Maltrato a italianos en EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 2 Diciembre, 2018

en Biografías

Por Janice Therese Mancuso – En la mañana del 7 de diciembre de 1941, aviones japoneses bombardearon Pearl Harbor -la base naval estadounidense en la isla de Oahu- destruyendo o dañando 18 barcos y más de 300 aviones y matando o hiriendo a casi 3.500 estadounidenses. Al día siguiente, el Presidente Franklin D. Roosevelt firmó una declaración de guerra contra Japón.

Un año antes, cuando Japón firmó el Pacto Tripartito con Alemania e Italia creando las Potencias del Eje, sus relaciones con Estados Unidos ya se habían deteriorado. Japón había sido agresivo en sus tratos con otros países y en represalia, EE.UU. estaba considerando nuevas restricciones comerciales sobre los materiales que necesitaba Japón. Un año antes de que el Pacto Tripartito fuera firmado, Alemania invadió Polonia causando que Francia y Gran Bretaña declararan la guerra a Alemania, el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Con el ataque a Pearl Harbor, Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial e Italia se convirtió en el enemigo.

Los inmigrantes italianos han sido parte de América desde el comienzo de la colonización europea, pero cada año desde 1896 hasta 1917 y en 1920 y 1921 – según las Estadísticas de Inmigración de Estados Unidos en Ellis Island -los inmigrantes italianos fueron los más numerosos de todos los grupos étnicos que llegaron a ese país. La mitad de esos inmigrantes regresaron a Italia, pero para los que se quedaron, el camino no fue fácil. Los inmigrantes italianos fueron objeto de una discriminación rampante, prácticas laborales ilegales, intolerancia religiosa y condiciones de vivienda insalubres. Además, se consideraba que tenían conexiones con delincuentes. Cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial, más de 600.000 personas de ascendencia italiana se convirtieron en extranjeros enemigos.

El 8 de diciembre de 1941, el presidente Roosevelt firmó la Proclamación Presidencial 2527, declarando que "todos los nativos, ciudadanos, habitantes o súbditos de Italia desde la edad de catorce años en adelante estarán dentro de los Estados Unidos o dentro de cualquier territorio de cualquier manera sujetos a la jurisdicción de los Estados Unidos y no realmente naturalizados, quienes a los efectos de esta Proclamación y bajo tales secciones del Código de (Justicia de) los Estados Unidos son llamados enemigos extranjeros." (Japón y Alemania fueron tratados en proclamaciones separadas.) La Orden Ejecutiva de Roosevelt 9066 – firmada el 19 de febrero de 1942 – autorizó al Secretario de Guerra, "a su discreción", "a prescribir áreas militares" donde una persona podía ser excluida o sujeta a restricciones.

Después del final de la Primera Guerra Mundial en 1918, a pesar de que se habían firmado armisticios y tratados de paz, muchos países sintieron una inquietud ya que la agitación política, económica y social se sentía en todo el mundo. Al preparar otro "conflicto global", el Buró Federal de Investigaciones (FBI) había compilado una lista de "individuos u organizaciones comunistas, fascistas o subversivos". "Tan pronto como Roosevelt declaró la guerra contra Japón, el FBI comenzó a apuntar a aquellos que habían etiquetado como "enemigos extranjeros.”

Los italianos fueron detenidos, se les allanaron sus hogares, se les ordenó que abandonaran sus hogares, perdieron sus trabajos, se les confiscaron sus bienes personales, se les restringió el movimiento y se les obligó a registrarse como extranjeros enemigos. Los campos de internamiento  –algunos más tarde se convirtieron en campos de prisioneros de guerra– se instalaron en todo el país, pero muchos italianos fueron enviados al Fuerte Missoula en Montana.

El día de Colón, el 12 de octubre de 1942, "en reconocimiento al hecho de que los inmigrantes y ciudadanos italianos eran leales a los Estados Unidos, se levantaron las restricciones enemigo-extranjero para aquellos de ascendencia italiana"; sin embargo, muchos que habían sido internados o excluidos todavía quedaron retenidos. La Segunda Guerra Mundial terminó el 2 de septiembre de 1945 y poco después el presidente Harry S. Truman – Roosevelt había muerto en abril de 1945 – firmó dos proclamas eliminando las restricciones adicionales relativas a "enemigos extranjeros.”

En 2000, el Congreso instituyó una ley para "un informe del Gobierno que detalla las injusticias sufridas por los ítalo-estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial." Conocida como la "ley de violación de las Libertades Civiles de los ítalo-estadounidenses durante la guerra", demandaba que el Fiscal General de los Estados Unidos "llevara a cabo una revisión exhaustiva del trato dado por el Gobierno de los ítalo-estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial.”

El informe del Departamento de Justicia, de noviembre de 2001, " trata de arrestos, detenciones, internamientos, la exclusión de personas de las zonas militares, la imposición de toques de queda, allanamiento de hogares, la confiscación de propiedades y los bienes de los pescadores y trabajadores del ferrocarril, todo ello en el contexto de órdenes de guerra, proclamaciones y directivas." El informe proporciona" detalles de cómo las acciones del gobierno federal inmediatamente antes y durante La Segunda Guerra Mundial afectaron a miles de personas de ascendencia italiana residentes en los Estados Unidos. "El informe fue preparado "para sacar a la luz estos acontecimientos y aclarar el registro histórico.”

Department of Justice Report: A Review of the Restrictions on Persons of Italian Ancestry During World War II, Congressional Report (archivo pdf): https://www.schino.com/pdf/italian.pdf

La Gazetta Italiana: The Italian Internment

Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*