Durante la guerra mundial un paracaídas era ideal para confeccionar un vestido de novia

Publicidad

Por Jake Rossen – En la década de 1940, en Estados Unidos una tendencia nupcial estaba cobrando fuerza en todo el país, pero no todas las bodas eran adecuadas para ello. El novio tenía que haber enfrenta a la muerte en combate durante la Segunda Guerra Mundial y regresar a casa portando un paracaídas, que a final de cuentas estaba hecho del material perfecto para confeccionar un vestido de novia.

La moda digna de Pinterest (si Pinterest hubiera existido entonces) comenzó a circular ya en 1943, cuando la nativa de St.Paul, Minnesota, Lois Frommer, se casó con el capitán Lawrence Graebner mientras llevaba su paracaídas sin usar, completo con una etiqueta del “Ejército de Estados Unidos” y un número de serie en la tela. Se informó que Frommer pensó que la seda suave del paracaídas era lo suficientemente lujosa para la ceremonia.

Más profundas fueron las bodas en las que la novia llevaba un vestido hecho de un paracaídas que en realidad salvó la vida de su marido. Ese fue el caso de la futura Ruth Hensinger, cuyo futuro esposo, el mayor Claude Hensinger, volaba un B-29 que se incendió sobre Yowata, Japón, en agosto de 1944. Hensinger y su tripulación saltaron en paracaídas; luego Hensinger usó el paracaídas como almohada y manta mientras esperaba el rescate. Luego le propuso matrimonio a Ruth entregándole el paracaídas en lugar de un anillo.

Ruth usó el paracaídas durante su boda de 1947 en Pennsylvania y se lo pasó a su hija y a su nuera antes de que fuera donado al Smithsonian.

Publicidad

Otra novia, Evelyn Braet, usó el paracaídas de George Braet para su boda en Wisconsin después de que él lo llevó a casa lleno de agujeros por los disparos después que su avión recibió el fuego enemigo.

Pero no todos los vestidos de paracaídas eran de naturaleza romántica. Debido a la escasez de tela, a veces cualquier paracaídas serviría. En 1947, en Corning, Nueva York, la residente Deany Powers recibió de su hermano, Preston, un paracaídas para las nupcias pendientes aunque no era suyo, había pertenecido a un soldado alemán.

Mental Floss: In the 1940s, Women Wore Wedding Dresses Made Out of Their Husband’s WWII Parachutes

Exordio: La Moda durante la Segunda Guerra Mundial

Exordio: Moda femenina

Exordio: Moda masculina

Exordio: Moda japonesa

Exordio: Otros aspectos de la moda

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Temas relacionados