Soldado Edward Slovik: Ejecutado en 1945 por desertor

En enero de 1945, en Estados Unidos por primera vez después de la guerra civil, fue ejecutado por deserción el soldado Edward Slovik.  El hecho, que en su momento no tuvo mayor cobertura periodística, quedó un tanto en el olvido.

Lo cierto es que el fusilamiento de Slovik no fue el único en el ejército de de ese país, durante la Segunda Guerra Mundial, pues hubo otros soldados ejecutados por cometer diversos crímenes mientras prestaban servicio en Europa, sin embargo en estos casos se trataba de asesinatos o violaciones, pero no por deserción.

Lo particular en el caso de Edward Slovik fue que él mismo confesó su falta por escrito y no quiso retractarse, pese a que varios oficiales le ofrecieron la oportunidad de destruir su declaración escrita y reincorporarse a su unidad, garantizándole que el hecho no aparecería en su hoja de servicios.  Esta opción era muy importante pues el número de deserciones estaba incrementándose, en momentos en que la contraofensiva alemana en las Ardenas se desarrollaba en medio de un crudo invierno.

Durante la guerra otros 49 soldados estadounidenses fueron sentenciados a muerte por deserción, no obstante dichas sentencias fueron suspendidas por diversos motivos incluyendo apelaciones.  Por su parte, Slovik también apeló en último momento, pero el General Eisenhower le negó la clemencia y la sentencia se cumplió.  Obviamente Slovik era convicto y confeso y además nunca quiso aceptar la oportunidad que le dieron para enmendar su falta.

La ejecución de Slovik volvió a ser puesta en el tapete cuando en 1954 William Bradford Huie publicó su libro sobre la ejecución, por supuesto ante el desagrado del Pentágono, que no pudo impedir su publicación.

A Slovik se le presenta como un personaje honesto que no deseaba ir a la guerra sino que anhelaba regresar al lado de su esposa.  Su pasado delictivo más la reiterada confesión jugaba en su contra, recibió la oportunidad de enmendar su error, regresar a su unidad y olvidar el asunto, pero no lo aceptó.  Las Fuerzas Armadas estadounidenses, en un momento crucial de la guerra en Europa, consideraron que era necesario sentar un precedente.

En 1960 Frank Sinatra tuvo la intención de hacer una versión cinematográfica pero la intervención de Joseph Kennedy lo obligó a cancelarla.

Finalmente, basándose en el libro, Lamont Johnson dirigió la película que fue hecha para la televisión y que tuvo una buena audiencia.  Edward Slovik fue caracterizado por el actor Martin Sheen.

Exordio: El caso del Soldado Edward D. Slovik

Libro: La ejecución del soldado Slovik por William Bradford Huie

Libros

Temas relacionados