Los renos rusos en combate en Finlandia

Por Blake Stilwell – En la Batalla de Krojanty en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial, la caballería polaca realizó una carga de caballería contra una unidad de infantería mecanizada alemana, obligándolos a dispersarse y permitiendo una retirada ordenada de otras unidades polacas en la zona. Fue una de las últimas cargas de caballería, y quizás la última que tuvo alguna utilidad. Pero la caballería todavía estaba muy presente en los planes de guerra soviéticos, especialmente en la lucha que el Ejército Rojo tuvo que enfrentar en Finlandia.

Cualquiera que haya visto a un reno en vivo, especialmente al aire libre, sabe lo grande e intimidante que pueden ser esas criaturas. Pero, imagina cuánto más grande e intimidante podría ser un reno gigante mientras atacaba al galope -algún líder soviético lo hizo. Y la URSS imaginó lo útil que podría ser el reno en las profundas nieves de Finlandia.

“Pregunten a cualquier local”, le dijo un granjero de renos a la BBC, “y él les dirá que un árbol es el lugar inmediato para esconderse cuando se enfrentan a un reno enojado.”

Cerca de Nizhny Novgorod, los soviéticos comenzaron una granja para domesticar renos para ese propósito. Pero pronto se dieron cuenta – que como hizo Carlos XI de Suecia – los renos no son grandes amigos de los disparos. Tienden a correr en dirección contraria.

Pero el reno había sido utilizado durante siglos en Escandinavia como animales de transporte. Después de todo, los caballos no eran nativos de la región, pero sí los renos. Sin embargo, estos animales demostraron ser demasiado trabajosos para el ejército sueco. Además, los renos son más susceptibles a adquirir enfermedades y son más difíciles en cuanto a la alimentación se refiere, por ejemplo.

Los soviéticos decidieron que los renos que intentaron domesticar para obtener la leche servirían mejor para otro propósito, usándolos como transporte y animales de carga. Incluso pensaron que el reno podría ser utilizado como un animal de carne -después de todo, gran parte de la población soviética estaba padeciendo de hambre. El esfuerzo para entrenarlos para producir leche fue relativamente exitoso, pero el esfuerzo para usarlos para la carne no lo fue. Así como los renos son demasiado inteligentes para correr hacia los disparos, también son demasiado inteligentes para dejarse llevar al matadero.

We Are The Mighty: The Soviet Moose Cavalry almost rode into World War II

Libros

Temas relacionados