Okinawa–Operación Iceberg (01-4-1945)

Publicidad

Poco después de la conquista de Saipán, el almirante Spruance sugirió la invasión de Okinawa, que se encuentra a 350 millas al suroeste del Japón, pues la isla era muy conveniente como base de bombardeo para destruir las ciudades y los centros industriales japoneses cuando llegara el momento de invadir Japón.

La Operación Iceberg comenzó con las habituales andanadas de artillería previos a la invasión para destruir las defensas. Poco antes fueron invadidas y capturadas las Islas Kerama, a 15 millas al sur de Okinawa, que proporcionaron un buen fondeadero y bases flotantes de servicio y de hidroaviones. En Kerama, capturaron a los japoneses 350 botes rápidos con cargas de profundidad dispuestos para repetir el ataque del Golfo de Lingayen. En las Isletas Keise, aún más cercanas a Okinawa, los estadounidenses emplazaron artillería de 155 mm para batir de flanco a los japoneses.

También llegaron de refuerzo, vía Sidney y Manus, una flota británica compuesta por cuatro portaaviones bajo el mando del vicealmirante Sir Bernard Rawling de la Royal Navy, dos acorazados, cinco cruceros y diez destructores. Las cubiertas blindadas de sus portaaviones los hacían menos vulnerables a los kamikazes que las plataformas de vuelo estadounidenses, que eran de madera, si bien en estos últimos, los puentes de hangares estaban blindados.

Los defensores de Okinawa eran más de 100,000 hombres; de ellos pertenecían como regulares al ejército imperial más de 67 mil, comandados por el Teniente General Mitsuru Ushijima, que fortificó la isla de manera que constituía un baluarte imponente.

Publicidad

Pero el 1° de abril, después del fuego más intenso desencadenado sobre cualquier otra playa del Pacífico, el 10º Ejército estadounidense empezó a desembarcar. Por la noche estaban en tierra 50 mil hombres entre infantes de marina, soldados del ejército y marineros, que no encontraron resistencia en las playas. Hasta el 21 de junio Okinawa no fue declarada segura en manos estadounidenses pues Kamikazes y bombarderos “Betty” causaron fuertes bajas en los buques y tripulaciones aliados.

Finalmente, Okinawa fue capturada por los estadounidenses pero a un costo elevadísimo en vidas y material.

Ver en Exordio: Operación Iceberg – Invasión de Okinawa

Libros


Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.


Califica este artículo.

5 / 5. 1

Sé el primero en votar.

Temas relacionados

Dejar un comentario