Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teniente Aleksey Petrovich Maresyev

Bandera de la U.R.S.S
Aleksey Petrovich Maresyev

Aleksey Petrovich Maresyev nació el 20 de mayo de 1916, hijo de Pyotr Maresyev y Yekaterina Maresyeva, en un pueblo cerca de la ciudad de Kamyshin a orillas del río Volga en el Imperio ruso. Fue muy enfermizo de niño, sufrió varios ataques de malaria y dolor severo en las articulaciones. Tuvo que caminar cuatro kilómetros hasta la escuela, a veces casi siendo llevado a casa por su hermano mayor. En su adolescencia, Aleksey vio una película sobre la aviación como propaganda del gobierno soviético para alentar a los jóvenes a unirse a los clubes de aviación y paracaidistas aficionados. Aleksey decidió que algún día sería piloto.

Trató de ingresar al ejército cuando alcanzó la mayoría de edad, pero el ala juvenil del Partido Comunista local decidió enviarlo al Lejano Oriente como parte de un grupo especial responsable de la construcción de la nueva ciudad, Komsomolsk-on-Amur. Aleksey era comprensiblemente reacio a aceptarlo inicialmente, pero lo persuadieron y fue. Trabajó primero como tornero y luego participó en la construcción. Las duras condiciones del campo y el aire puro ayudaron a mejorar su circulación sanguínea y su salud general. Aprendió las habilidades necesarias para sobrevivir en el bosque nevado y esto le ayudó para mantenerse con vida cuando su avión fue derribado diez años más tarde.

Después de que Aleksey Maresyev regresara a casa, se unió a la Fuerza Aérea Soviética como técnico aeronáutico. Disfrutaba trabajando con los aviones, pero su sueño era ser piloto. Se matriculó en la Escuela Militar de Aviación de Bataysk y demostró ser uno de los mejores alumnos, por eso, cuando se graduó en 1940, fue retenido como instructor en la escuela. En agosto de 1941, comenzó sus vuelos como piloto de combate.

Asignado al frente de guerra, en marzo de 1942 ya había derribado cuatro aviones alemanes, pero el 5 de abril de 1942 la suerte lo abandonó. El avión de combate Yak-1 de Maresyev fue derribado sobre los bosques de la región de Novgorod (probablemente por Peter Siegler, futuro condecorado con la Cruz de Caballero y as con 48 derribos). Pasó 18 días para regresar a las posiciones del Ejército Rojo, usando el sol para orientarse. Totalmente extenuado y enflaquecido, después de haber comido sólo "un puñado de hormigas y media lagartija" en todo ese tiempo, agotado por constantes alucinaciones y con las piernas completamente congeladas, finalmente llegó a un pueblo.

En el hospital, las piernas de Aleksey se gangrenaron totalmente. “Era necesario que me amputararan las piernas. Ya se estaban cayendo a pedazos: cuando, acostado en la cama, traté de moverlas comenzaron a salirse las articulaciones", recordó Aleksey más tarde. “Un día, llegó un médico, me llevaron al quirófano, el médico tomó un par de tijeras esterilizadas y ante mis propios ojos simplemente me cortaron las piernas con las tijeras. En algunos lugares, donde el tejido todavía estaba un poco vivo, era doloroso, pero en general fue soportable.”

Aleksey Maresyev recibió piernas ortopédicas, pero no perdió la esperanza de volver a volar. Entrenó con tesón y decidido a lograrlo. Finalmente, al comienzo de la Batalla de Kursk, fue asignado al frente. Los muñones de sus piernas todavía estaban muy adoloridos y sangraban por la fricción de las ortopédicas, pero Aleksey tuvo cuidado en ocultarlo por temor a que lo dieran de baja.

Inicialmente, sus compañeros pilotos no confiaban en Maresyev, creyendo que un hombre discapacitado les fallaría en el momento más crucial. Sin embargo, todas sus dudas se disiparon cuando no sólo demostró ser altamente efectivo en el aire, sino que también salvó las vidas de varios pilotos en combate aéreo.

Durante un combate aéreo en agosto de 1943, derribó a tres cazas alemanes Focke-Wulf Fw 190. En total, completó más de 80 salidas de combate y derribó 7 aviones alemanes. Fue galardonado con el título de Héroe de la Unión Soviética el 24 de agosto de 1943. En 1944, se unió al Partido Comunista y en 1946 se retiró del servicio con el grado de Teniente Superior de la Guardia de la Fuerza Aérea.

El nombre de Aleksey Maresyev se hizo ampliamente conocido en toda la Unión Soviética, gracias a la publicación de "A Story about a Real Man" (Una historia acerca de un auténtico hombre), del corresponsal de guerra Boris Polevoi, que dio cuenta de las hazañas de Maresyev. El libro no sólo fue adaptado a la pantalla grande, sino que el compositor Sergei Prokofiev incluso escribió una ópera basada en su historia, que se presentó en el Teatro Bolshoi.

En 1952, Maresyev se graduó de la Escuela Superior del Partido. En 1956, obtuvo un doctorado en Historia y comenzó a trabajar en el Comité de Veteranos de Guerra Soviéticos Discapacitados. Finalmente, se convirtió en miembro del Soviet Supremo.

Aleksey Petrovich Maresyev, sufrió un ataque al corazón el 18 de mayo de 2001 y murió 16 horas después, justo una hora antes de cumplir 85 años de edad.

LIBRO

A Story about a Real Man (Paperback) – Enero 13, 2010 por Boris Polevoi (Autor) - Inglés.


Adquiérelo en Amazon US/International


Publicado: 30 octubre/2020

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.