Acto de piedad en la Segunda Guerra Mundial convirtió en amigos a dos pilotos enemigos.

Por Theresa Civantos Barber – Justo antes de Navidad de 1943, Charles Brown, un piloto de bombardero estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, estaba seguro de que estaba a punto de morir a manos del piloto de un caza alemán. Brown era un granjero de Virginia Occidental con 21 años de edad en su primera misión de combate y le estaba yendo tan mal como cualquiera se puede imaginar. El fuego enemigo había acribillado a su bombardero con miles de agujeros y casi lo destruyó. Los hombres a bordo estaban…

Continuar leyendo