4 rituales superticiosos de los pilotos rusos durante la Segunda Guerra Mundial

Publicidad

RBTH – Muchos pilotos en el mundo tienen supersticiones y para protegerse cargan amuletos. Los pilotos soviéticos también tenían los suyos durante la Segunda Guerra Mundial.

1. No afeitarse antes de ir al combate

Todos los días, durante la guerra, los pilotos militares miraban a la muerte a los ojos, pero creían que estaban a salvo, siempre y cuando se abstuvieran de afeitarse antes de salir a combatir. Esta era una de las reglas más estrictamente observadas entre los pilotos soviéticos, que a veces podían afeitarse en la víspera de una misión, pero nunca el mismo día antes de un vuelo.

“Nos despertamos por la mañana antes del amanecer, unas horas antes de que tuviéramos que presentarnos en el puesto de control del escuadrón. Nos lavábamos la cara, pero nunca nos afeitábamos, solo nos afeitábamos por la noche. Una vez, mientras Petya Govorov se afeitaba durante el día después de que se apagaran las luces, de repente se disparó una alarma. Ni siquiera tuvo tiempo de terminar de afeitarse, sólo para limpiarse la espuma de la cara con una toalla. No regresó… Así que afeitarse antes de partir es una mala señal”, dijo el as retirado Yuri Khukhrikov, que pertenecía al 566º Regimiento de Caza.

Publicidad

Los pilotos modernos y cosmonautas también se abstienen de afeitarse antes de los vuelos, así como de dar entrevistas, aceptar flores y posar para fotografías.

2. llevar un amuleto secreto

El más pequeño de los amuletos podía evitar la muerte segura de un piloto, siempre y cuando lo llevara consigo, creían los ases soviéticos que lucharon en la guerra contra los alemanes. Todos los ases guardaban diferentes amuletos que parecían objetos insignificantes a primera vista, pero que significaban una cuestión de vida o muerte para sus dueños.

“Kolya Pribylov un piloto dotado de Dios llevaba el mismo uniforme de invierno durante todo el año. Incluso en verano! Le dijeron: ‘¡cámbialo, quedarás Agotado!- ¡No! Este uniforme es una suerte, no me derribarán si lo uso”, dijo Grigory Cherkashin del 672º Regimiento de Aviación de asalto.

Otros pilotos solían guardar pitilleras, relojes de la suerte e incluso iconos cristianos ortodoxos, a pesar de la antipatía social general que había contra la religión durante la época soviética.

Una parte importante de la superstición del amuleto era mantenerlo oculto a los compañeros pilotos, ya que podría perder sus propiedades “mágicas” si se mostraban muy abiertamente.

3. Números fatídicos

Los pilotos soviéticos creían en la magia de los números y temían a algunos. Se creía ampliamente que los números 3, 4, 33 y 44 eran de mala suerte y por lo tanto, los vuelos relacionados con estos números se consideraban los más riesgosos con mayores posibilidades de ser derribados.

En consecuencia, cuando llegó el momento de los siniestros vuelos numerados, los ases soviéticos trataron de hacer todo lo posible para completar la misión lo más rápido posible y regresar rápidamente a la base.

4. Engañar a la muerte intercambiando objetos personales

Creyendo que era posible engañar a la muerte, los pilotos soviéticos practicaban el intercambio de objetos personales con compañeros ases. Creían que el intercambio podría confundir y desviar a la muerte que podría estar viniendo tras sus dueños.

Los pilotos intercambiaron pequeños amuletos y a veces, prendas de vestir, con la esperanza de que ninguno de los dos participantes del ritual supersticioso murieran en una misión.

Big News Network: 4 superstitious rituals that protected Soviet aces during WWII

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados