Identifican cuarto espía soviético filtró secretos de Bomba Atómica

Publicidad

Tres espías estadounidenses fueron ampliamente identificados por haber robado secretos atómicos estadounidenses entre 1940 y 1948, compartiendo esa información con los soviéticos. Sus acciones aceleraron el desarrollo de las armas nucleares de la URSS y prepararon el escenario para la Guerra Fría.

Pero de hecho, había un cuarto espía -con el nombre en clave “Godsend” (Enviado de Dios)- que entregó secretos atómicos a la inteligencia Soviética. La identidad de esa persona fue ocultada a la vista pública hasta ahora.

Su nombre real era Oscar Seborer, y trabajó en el Laboratorio Nacional de los Álamos en Nuevo México, donde se llevó a cabo el Proyecto Manhattan, para el desarrollo de las primeras armas nucleares. Durante décadas, el nombre de Seborer permaneció en relativa oscuridad, mencionado en unas pocas docenas de páginas en medio de decenas de miles de documentos secretos recopilados por el FBI.

Pero una vez que estos archivos fueron desclasificados en 2011, llamaron la atención de dos historiadores, John Earl Haynes y Harvey Klehr. Setenta años después de que Seborer traicionara a su país, su historia finalmente está siendo contada, reportó recientemente el New York Times.

Publicidad

Klehr, que trabajó en la Biblioteca del Congreso y Haynes, que fue profesor emérito en la Universidad Emory en Georgia, colaboraron previamente en libros sobre el comunismo y el espionaje de la era soviética, tales como “Venona: Decoding Soviet Espionage in America” (1999) y “Spies: the Rise and Fall of the KGB in America” (2010), ambos publicados por Yale University Press.

Antes de este descubrimiento, los tres espías conocidos por filtrar secretos atómicos de Los Álamos a los soviéticos  fueron David Greenslas, Klaus Fuchs y Theodore Hall. Un cuarto espía fue propuesto a principios de 1990, basado en pistas aparecidas en las memorias de oficiales de la KGB, pero esas pistas fueron encontradas en 1995 como parte de una campaña rusa de desinformación para proteger a otro agente activo, escribieron Klehr y Haynes en un nuevo estudio. Publicaron sus hallazgos en línea en el último número de la revista de la CIA “Studies in Intelligence”.

Los investigadores nombraron a Seborer como el cuarto espía de Los Álamos, basándose en los documentos desclasificados del FBI de 2011, así como en registros parciales de una iniciativa de décadas de duración llamada Operación Solo. La operación, que se desarrolló entre 1952 y 1980, se centró en dos hermanos miembros del Partido Comunista de Estados Unidos que eran informantes del FBI. Hasta la fecha, sólo los archivos de Solo hasta 1956 han sido liberados, y quedan muchas preguntas abiertas sobre las actividades de Seborer como espía y lo que le pasó después de que desertó a la URSS, escribieron los investigadores.

“Fácilmente pasado por alto”

Las menciones de Seborer eran escasas y “fácilmente pasadas por alto” en la vasta montaña de archivos, dijeron Klehr y Haynes. Sin embargo, se enteraron de que su familia — inmigrantes judíos de Polonia — era “parte de una red de gente conectada a la inteligencia soviética” y algunos eran miembros conocidos del Partido Comunista.

Según el artículo de la revista, Seborer se formó como ingeniero y se enroló en el Ejército de los Estados Unidos en 1942; fue transferido a Los Álamos en 1944 y fue asignado al Proyecto Manhattan durante dos años. Después de la guerra, trabajó como ingeniero eléctrico en la Marina de Estados Unidos, pero comenzaron a aparecer señales de que algo no estaba bien. Sus oficiales superiores denunciaron repetidamente a Seborer como un “riesgo para la seguridad”, pero eso aparentemente surgió de sus asociaciones con comunistas conocidos en lugar de asociarlo al espionaje, según el estudio.

A principios de la década de 1950, el fervor anticomunista en los EE.UU. estaba alcanzando un nuevo nivel, y Seborer huyó secretamente del país en 1952 con su hermano, cuñada y suegra. Finalmente se estableció en Moscú, donde murió en 2015.

Trascripción de conversaciones que aparecen en los archivos de la Operación Solo, insinúan -aunque crípticamente- que Seborer pudo haber estado tramando algo mientras estaba en Los Álamos. “Oscar estaba en nuevo México -ustedes saben lo que quiero decir”, le dijo a uno de los informantes el miembro del Partido Comunista y abogado Isidore Needleman. “No te dibujaré un diagrama”, agregó, como Haynes y Klehr señalaron en su escrito.

Needleman continuó insinuando más abiertamente que Seborer era un espía, incluso escribiendo una nota para el informante que decía: “Él [Seborer] les entregó [a los soviéticos] la fórmula para la bomba’ A'”, dijeron los investigadores.

Un “Enviado Del Cielo” Soviético”

Los archivos de la KGB hechos públicos en 2009 introducen aún más pistas que apuntan a Seborer como un cuarto espía de la era atómica. Las notas describen un operador en Los Álamos, identificado como “Godsend”, entregando secretos atómicos, pero luego va a cambiar a otro trabajo, como hizo Seborer. Lo que es más, Godsend no actuaba solo; él era parte de una “familia”.”  Los otros nombres clave — “Godfather”, “Relative” y “Nata” — se refieren a dos hermanos y una hermana de Godsend, respectivamente, escribieron los investigadores. Este grupo probablemente representa a Seborer y sus hermanos, quienes eran conocidos por sus actividades comunistas y sus vínculos con la inteligencia soviética, según el estudio.

En cuanto a los secretos atómicos específicos que Seborer puede haber compartido — y si, o no, los miembros de su familia jugaron un papel directo en el espionaje — los autores del estudio todavía lo están analizando y recopilando esos elusivos detalles.

“Aunque sabemos mucho acerca de la información a la que Fuchs, Hall y Grenslass tuvieron acceso — y algunos de las informaciones detalladas que proporcionaron a los soviéticos — sólo sabemos que Seborer suministró algo”, escribieron en el estudio.

Por ahora, al menos, la importancia de las contribuciones de Seborer a la inteligencia Soviética sigue siendo desconocida. Aunque puede valer la pena señalar que uno de los asistentes a su funeral fue un representante del Servicio de Seguridad Federal de Rusia — la agencia de espionaje que reemplazó a la KGB, informaron los investigadores.

Live Science: Identity of Fourth Soviet Spy Who Stole US Atomic Bomb Secrets Finally Revealed

Exordio: Proyecto Manhattan

Exordio: Klaus Fuchs

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados