Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Mariscal de Campo Paul Ludwig Ewald von Kleist,

Bandera de Deutsches Reich
Bastón de Mando de Mariscal de Campo
Ewald von Kleist
Foto: Bundesarchiv, Hartmann, Fritz.

Paul Ludwig Ewald von Kleist, nació en Braunfels An Der Lahn, en Hesse, Alemania, el 8 de agosto de 1881.

Fue hijo de familia aristocrática prusiana muy cercano a la familia von Hindemburg, y como tal la carrera de las armas era hereditaria para él.

Ingresó al servicio el 13 de marzo de 1900 como abanderado del Regimiento de Artillería de Campo Nº 1 Brandenburgués.

Recibió la espada y los galones de Teniente el 18 de agosto de 1901. El 3 de enero de 1904 fue nombrado Adjunto del Batallón en que servía y en el año 1907 fue nombrado Adjunto del Regimiento.

Entre los años 1908 y 1909 estudió en la Escuela de Caballería de Hannover. Durante le Primera Guerra Mundial fue transferido al Leib-Husaren-Regiment Nº 1 como líder de escuadrón y el 17 de Octubre de 1915 fue nombrado oficial de Estado Mayor en la 85ª División Landwehr en el Frente del Este.

En 1917 fue enviado a la Escuela de Caballería de Wahn y luego designado Jefe de Estado Mayor de la Caballería de la Guardia. En Julio de 1918 era asignado al Estado Mayor de la 225 División de Infantería.

Luego de la guerra permaneció en el ejército. Recibió el rango de Mayor el 01 de febrero de 1923 siendo transferido como instructor de tácticas a la Escuela de Caballería de Hannover. En 1926 fue ascendido a Teniente Coronel. Tres años después era nombrado Jefe de Estado Mayor de la 3ª División de Infantería.

El 01 de octubre de 1929 recibía el grado de Coronel asignándosele varios cargos en regimientos de infantería y caballería. El 01 de octubre de 1932 era ascendido a Mayor General y justamente un año después a Teniente General.

Sirvió como comandante de una división de caballería desde 1932 hasta 1935 cuando se retiró temporalmente. Fue llamado a servicio en 1936 a la edad de 58 años como Comandante General del XX Cuerpo de Ejércitos.

El 01 de agosto de 1936 recibía el grado de General der Kavallerie siendo destacado como comandante del III de Caballería en Breslau, pasando al retiro el 28 de febrero de 1938.

En 1939 fue nuevamente llamado al servicio como Comandante del XXII Cuerpo de Ejército dirigiendo al cuerpo en la Campaña de Polonia.

El 5 de Marzo de 1940 recibió su propio Grupo de Ejércitos Panzer (Grupo Kleist) que actuó con mucho éxito en la Campaña de Francia. El 15 de mayo de 1940 recibió la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro en reconocimiento a su campaña en Francia y dos meses después fue ascendido a Coronel General.

El 22 de junio de 1941, von Kleist dirigió los tres cuerpos Panzer del Primer Ejército que invadió el territorio de la Unión Soviética. Fue reconocido por las operaciones exitosas en Ucrania y el norte del Cáucaso. En particular, en septiembre de 1941, el Mariscal de Campo Kleist, junto con el General Guderian acorralaron cerca de Kiev a cinco ejércitos soviéticos, capturando a más de 600 mil soldados del Ejercito Rojo.

En desacuerdo con la línea general del Partido Nacionalsocialista ya era evidente mientras von Kleist estaba en Ucrania, donde entró en conflicto con el Reichskommissar Erich Koch y Fritz Sauckel, responsables del envío a Alemania de mano de obra. Ambos se quejaron a Berlín sobre que el mariscal de campo estuvo impidiendo el traslado de los “recursos laborales voluntarios de Ucrania". Samuel Mitchell en el libro “Los mariscales de campo de Hitler y sus batallas”, dice que Kleist advirtió fuertemente a Koch y Sauckel, que no toleraría ningún exceso en el territorio ocupado por sus tropas.

En 1941 fue enviado a los Balkanes donde capturó Belgrado. En Junio de 1941 fue Comandante del Grupo Panzer Nº 1 y participa en la Campaña de Rusia. El 5 de octubre es nombrado Comandante en jefe del Primer Ejército Panzer en Rusia y el 17 de febrero de 1942 recibe las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero.

Ese año Hitler lo envía al Cáucaso, con la orden de tomar los pozos petrolíferos a más tardar en otoño de ese año. El 22 de noviembre lo nombra Comandante en Jefe del Grupo de Ejércitos A. En marzo de 1943, es promovido a General Mariscal de Campo.

Kleist era de los que pensaban que se debía aprovechar la cooperación de la gente en los territorios ocupados y no tratarlos como seres inferiores, también mantenía siempre en su cuerpo de oficiales a quienes conocía bien y a quienes les caracterizaba sus cualidades humanas. En consecuencia, se ganó el apoyo de mucha gente, incluso enemigos, quienes más tarde combatieron a los comunistas al lado de las fuerzas alemanas. Stalin no le perdonaría eso jamás.

La campaña militar contra la Unión Soviética para Ewald von Kleist terminó en abril de 1944. Nunca fue capaz de moverse en la península de Taman. Y después del fallido intento de asesinato de Hitler que tuvo lugar el 20 de julio de 1944, fue uno de los sospechosos que cayó en manos de la Gestapo. Sin embargo, la fiscalía asintió sólo en el hecho de que el mariscal de campo sabía de la existencia de una conspiración, pero que no advirtió de esto al führer. Pronto fue liberado.

El 25 de abril de 1945, luego de ser honrado con las Espadas para su Cruz de Caballero con Hojas de Roble, pasó al retiro y viaja a su hogar en Weidebrück. Sin embargo, mientras estaba en la aldea bávara Mittelfeld visitando a su hijo menor, von Kleist fue hecho prisionero por las unidades estadounidenses que avanzaban. A mediados de mayo, los estadounidenses lo transfirieron a los británicos, quienes lo enviaron a las Islas Británicas. El mariscal de campo era requerido en Londres para participar en los juicios de Nuremberg.

Von Kleist sufrió el destino de los condenados por el tribunal internacional, pero fue entregado al gobierno yugoslavo, que acusó al mariscal de campo de las atrocidades cometidas por los alemanes durante la invasión de los Balcanes. En agosto de 1948 escuchó la sentencia de 15 años de trabajos forzados. Pero no estaba destinado a cumplir la sentencia. En marzo de 1949, por acuerdo previo, fue transferido de Yugoslavia a la Unión Soviética.

Fue acusado de actividades de propaganda que llevó a cabo entre la población de Kuban y el norte del Cáucaso en el verano-otoño de 1942. El gobierno soviético creía que gracias a la propaganda alemana, el enemigo había reclutado a miles de personas Ingush, Kabardians, Ossetians, don y cosacos Kuban.

La Fiscalía insistió en que los administrados por Kleist fueron fusilados, sofocados por el gas y destruidos, así como cientos de miles de civiles. Sólo en la región de Krasnodar, según la fiscalía, habían matado a más de 63 mil personas de civiles. Además, dijo que con la aprobación del mariscal de campo fueron saqueadas propiedades y granjas, con seleccionados ganado, aves de corral y granos de los agricultores.

La causa sobre Kleist continuó hasta finales de 1951. Por supuesto, el mariscal de campo negó su participación en crímenes de lesa humanidad, arrojando toda la culpa a Rundstedt y Prowhich, cuyas órdenes que se llevarán a cabo se negó a cumplir. Se llamó a sí mismo un oficial de la Wehrmacht, que no luchó contra la población sino contra el Ejército Rojo.

Sin embargo, von Kleist admitió su culpa en el hecho de que durante la retirada del Cáucaso, sus tropas subordinadas destruyeron puentes, estaciones de ferrocarril, plantas de acero, pero sólo para evitar que todo eso pudiera ser utilizado por el Ejército Rojo en su contra. En su declaración final antes de la sentencia el acusado dijo: “Creo que las autoridades soviéticas no me pueden acusar a mí por las atrocidades de las tropas subordinadas a mí”.

El veredicto final contra Ewald von Kleist fue dictado el 21 de febrero de 1952. El Colegio militar de la Corte Suprema de la URSS condenó al ex mariscal de campo por el conjunto de sus crímenes a trabajo correccional por un período de 25 años con confiscación de bienes.

El destino de Kleist en cautiverio soviético fue más dramático que el de otros prisioneros alemanes de alto rango, como el de los mariscales de campo Friedrich Paulus y Ferdinand Schörner.

Paulus no fue enjuiciado. En la URSS recibió unas condiciones de vida más que decentes gozando del beneficio de un chef personal y un médico. Después de la muerte de Stalin, a Paulus se le permitió abandonar la RDA. Hasta el final de sus días vivió en una villa vigilada en exclusivo distrito de Dresde, teniendo a su disposición un automóvil, un ayudante de campo y armas personales.

El Mariscal de Campo Schörner, quien, al igual que Kleist fue condenado a 25 años de reclusión, recibió un recorte de hasta 12.5 años. Y en 1955, fue liberado en Alemania. La verdadera justicia le llegó en Alemania: fue condenado a 4.5 años por condenas a muerte impuestas a los soldados de la Wehrmacht que se negaron a luchar del lado del Reich. Schörner el último de todos los mariscales de campo de Hitler murió a la edad de 81 años.

Pero, Kleist antes de su muerte pasó por toda una serie de prisiones soviéticas - el centro de detención del Ministerio de Seguridad del Estado, el Butyrka, Lefortovo, y finalmente la prisión Vladimir. A la prisión Vladimir Central fue trasladado después de la muerte de Stalin en marzo de 1954. No hubo condiciones especiales en la reclusión que sufrió, y murió el 13 de noviembre de 1954, según la versión oficial: “de aterosclerosis total y de hipertensión arterial”.

Sin embargo, hay una versión alternativa a la muerte del Mariscal de Campo Kleist, que dice que fue asesinado por alguien del grupo de Gregory Mayranovskiy involucrado en la investigación de sustancias tóxicas en prisioneros. Los defensores de esta versión argumentan que el liderazgo soviético no quería que Kleist, como uno de los principales promotores del establecimiento de unidades cosacas voluntarias en la Wehrmacht, pudiera volver a Alemania.

El entierro de Ewald von Kleist fue muy simple. Sin honores: fue envuelto en una sábana y arrojado a una fosa común en el Cementerio del Príncipe Vladimir.

Sin embargo, abandonó las tierras rusas cuando el jefe del Museo de la Historia de la Prisión de Vladimir, Igor Zakurdaev, por iniciativa de las autoridades alemanas, aceptó la exhumación del cuerpo del Mariscal de Campo Paul Ludwig Ewald von Kleist, y vestido con uniforme de mariscal de campo fue enviado a casa.


LIBROS

Hitler and His Generals de Helmut Heiber.


Ver detalles en Amazon US/International

Hitler's Field Marshals and theis battles


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 06 octubre/2001 - Actualizado: 14 agosto/2020

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.