Los efectos de la pandemia por el COVID-19 pueden ser peores que una guerra mundial.

Las interrupciones en la producción causadas por el brote de Covid-19 podrían costarle a la economía mundial el doble que un hipotético conflicto militar mundial, según una investigación reciente del McKinsey Global Institute. En un informe titulado ‘Riesgo, resiliencia y reequilibrio en las cadenas de valor globales’, los analistas de la consultora estadounidense McKinsey evaluaron varios riesgos de un cierre de fabricación que duró 100 días. Las perturbaciones económicas consideradas en el informe provienen de una amplia gama de posibles eventos, desde un ataque cibernético y corridas comerciales hasta conflictos…

Continuar leyendo