Un hombre solo ha encontrado 22 aviones derribados de la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 4 Febrero, 2019

en Biografías

Por Derek Staahl – Un auto-financiado explorador de Arizona ha encontrado cerca de dos docenas de aviones caídos de la Segunda Guerra Mundial, ayudando a dar cuenta de los restos de 193 bajas estadounidenses que han estado desaparecidos desde la Segunda Guerra Mundial en los Himalayas orientales.

Clayton Kuhles de Prescott, Arizona, ha estado buscando restos de aviones desaparecidos cerca de las fronteras de China, Birmania (hoy Myanmar) y la India desde 2002. El montañero de 65 años de edad penetra a través de las espesas selvas y cumbres de los picos himalayos con un equipo de porteadores con la esperanza de recuperar a los aviadores estadounidenses caídos para regresarlos a casa para un entierro adecuado.

Ha encontrado e identificado con éxito 22 accidentes de avión de la Segunda Guerra Mundial.

El mes pasado, el teniente primero Allen R. Turner fue enterrado gracias a ser descubierto por Kuhles. Turner fue el piloto de un avión C-109 que se estrelló el 17 de julio de 1945.

blackies-gangEn noviembre, los familiares pudieron enterrar en Wisconsin a otro aviador de ese accidente, el ingeniero de vuelo Joseph I. Natvik. Un tercer piloto, el teniente Frederick W. Langhorst, fue identificado positivamente a través de ADN y enterrado en 2016.

Kuhles fue invitado a hablar hace varios años en el entierro de un aviador oriundo de Petaluma, California, hombre del aire que él encontró y lo llamó "la experiencia más emocionalmente poderosa de mi vida".

"He escalado montañas. He visto gente morir delante de mí. Casi he muerto un montón de veces. Esa experiencia en Petaluma, conectando a esa familia… hasta el día de hoy, fue la experiencia más emocionalmente poderosa de mi vida", dijo.

Pero el hombre de Prescott sigue tan comprometido como siempre en encontrar más aviadores desaparecidos. Más de 72.000 miembros del personal de los Estados Unidos muertos en la Segunda Guerra Mundial siguen desaparecidos hasta el día de hoy.

5c574aed49b83.image

Una vida cambiada en Hkakabo Razi

Kuhles dijo que creció como un ávido amante de las actividades al aire libre, y comenzó sus primeras escaladas cuando era niño en viajes de verano en Colorado. Comenzó a realizar importantes expediciones de montañismo en la década de 1970, escalando picos en Nepal, Tíbet, América del Sur y la Antártida.

Mientras escalaba el pico más alto del sudeste asiático en 2002, escuchó una conversación entre porteadores de Kachin sobre un accidente aéreo que cambió su vida.

Después de la escalar Hkakabo Razi, decidió contratar a un equipo de lugareños y buscar el lugar del siniestro. Lo encontraron después de un viaje de tres días a través de la selva, a través de ríos, y finalmente hasta las laderas de una montaña.

Después, Kuhles comenzó a investigar la historia de la Segunda Guerra Mundial y habló en reuniones con varios veteranos.

"Sé que esto suena cursi, pero me recordaron a mi padre. Mi papá era electricista de la Marina en Norfolk En la Segunda Guerra Mundial", dijo.

La Ruta De Aluminio

El avión derribado que Kuhles encontró fue uno de los 600 que se estrellaron a lo largo de lo que se conoce como "la ruta de la Joroba." La ruta fue una peligrosa misión de transporte aéreo sobre los Himalayas que los pilotos estadounidenses volaron para abastecer a los chinos en su lucha contra los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

La mayoría de los aviones fueron derribados por una severas nevadas o turbulencias en medio de un clima notoriamente malo y por las duras condiciones de vuelo.

El historiador David Sears dijo que la ruta era tan peligrosa que se ganó otro apodo: La Ruta de Aluminio.

"Se le llamó La Ruta de Aluminio porque cuando volaban sobre los Himalayas en las rutas que estos aviones cubrían, ocurrieron tantos accidentes, que se podían ver las alas, los fuselajes y las piezas de la cola y otros desechos reflejando la luz del sol", dijo.

"Los siniestros están allí para ser recuperados.”

En su casa en Pensacola, Florida, Ellen Vinson guarda una carpeta llena de recuerdos de un hombre que nunca conoció.

"Era el novio de mi madre en el Estado de Ohio", dijo, hojeando fotos en blanco y negro de su madre y el capitán John Porter.

Porter fue el primer esposo de su madre. "Se casaron tres días después de Pearl Harbor", dijo.

Porter ganó fama durante la guerra por comandar el primer grupo militar de búsqueda y rescate aéreo, y se le atribuye haber salvado a 127 personas. Pero el 10 de diciembre de 1943, en su segundo aniversario de bodas, Porter resultó muerto cuando su avión fue derribado.

Kuhles encontró los restos del avión de Porter en 2011, pero el gobierno todavía tiene que excavar el lugar del accidente y recuperar los restos.

"Nuestro gobierno no tiene que explorar y buscar el lugar del accidente. Sabemos la ubicación exacta por el GPS. Lo sabemos desde hace años, tenemos fotografías. Tenemos todo lo que necesitan para hacerlo", dijo Vinson.

En diciembre, la junta que lleva las estadísticas de los prisioneros de guerra y desaparecidos en acción (DPAA) dijo que tiene tres equipos trabajando activamente en la región para recuperar los restos, pero todavía hay cientos de restos no descubiertos. Kuhles dijo que la mayoría de los accidentes que ha encontrado aún no han sido excavados por el gobierno.

DPAA dijo que sus esfuerzos en la zona se ven obstaculizados por el terreno" agreste, remoto y peligroso" y el "alto costo del despliegue de los equipos."

Sears, el historiador, dijo que puede haber otra razón: la apatía del tiempo.

"Vietnam es un conflicto cercano en el tiempo, por lo que hay más defensa política para tener esos restos regresados a los Estados Unidos", dijo.

Kuhles dijo que está planeando dos expediciones más este año para buscar siniestros y más restos.

Dijo que sus viajes son casi totalmente autofinanciados, pero ha estructurado su organización de búsqueda de un solo hombre como una ONG llamada MIA Recoveries con la esperanza de atraer donantes.

Con más fondos, dijo que puede montar expediciones más extensas, y está seguro de que puede encontrar más restos de accidentes. "Sin duda alguna", dijo.

Vinson dijo: "Ellos hicieron el último sacrificio por nuestro país. Lo menos que podemos hacer es traerlos de regreso a casa.”

az Family: How an Arizona man found 22 plane crashes missing since WWII

Artículo anterior:

Siguiente artículo: