaban desplegadas y listas para la operación. Los británicos estaban listos para [poner sus tropas allí] antes que lo hiciera la Unión Soviética."

Sputnik: Operation Countenance: The UK de Facto Occupied Iran in 1941 – Academic

Exordio: Operación Countenance (25-8-1941)

Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*