Soldado alemán en 1945 recibe las mismas heridas que su padre recibió en 1918 en el mismo pueblo.

Por Logan Nye – A finales de 1944, el soldado alemán Paul-Alfred Stoob fue uno de los muchos soldados alemanes que se replegaban rápidamente ante el avance de las fuerzas aliadas. Durante su retirada, fue alcanzado por el fuego de un tanque Sherman y quedó herido en la cabeza y una pierna. Cuando finalmente llegó a Alemania, se enteró de que su padre también fue herido en la cabeza y una pierna en el mismo pueblo durante la Primera Guerra Mundial. Stoob fue un conductor de tanques Panther que participó…

Continuar leyendo