Veterano de raza negra al que por racismo le negaron el Corazón Púrpura lo recibe a los 99 años

Publicidad

Durante casi ocho décadas, por heridas en la Batalla de Normandía, no le reconocieron el merecimiento al ex Soldado del Ejército de Estados Unidos, Osceola “Ozzie” Fletcher.

Poco después del Día D en 1944, Fletcher estaba en la parte trasera de un vehículo entregando suministros a las tropas aliadas que estaban frente a la costa de Francia cuando él y sus compañeros de servicio fueron alcanzados por un proyectil alemán. El conductor murió y Fletcher quedó con una gran herida en la cabeza.

La herida de Fletcher en ese incidente y en otros casos similares, deberían haberle merecido un Corazón Púrpura. Pero como fue el caso de muchos otros estadounidenses negros en el ejército, se le negó el honor debido al racismo.

La semana pasada, 77 años después del hecho y a la edad de 99 años, Fletcher finalmente recibió el Corazón Púrpura.

Publicidad

“El problema era que los soldados negros fueron considerados lesionados y una lesión no se consideró merecedora del Corazón Púrpura”, dijo a CNN la hija de Fletcher, Jacqueline Streets. “Los soldados blancos siempre fueron considerados heridos.”

Generalmente, para que una herida cumpla con los criterios del Corazón Púrpura, debe haber sido resultado de un acto enemigo u hostil o de fuego amigo, debe requerir tratamiento por parte de un oficial médico y el hecho debe estar documentado en el registro médico del soldado. Pero Streets dijo que su padre sabía que no habría registros médicos por su herida porque nunca fue hospitalizado — “Siempre era solo cuestión de remendarlos y enviarlos de vuelta” a los soldados negros.

En una ceremonia el 18 de junio en Fort Hamilton, Brooklyn, oficiales del Ejército y otros jefes elogiaron a Fletcher por su servicio y reconocieron que lo que soportó fue una injusticia.

“Hoy, rendimos tributo largamente esperado por los sacrificios que hizo por nuestra nación y por la gente libre en todas partes”, dijo el Jefe del Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos, el General James McConville, en el evento del 18 de junio, según el New York Daily News.

Fletcher, sentado en su silla de ruedas mientras estaba vestido con uniforme militar, comentó: “Ya era hora.”

Que Fletcher consiguiera el reconocimiento fue una batalla en sí misma, dijo Streets.

Durante décadas, dijo que su padre rara vez habló de su servicio en la Segunda Guerra Mundial. A su regreso a los Estados Unidos, pasó a trabajar como maestro de escuela secundaria, como sargento del Departamento de Policía de Nueva York y como especialista en relaciones comunitarias en la oficina del fiscal del distrito de Brooklyn.

Fletcher comenzó a hablar más sobre su tiempo en la guerra hace unos 20 años, dijo Streets. Pero fue un viaje a Normandía hace varios años lo que finalmente le hizo querer hablar.

“Realmente el viaje lo impulsó a que fuera escuchado”, dijo Streets. “Quería que se supiera la verdad. Quería ser validado y reconocido.”

Fletcher le contó a su familia sobre el prejuicio que él y otros soldados negros enfrentaron a manos de sus homólogos blancos, y sobre cómo nunca obtuvo el Corazón Púrpura. En ese momento, sin embargo, Streets dijo que ella y su familia pensaban que no había nada que pudieran hacer al respecto.

Después de conversaciones con otros familiares, Streets comenzó el proceso de tratar de ayudar a su padre a obtener el Corazón Púrpura que nunca recibió, un esfuerzo en el que estaría involucrada durante unos siete años. Sin embargo, dice que no vio mucho éxito hasta que un grupo de cineastas detrás del documental “Sixth of June” leyó sobre la historia de su padre y se involucró.

En abril de este año, el Ejército de los Estados Unidos anunció que Fletcher, junto con el ex suboficial Johnnie Jones, finalmente recibirían los Corazones Púrpura que se habían ganado hace tanto tiempo.

Los oficiales del Ejército pudieron verificar sus historias sobre la base de los testimonios de los dos hombres, datos históricos y otras fuentes.

“Estos hombres tienen las cicatrices y las historias que son difíciles de ignorar”, dijo el Teniente Coronel Scott Johnson, jefe de premios y condecoraciones del Comando de Recursos Humanos del Ejército, en un comunicado de prensa.

Cuando Streets le dio la noticia a su padre, ella le preguntó cómo se sentía al recibir finalmente el honor por el que había estado luchando todos estos años. “Bien,” contestó simplemente.

Fue una respuesta típica de su padre, que no suele ser uno que haga grandes demostraciones de emoción, dijo Streets. Pero sabe que para él significaba mucho. “Lo triste es que hay muchos más que tienen la misma historia y nunca fueron reconocidos”, dijo Streets.

KCRA-3: A Black WWII veteran who was denied the Purple Heart due to racism finally receives the honor at 99

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados