Efecto de la Hambruna Holandesa de 1945 en los genes de los fetos

por Admin el 6 Febrero, 2018

en Biografías

En los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, el sombrío panorama de la hambruna azotó la ocupada parte oeste de los Países Bajos. Como un fantasma en el código genético, el legado de ese horror todavía puede ser visto en el ADN de cientos de ciudadanos holandeses que estaban todavía en el vientre de su madre en aquella época.

Durante los seis meses de la Hambruna Holandesa de Invierno, entre 1944 y 1945, alrededor de 20.000 personas murieron de hambre y unos 4,5 millones más fueron drásticamente víctimas de la desnutrición. Entre ellas se encontraban cientos de mujeres embarazadas que se vieron obligados a sobrevivir con menos de 900 calorías por día.

Se ha señalado que las personas que nacieron después de la Hambruna Holandesa de Invierno han sufrido de un aumento en los casos de obesidad, diabetes tipo 2, esquizofrenia y otros problemas de salud crónicos. Según un nuevo documento en la revista "Science Advances", esto seguramente no es una casualidad, sino el resultado de cambios epigenéticos que se desencadenaron por las intensas dificultades que experimentaron mientras todavía estaban en el útero

La epigenética, que significa "la parte superior de la genética", explica cómo los genes pueden ser encendidos o apagados, independientemente del propio subyacente código genético. Aunque se pueda pensar que el código genético está escrito en piedra, ciertos factores ambientales pueden cambiar la forma en que estos genes se expresan. Esto significa que los estímulos ambientales, como la dieta o el estrés, pueden cambiar ciertos genes como con un interruptor que los prende o apaga.

Un mecanismo común para los cambios epigenéticos es la metilación del ADN, que consiste en la adición de grupos de metilo en ciertas partes del ADN. El estrés, tales como la extrema hambruna, podría alterar los patrones de metilación, tal vez incluso mientras usted está todavía en el útero.

Científicos de los Países Bajos y EE.UU. investigaron mediante el estudio de 422 personas que fueron expuestas a la hambruna mientras estaban en el útero de sus madres, en busca de cualquier evidencia de cambios epigenéticos que más tarde afectaron su salud cuando adultos.

Después de comparar los 442 individuos con sus 463 hermanos que no estuvieron expuestos al estrés en el vientre, los investigadores encontraron que la metilación del ADN había hecho cambios en cerca de seis genes que controlan el metabolismo y diferenciación celular durante el desarrollo. Parece que el estrés de la hambruna apagó los genes de los niños por nacer, lo que los llevó a sufrir una variedad de condiciones de salud que afectaron su metabolismo.

"Mostramos que las asociaciones entre la exposición a un ambiente adverso durante el desarrollo temprano y los resultados de salud en las seis décadas siguientes pueden mediar en los factores epigenéticos," dijo en una declaración LH Lumey, profesor de Epidemiología en la Universidad Columbia de la Escuela Mailman de Salud Pública.

La Hambruna Holandesa de Invierno fue una de las peores hambrunas que haya tenido lugar en el siglo 20 en un país desarrollado, lo que significa que es también una de las mejor documentadas hambrunas en la historia reciente. Ahora, con una mejor comprensión de la genética, nos podremos servir de una increíble oportunidad para estudiar los efecto que los traumas generalizados causan sobre los cambios epigenéticos y la salud.

IFL Science:  Effects Of The WWII Dutch Famine Can Still Be Seen 70 Years Later In The Genes Of The Next Generation

Artículo anterior:

Siguiente artículo: