Un comandante de submarino japonés ayudó a exonerar a un capitán de EEUU.

The Washington Post – Sólo 34 días antes del final de la Segunda Guerra Mundial, un crucero de la Marina de los Estados Unidos fue torpedeado por un submarino japonés y hundido en el mar de Filipinas. El crucero USS Indianapolis fue el buque gubernamental del presidente Franklin D. Roosevelt y acababa de entregar componentes básicos de la bomba atómica “Little Boy” con destino a Hiroshima en la costa de Japón cuatro días antes. Después de descargar su letal carga de alto secreto en la isla Tinian y luego hacer…

Continuar leyendo