Los niños mestizos en la Alemania de la posguerra fueron un Problema Social

Publicidad

Por Alexis Clark * – Después de que las Fuerzas Aliadas derrotaron a Alemania en la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos comenzó la ocupación de Alemania Occidental que se extendió desde 1945 a 1955. Aunque a los soldados estadounidenses se les encomendó la tarea de promover la democracia en un país ideologizado por el fascismo, las leyes Jim Crow (que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas por mandato de iure bajo el lema «separados pero iguales») prevaleció en el ejército estadounidense y los soldados negros fueron objeto de discriminación por parte de los soldados estadounidenses blancos.

Pero nada intensificó las tensiones raciales más que las relaciones entre los soldados afro americanos y las mujeres alemanas blancas. Estas uniones interraciales llevaron a los nacimientos de aproximadamente 5.000 niños de razas mestizas, que se convirtieron en marginados debido a su color de piel.

Hubo 1,6 millones de soldados estadounidenses en Alemania al final de la guerra, pero cuando las amenazas de rebeliones nacionalistas se disiparon, ese número cayó rápidamente a 100.000, en los que estaban incluidos 10.000 soldados negros en unidades segregadas. En 1951, en medio de una floreciente Guerra Fría, el número de tropas estadounidenses en Alemania aumentó a 250,000, con soldados negros limitados al 10 por ciento de ese número.

Aunque algunos alemanes tenían creencias nacionalsocialistas persistentes de la supremacía blanca, los soldados afro americanos fueron aceptados en instalaciones recreativas y bares, disfrutando de libertades que no tenían en Estados Unidos, pero generaban la ira de los soldados blancos y de la policía militar que respondían con brutalidad contra ellos.

Publicidad

“Si veían a un soldado negro con una mujer alemana blanca, a veces los atacaban y trataban de separarlos por la fuerza, porque sabían que esto no podría suceder si el soldado regresaba a Alabama o Mississippi o a cualquier lugar de los Estados Unidos”, dice Maria Höhn, profesora del Vassar College y autora de “GIs and Fräuleins: The German-American Encounter in 1950’s West Germany”.

Las mujeres alemanas que fueron vistas con soldados afro americanos fueron amenazadas, calumniadas, condenadas al ostracismo y algunas veces, les denegaban las tarjetas de racionamiento. A pesar de los riesgos, las relaciones interraciales ocurrían y se concibieron niños de raza mixta. Pero a diferencia de los bebés engendrados por los soldados blancos de ocupación—con estimaciones que van desde al menos 67,000 hasta más de 100,000—los bebés de raza mixta no podían mezclarse y fueron llamados “mischlingskinder”, un término despectivo para los niños mestizos ilegítimos.

En una época en que tener hijos fuera del matrimonio era un tabú social, era casi imposible que los soldados negros y las mujeres alemanas se casaran. Un soldado tenía que obtener el permiso de su oficial al mando y si la solicitud venía de un soldado negro para casarse con su novia alemana embarazada, la respuesta era un rotundo no, seguido de un traslado.

“Los comandantes y sargentos a cargo podían detener esas relaciones de manera compulsiva, simplemente enviando a los soldados a otra zona o trasladándolos a un comando diferente”, dice Höhn.

Daniel Cardwell, que nació en Marburg, Alemania, dice que sus padres biológicos sufrieron un trato similar después de que intentaron casarse. “Mi padre era trasladado de un lugar a otro”, dice Cardwell, autor de “A Question of Color: A Brown Baby’s Search for Identity in a Black and White World”. Sin el conocimiento de la madre de Cardwell, su padre fue enviado a Corea, donde murió cuando Cardwell tenía cuatro meses de edad.

Cardwell fue adoptado a la edad de tres años en 1953 por una pareja afro americana en Washington, D. C., a través del “Plan Brown Baby”, una agencia de adopción privada fundada por Mabel Grammer, una periodista negra del periódico “Afro American”. Grammer, que estaba casada con un suboficial estacionado en Alemania, se enteró de los orfanatos llenos de niños de raza mestiza y tomó medidas. Publicó fotos de los niños en el “Afro American”, pidiendo a las parejas negras establecidas que adoptaran a los niños conocidos como “Bebés Marrones”. Con las leyes de adopción internacional en constante evolución, Grammer se abrió camino a través de la burocracia y organizó adopciones por poder para las parejas afro americanas que no podían viajar a Alemania.

Para el alivio de los funcionarios alemanes que presentían que los niños de raza mixta no podrían integrarse con éxito en la sociedad alemana y se convertirían en un problema social, se permitieron las adopciones y la aerolínea Scandinavian Airlines accedió a trasladar a los niños a los Estados Unidos. Durante los servicios de su marido en Alemania, entre 1950-1954 y 1959-1965, Grammer organizó la adopción de al menos 500 niños de raza mixta y ella adoptó a 12 de esos niños.

Las madres alemanas desesperadas también se acercaron a parejas negras del ejército estacionadas en Alemania. Shirley Gindler Price, fundadora de la Sociedad Cultural Alemana Negra, fue adoptada a los dos años en 1955, en Ansbach, Alemania, donde su madre biológica conoció a quienes serían sus padres adoptivos. “Hay muchos de nosotros que no somos bebés Grammer, pero creo que Grammer creó ese entorno en el que varios de nosotros fuimos adoptados”, dice Gindler Price.

Encontrar hogares para los bebés Marrones no era sólo un problema alemán. Los soldados negros estacionados en Inglaterra enfrentaron similares desafíos por las relaciones interraciales.

“Ciertos pueblos y ciudades tenían bailes públicos para soldados negros un día y soldados blancos al siguiente”, dice Lucy Bland, profesora de la Universidad Anglia Ruskin y autora de “Britain’s ‘Brown Babies’: The Stories of Children Born to Black GIs and White Women in the Second World War”. Aunque no había leyes de segregación en Inglaterra, Ese tipo de leyes fue “sugerido por los estadounidenses al gobierno británico asegurando que así disminuiría la hostilidad entre negros y blancos en relación a las mujeres”, dice Bland.

Según Bland, se reportaron 2,000 bebés marrones en Gran Bretaña, con más de la mitad criados por sus madres, mientras que otros fueron colocados en hogares para niños huérfanos con un pequeño porcentaje que fueron adoptados o acogidos, ya que los niños de raza mixta eran difíciles de reubicar. Si los soldados negros y las mujeres británicas querían casarse, no podían. “Los oficiales al mando simplemente se negaron sin lugar a discusión”, dice Bland.

Un Futuro Incierto

La Orden Ejecutiva 9981 del Presidente Truman que desegregó a las fuerzas armadas en 1948 no mejoró la situación de los soldados negros, porque tomó años implementarla y mientras tanto las prohibiciones al matrimonio interracial permanecieron hasta que la Corte Suprema de Estados Unidos las declaró inconstitucionales en 1967.

El programa de adopción de Grammer fue elogiado pero también criticado por lo que los funcionarios del servicio social alemán pensaron que hubo una falta de investigación y supervisión. La mayoría de los bebés marrones en Alemania fueron criados por sus madres o abuelos, mientras que otros permanecieron en orfanatos o adoptados por padres daneses.

* Alexis Clark es autora de “Enemies in Love: A German POW, A Black Nurse, and an Unlikely Romance” y es profesor adjunto de la Escuela de Periodismo Columbia. Antes fue editora en la publicación Town & Country, ella ha escrito para el New York Times, Smithsonian, NBC News Digital y otras publicaciones.

History: Why Mixed-Race Children in Post-WWII Germany Were Deemed a ‘Social Problem’

Exordio: https://www.exordio.com/1939-1945/biblio/crimenes-posguerra.html

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Califica este artículo.

0 / 5. 0

Sé el primero en votar.

Temas relacionados

Dejar un comentario