Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General der Panzertruppe Otto von Knobelsdorff

Bandera de Deutsches Reich
Otto von Knobelsdorff

Otto Heinrich Ernst von Knobelsdorff nació en Berlín el 31 de marzo de 1886. De familia noble con ancestros militares prusianos, su padre fue militar con rango de Mayor en el 12º Regimiento de Infantería del Ejército Prusiano. Su madre estaba emparentada con la familia von Manteuffel. El joven Otto comenzó su carrera militar como Aspirante a Cadete (Fahnen-Junker) en la Academia de Cadetes Bensberg y luego en la Academia Militar de Gross-Lichtenfelde. Con 19 años de edad, al terminar sus estudios en 1905 Knobelsdorff fue asignado al Regimiento de Infantería Grossherzog von Sachsen (5º Thüringisches) Nr. 94 del Ejército Imperial como Cadete Candidato a Oficial.

Von Knobelsdorff fue de baja estatura comparado con el resto de sus compañeros, pero por sus grandes cualidades personales logró destacar rápidamente. Era un hombre enérgico, de buen juicio, valiente, poseía buen sentido del humor y era amigable y de mente abierta.

Dos años después en 1908, recibió sus espadas y galones de Segundo Teniente. En Enero de 1914 era Primer Teniente y fue Ayudante de Regimiento,. Ese año contrajo matrimonio con Alasandria Freiin von Korff-Schmising con quien tuvo dos hijos y una hija.

Primera Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial estuvo asignado a la 83ª Brigada de Infantería de la 38ª División de Infantería destacado en el frente Occidental en agosto de 1914 y participó en el ataque a través de las Ardenas con el XI Cuerpo de Ejércitos que llegó hasta Namur en Bélgica. Luego el Cuerpo fue enviado a Rusia como parte del IX Ejército participando en los combates en Lago Masurian, Goldap, Opatów, e Ivangorod. En octubre el Cuerpo se unió al Primer Ejército Austriaco para mejorar su capacidad combativa. Knobelsdorff permaneció en el Frente del Este hasta setiembre de 1915 y fue partícipe del regreso con gran éxito para las armas alemanas.

La 38ª División fue enviada a Francia el 25 de septiembre, donde recibió reemplazos y se estacionó en Tracy. El 22 de marzo, Knobelsdorff fue ascendido a Hauptmann (capitán) por valentía recibiendo varios comandos. En mayo la división se trasladó a Verdún, donde luchó durante cinco meses. Después de un breve descanso, Knobelsdorff tomó el mando de un batallón de infantería separado que trabajó con los Regimientos de Infantería 94º y 95º desde el verano de 1917 hasta octubre. El 94º libró la épica lucha por la Colina 304 y la "Colina de los Muertos" y hasta el 24 de agosto, defendió los últimos puntos fuertes alemanes en Verdún hasta caer en manos francesas.

La 38ª División tuvo muchas bajas (52% de la infantería) y fue enviada al Somme donde sufrió más bajas. Knobelsdorff fue enviado como Ayudante al Cuartel General. Fue asignado a varios puestos de personal en el Grupo de Ejércitos B, VII Cuerpo, la 200ª Infantería, la 1ª División de Infantería de Guardias, el Ejército Bug y la 242ª División de Infantería donde fue Jefe de Suministros, Fue gravemente herido el 28 de octubre de 1918, a menos de dos semanas del final de la guerra. Durante la contienda, fue condecorado con la Cruz de Hierro de Primera y Segunda clases. Al terminar la guerra permaneció en el Ejército y luego al Heer de la Wehrmacht.

Segunda Guerra Mundial

En 1939 comandó el 102º Regimiento de Infantería de la 24ª División de Infantería en Polonia. Los archivos del Regimiento fueron destruidos en un incendio y por eso no hay documentos sobre su participación en esa campaña. Durante esas operaciones fue condecorado con la Cruz de Hierro de Primera y Segunda Clases.

Al comenzar las operaciones en Europa fue nombrado Jefe de Estado Mayor del XXXIII Cuerpo de Ejércitos. Luego como General Mayor, el 1 de febrero de 1940 recibió el mando de la 19ª División de Infantería y fue su comandante durante la Batalla de Francia y durante la ocupación. En octubre de 1940, la división fue enviada a Alemania para su conversión a fuerza Panzer. Fue reasignada como la 19ª División Panzer y von Knobelsdorff, fue ascendido a Generalleutnant (Teniente General) a finales de 1940, supervisando la transición de su comando de infantería a Panzers.

Al comenzar las operaciones en el Frente del Este, el Kriegstagebuch (diario de guerra) de la división desde el inicio de la Operación Barbarossa hasta septiembre de 1942 fue destruido por acción enemiga, pero como hacían muchos generales alemanes escribió en un diario personal el relato de las operaciones de la división.

La División Knobelsdorff formó parte del 2º Grupo Panzer de Guderian y atacaron la zona soviética en Polonia el 22 de junio de 1941. Después de seguir a la 12ª División Panzer durante varios días, lo que significaba luchar contra todas las tropas soviéticas que quedaban rezagadas, la 19.ª División Panzer recibió la orden del LVII Cuerpo de avanzar a Minsk a toda velocidad. Las más numerosas fuerzas soviéticas, estaban tratando de escapar hacia el norte a través de la línea de marzo de Knobelsdorff y la mayor parte de su columna se vio envuelta en combates desde el 25 al 29 de junio, cuando una división de infantería finalmente llegó para relevar a los panzers.

Después de una semana de combates alrededor de Pólotsk en Bielorrusia, Knobelsdorff comenzó el 13 de julio el ataque hacia el noreste en Rusia a través de Nevel hasta Velikiye Luki, importante centro ferroviario en la retaguardia soviética, a una distancia de casi 100 millas. Dos días más tarde tomó Nevel con un ataque de pinza hábilmente ejecutado. La captura de la ciudad cortó la ruta de abastecimiento Kiev-Leningrado de los soviéticos.

Durante las primeras seis semanas de la campaña oriental, la división de Knobelsdorff cubrió 800 millas de terreno, "caso único en la historia militar prusiano-alemana".

Knobelsdorff casi llegó a Moscú. Como parte de la ofensiva del Grupo de Ejércitos Centro, la 19ª División Panzer fue una de las primeras en romper las defensas exteriores de Moscú, cerca de Ilinskoye el 16 de octubre. Los panzers de Knobelsdorff cruzaron el río Nara. Pero agotadas sus fuerzas y carentes de suministros la unidad alemana se detuvo. Knobelsdorff estaba a 40 millas al suroeste de Moscú. El invierno llegó el día 27 y la temperatura bajó a -40 grados bajo cero. Por su actuación en el Frente del Este fue condecorado con la Cruz de Hierro.

La primera contraofensiva soviética de la guerra comenzó el 5 de diciembre a lo largo de un frente de 500 millas, principalmente contra el Grupo de Ejércitos Centro, que se tambaleó desde las afueras de Moscú en medio de un crudo invierno.

A pesar de las órdenes recibidas del OKW, el 4º Ejército se retiró de sus posiciones cerca de Moscú a finales de diciembre. La muy debilitada 19ª División Panzer atacó el 28 de diciembre a través de la nieve para despejar una ruta de escape para los dos cuerpos. Pasando por los campos de batalla donde había perdido a tantos de sus hombres, Knobelsdorff escribió: "Estábamos avergonzados ante ellos de tener que retirarse, aquellos que sólo habían conocido el ataque y el éxito.”

Kluge tomó el mando del Grupo de Ejércitos Centro el 19 de diciembre y quería replegarse, pero Hitler se opuso y evitó el desastre. En esos momentos Knobelsdorff fue evacuado debido a una enfermedad el 6 de enero de 1942.

La noche del 7 de enero de 1942, un ataque masivo del Ejército Rojo rompió el ala derecha del Grupo de Ejércitos Norte y siguió un mes de duros combates. Para el 8 de febrero, las pinzas soviéticas habían rodeado seis divisiones del II Cuerpo del XVI Ejército en el bolsón de Demjansk, incluida la División SS Totenkopf.

Knobelsdorff regresó al servicio y el 1 de mayo y tomó el mando del X Cuerpo del 16º Ejército en el extremo norte del Frente Oriental cerca del Lago Ilmen. Aunque se trataba principalmente de un cuerpo de infantería, Knobelsdorff era un comandante adecuado para la misión. Las tropas de Knobelsdorff se abrieron paso en Cholm el 5 de mayo y enlazaron con el sitiado cuerpo.

Un mes después, el 1 de junio, Knobelsdorff fue transferido al mando del asediado II Cuerpo. Su lucha allí fue principalmente defensiva, aunque atacó hacia el oeste a los soviéticos con la maltrecha División Totenkopf, luchando para ampliar el corredor. Knobelsdorff defendió con éxito el saliente de Demjansk durante el verano contra los feroces esfuerzos soviéticos para eliminarlo. Cuando llegó el otoño, el Gruppe General von Knobelsdorff, apareció dos veces en el informe diario del alto mando del Ejército a finales de septiembre y principios de octubre, atacando y ganando terreno. En esta época, el General der Panzertruppe von Knobelsdorff recibió la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro y su Cruz Alemana en Oro recibida en 1943 como General Panzertruppe del XXXXVIII Cuerpo Panzer.

Knobelsdorff regresó a la guerra de movimientos el 10 de octubre, recibiendo el mando del XXIV Cuerpo Panzer, que formaba parte del 2º Ejército Húngaro en el Grupo de Ejércitos B, desplegado en el río Don al sur de Vorónezh. Ningún cuerpo, ejército o grupo de ejércitos sobrevivió este período, por lo que no hay documentación sobre las acciones de Knobelsdorff.

En diciembre de 1942, la situación a lo largo del río Chir al noroeste de Stalingrado era grave para los alemanes. Los soviéticos atacaban con todo y crearon un anillo alrededor del 6º Ejército. El General Mayor Hans Cramer, tomó el mando temporal del cuerpo el 30 de noviembre. El cuerpo, formado por la 22ª División Panzer, la 1ª División Blindada Rumana y la 7ª División de Infantería Rumana, estaba terminando una lucha desesperada y exitosa para detener el empuje soviético a través del frente rumano atacando sus flancos.

El 5 de diciembre, Knobelsdorff llegó para reemplazar a Cramer. La decisión de trasladarlo del XXIV Cuerpo Panzer el 30 de noviembre porque una gran concentración soviética al este del Don frente al 2º Ejército Húngaro mostró que los soviéticos pronto atacarían. Knobelsdorff llegó justo a tiempo para encontrarse con el 5º Ejército de Tanques, que estaba cruzando el Chir a marchas forzadas y contener a los soviéticos.

A pesar de los éxitos de Knobelsdorff, el Primer Ejército Panzer del Grupo de Ejércitos A se estaba retirando apresuradamente del Cáucaso a través de Rostov, mientras que el maltratado Grupo de Ejércitos Don de Manstein luchaba por mantener abierta una ruta de escape.

En Stalingrado, el General von Paulus capituló el 1 de febrero el Sexto Ejército de 270.000 hombres, que liberó considerables fuerzas soviéticas. El Grupo de Ejércitos B estaba destrozado, lo que expuso todo el ala sur del frente alemán a un posible envolvimiento por fuerzas que atravesaban Jarkov y se balanceaban hacia el Mar de Azov. El Grupo de Ejércitos Don estimó que los soviéticos en su frente tenían una ventaja de efectivos de ocho a uno.

La ofensiva soviética finalmente se agotó a finales de febrero y los alemanes fueron capaces de establecer una línea a lo largo del río Dniéper que contuvo a las tropas soviéticas ahora agotadas, que habían avanzado unas 300 millas.

Knobelsdorff jugó un papel importante en la Operación Ciudadela, el intento alemán de eliminar un gran saliente soviético en Kursk en julio de 1943. La batalla de Kursk fue el Gettysburg de Alemania, la última vez que los alemanes lanzarían una gran ofensiva en el Este.

Pero primero el Grupo de Ejércitos Sur de Manstein atacó hacia el norte hacia Jarkov el 28 de febrero con el Cuerpo Panzer de las SS de Hausser a la izquierda y el XLVIII Cuerpo Panzer de Knobelsdorff a la derecha. El golpe de Manstein sorprendió completamente a los soviéticos y tomó tres cuerpos opuestos al Destacamento del Ejército Kempf en la retaguardia. La Cuarta Flota Aérea de la Luftwaffe, bajo el mando del General Wolfram von Richthofen, voló 1.000 salidas por día y por última vez protegió una importante operación terrestre a través del dominio completo de los cielos.

En el sur, el Cuarto Ejército Panzer iba a hacer el ataque principal con el XLVIII Cuerpo Panzer de Knobelsdorff a la izquierda. En el lado soviético, el Frente Central del General Konstantin Rokossovsky defendió la zona norte del Saliente de Kursk, mientras que el Frente Vorónezh del General Nikolai Vatutin mantuvo la zona sur.

Knobelsdorff estaría en el centro de una de las batallas acorazadas decisivas de toda la guerra. Las divisiones del XLVIII Panzer y del II Cuerpo de las SS habían estado fuera de la línea desde abril y habían recibido un extenso entrenamiento desde los comandantes hasta los rancheros para romper defensas fortificadas, zanjas antitanque y puntos fuertes antitanque y en coordinación con la Luftwaffe.

El escenario estaba listo para una confrontación masiva. La lucha involucró a unos 900.000 hombres, 2.700 tanques y 2.500 aviones en el lado alemán y 1,3 millones de hombres, 4.200 tanques y 2.650 aviones en el soviético.

Considerada la batalla más grande de la historia, la Batalla de Kursk resultó en más de un millón de bajas. Los hombres de Knobelsdorff lucharon hábilmente, pero no pudieron superar a las masivas tropas soviéticas y tanques.

Knobelsdorff fue condecorado de nuevo por su mando del cuerpo durante su hábil retirada a Prusia Oriental durante agosto. Además, la evaluación del desempeño de su mando del cuerpo mostró que era un soldado de combate móvil, decisivo y eficaz." Ejerció una amplia influencia personal en todo el frente y en todos los subordinados. Él era firme en una crisis, inflexible y un optimista dedicado. La única crítica fue que a veces seguía el impulso en lugar de pensar a través de todas las posibilidades tácticas. El comandante general del Tercer Ejército Panzer lo consideró adecuado para el mando por encima del nivel del cuerpo.

Knobelsdorff tomó el mando del 1º Ejército en Lorena el 10 de septiembre de 1944 y fue condecorado el 30 de setiembre con las Espadas para su Cruz de Caballero, sólo cinco días después de salir del Frente Oriental. Su extenso ejército en este punto se enfrentó al ala derecha del Primer Ejército Estadounidense del General Courtney Hodges en Luxemburgo y al Tercer Ejército del General George Patton en Lorena. Sus primeras órdenes al XIII SS y XLVII Cuerpo Panzer fueron lanzar a los estadounidenses de vuelta a través del Mosela con sus reservas.

Knobelsdorff luchó contra Patton hasta que fue relevado el 30 de noviembre. Knobelsdorff tenía pocos tanques y limitaciones en combustibles para enfrentar a los estadounidenses, pero libró la guerra como lo había hecho en el Este, negociando terreno para la supervivencia de sus fuerzas y logró mantener a Patton al oeste de la Línea Sigfrid.

El viejo camarada Hermann Balck escribió en su revisión de rendimiento de Knobelsdorff a principios de diciembre que, como comandante general del Primer Ejército, Knobelsdorff había seguido siendo un líder activo y un hombre de decisiones claras y firme voluntad. Pero, que durante los combates en Lorena demsotró que no era un táctico sobresaliente, careciendo de ideas nuevas.

Kuego de eso, el Mariscal de Campo Gerd von Rundstedt, jefe del Alto Mando del Ejército Alemán en el Frente Occidental, lo lapidó: "A pesar del loable entusiasmo personal por la acción, no cumplió plenamente con los desafíos que tuve que plantearle como Comandante General del Primer Ejército, porque no siempre encontró las improvisaciones necesarias para librar esta batalla defensiva. Sus exigentes despliegues físicos en el Frente del Este pueden haber jugado un papel en ese sentido.”

El General Knobelsdorff fue relevado el 30 de noviembre de 1944 y transferido a la reserva de generales del OKH. No recibió otro comando de combate hasta el final de la guerra. Fue un triste destino para uno de los comandantes operativos más talentosos de Alemania. Sobrevivió a la guerra y el 6 de abril de 1945, fue puesto bajo custodia estadounidense, de la cual fue liberado el 21 de diciembre de 1947. En la vida civil escribió el libro: Geschichte der niedersaechsischen 19. Panzer-Division publicado en 1958

Otto Heinrich Ernst von Knobelsdorff murió a los 80 años de edad en Hanover, Region Hannover, Baja Sajonia (Niedersachsen) el 21 de octubre de 1966. Sus restos se encuentran enterrados en Stadtfriedhof Engesohde, Hannover.


LIBROS

Geschichte der niedersächsischen 19. Panzer-Division (bis 31.10.1940 19. Infanterie-Division) por Otto von Knobelsdorff. 1958. (en alemán).

Book 19.Panzer-Division
Agotado

Order in Chaos: The Memoirs of General of Panzer Troops Hermann Balck (Foreign Military Studies) Paperback – June 23, 2017 por Hermann Balck (Author), David T. Zabecki (Editor, Translator) (Inglés)


Adquirirlo en Amazon US/International


Publicado: 10 mayo/2021

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.