Recordando al Comandante Langsdorff del Graf Spee

Publicidad

El capitán Hans Langsdorff le salvó la vida a su tripulación de más de 1.000 hombres hundiendo su buque, el Graf Spee, en lugar de luchar una batalla sin esperanza en 1939. Su hija dice que es hora de honrar su valor moral.

El 17 de diciembre de 1939, el buque de guerra alemán Graf Spee, dañado en batalla, salió del puerto de Montevideo en el estuario del Río de la Plata para lo que se esperaba que fuera un enfrentamiento decisivo con la Marina Real británica.

Pero de repente, para asombro de los miles de espectadores que observaban desde los techos y frente al mar, Montevideo,  la capital uruguaya, fue sacudida por una serie de explosiones. Grandes llamaradas y una columna de humo enrojecieron el cielo durante la noche.

El orgulloso barco, que sólo cuatro días antes había dañado a tres buques de guerra británicos en la primera batalla naval de la Segunda Guerra Mundial antes de dirigirse al neutral puerto de Montevideo para su reparación, se había hundido en aguas poco profundas. Sus restos se quemaron durante tres días.

Publicidad

Su comandante, el Capitán Hans Langsdorff, creía que se enfrentaba más allá del horizonte a probabilidades imposibles contra una fuerza superior y desafió la orden de Hitler de luchar hasta el último hombre. Tres días después, se suicidó, disparándose en la cabeza en una habitación de un hotel de Buenos Aires. Estaba tendido sobre la bandera de batalla del Graf Spee.

Ochenta años después, su hija, Inge Nedden, de 82 años, está haciendo un llamado a Alemania para mostrar un mayor reconocimiento público de la acción de su padre que salvó a una tripulación de más de 1.000 hombres de una muerte casi segura. Ellos fueron internados en Argentina durante la guerra y muchos se establecieron allí después del conflicto.

Cada año, cientos de sus descendientes se reúnen ante su tumba para honrarlo en el Cementerio Nacional de Buenos Aires.

“El afecto, la gratitud y la confianza inquebrantable de muchos ex marinos del Spee en muchos encuentros a lo largo de los años me han hecho sentir orgullosa y me han alegrado el corazón por los muchos hombres salvados por mi padre”, dijo Nedden. “Así que espero que alguien encuentre una manera para que él sea honrado públicamente también.”

Héroe en el extranjero, ignorado en Alemania

Honrado en el extranjero, Langsdorff es ignorado en gran parte en Alemania, a pesar de que parece encarnar la moderna filosofía del ejército de alentar la responsabilidad personal y rechazar la obediencia ciega de la era del Nacionalsocialismo.

La ciudad canadiense de Ajax en 2007 le dedicó una calle — “Langsdorff Drive” – y la Royal Navy, que también se salvó de las bajas po su acción, lo homenajeará en una cena conmemorativa en su base en Portsmouth en diciembre.

En Alemania, sin embargo, no hay calles o plazas con su nombre y no ha habido una representación militar oficial ante su tumba.

La Comisión Alemana de Tumbas de Guerra no ha respondido a una petición de la familia de que empiece a cuidar su tumba, dijo Nedden y su marido Rüdiger en una declaración por correo electrónico.

Pero a medida que se acerca el 80º aniversario del drama, los políticos y Hans-Jürgen Kaack, el autor de una nueva biografía de Langsdorff que se publicará este mes, están apoyando el llamado de los Neddens para darle un mayor reconocimiento por sus acciones.

“Quiero que su comportamiento sea honrado, es una hazaña extraordinaria como soldado renunciar a una batalla para salvar vidas”, dijo Kaack, un oficial naval retirado.

Dijo que una mentalidad conservadora sigue arraigada en la Marina Alemana, y que había recibido cartas airadas de varios ex oficiales de la Marina en las últimas semanas.

Abochornante debate de la Marina moderna

“La gente está molesta conmigo por abordar algo que no se ha abordado en 80 años. Para la Marina, el deber de luchar sigue prevaleciendo y tengo la impresión de que sólo un pequeño número de oficiales tienen la sensación de que también puede y debe haber un juicio ético de tal enfoque.”

Jan Korte, un legislador del Partido de la oposición de izquierda, ha instado a la Ministra de Defensa Annegret Kramp-Karrenbauer a declarar su posición sobre el caso Langsdorff.

Dijo que era una contradicción que Alemania lo rechazara, mientras que honraba al Contralmirante Rolf Johannesson, quien firmó cinco sentencias de muerte contra miembros de la resistencia dos semanas antes del final de la guerra, con un busto que se encuentra en el Colegio de la Armada en Mürwik.

“Es revelador que personas como Langsdorff, que desde el principio rechazó la locura de la lucha hasta el final y salvó a muchas personas con sus acciones, sean vistos como un trapo sucio y otros que representan la tradición asesina de la Marina siguen siendo honrados”, dijo Korte.

Elogio pero no acción

El Ministerio de Defensa alemán, contactado por DW, colmó de elogios a Langsdorff y negó que los militares no lo honren, pero se abstuvo de prometer la posibilidad de un público reconocimiento.

Un portavoz dijo que Langsdorff había salvado muchas vidas e impedido que la tecnología moderna y secreta del barco caiga en manos de los británicos.

“En ese sentido, es un ejemplo histórico de virtud militar poco común en aquella época”, dijo el portavoz. “Esto es reconocido en el Bundeswehr y su ejemplo se utiliza en la escuela naval en Mürwik, en la enseñanza y la formación, para apoyar a los candidatos a oficiales jóvenes en su confrontación personal con las dimensiones políticas, jurídicas y éticas del servicio militar y naval.”

Trato humano de los presos

Kaack dijo que a Langsdorff se le había dado el mando del estratégico, fuertemente armado y bien blindado Graf Spee porque regularmente encabezaba el ranking de habilidades de la Marina.

Había ganado la Cruz de Hierro en la Primera Guerra Mundial cuando sus deberes incluían el mando de los dragaminas en el Mar del Norte.

Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, se ordenó al Graf Spee que interrumpiera el comercio británico y hundió nueve buques mercantes en el Atlántico Sur y el Océano Índico. Langsdorff ganó el respeto de las tripulaciones británicas por su trato humano a los prisioneros.

Después de ser rastreado y encontrado por los cruceros de la Royal Navy, el Exeter y Ajax y el Achilles de Nueva Zelanda en la Batalla del Río de la Plata el 13 de diciembre, Langsdorff  se dirigió a Montevideo donde las autoridades sólo le permitieron 72 horas para reparaciones antes de que el barco fuera internado bajo las normas internacionales sobre la neutralidad.

Las reparaciones habrían requerido al menos dos semanas, y la inteligencia británica envió señales falsas para engañar a los alemanes haciéndoles creer que otros buques de guerra de la Royal Navy se estaban acercando a pesar de que los barcos más próximos capaces de coincidir con la potencia de fuego de Graf Spee todavía estaban a miles de millas de distancia.

Kaack dijo que el hundimiento del barco tenía sentido militar porque su munición era demasiado escasa para una batalla prolongada y estaba demasiado dañado para los 11.500 kilómetros (7.145 millas) de regreso a Alemania.

Inge y Rüdiger Nedden viajarán a Montevideo y Buenos Aires en diciembre para participar en los actos conmemorativos del 80º aniversario. Se les unirá una delegación británica en una ceremonia en la tumba del Capitán Langsdorff junto con familias que, sin sus acciones, no habrían existido.

Inge, que tenía sólo dos años de edad cuando su padre murió y no tiene memoria de él, dijo que atesoraba las reminiscencias de su madre sobre él.

“Tenían gran amor el uno por el otro y confianza absoluta. Eso le permitió aceptar sus decisiones en medio de todo el dolor y en particular durante nuestra visita a Argentina en 1954 para sentir gran alegría de ver a las familias jóvenes (de la tripulación) y sentir su afecto.”

Deutsche Welle: WWII: Germany grapples with honoring Graf Spee captain

Exordio: Batalla del Río de la Plata (13-12-1940)

Exordio: Biografía del Capitán Hans Wilhelm Langsdorff

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados