Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teniente Coronel Bob Hornby

Frederick Robert Hornby
Foto: The Secret Wireless War por Geoffrey Pidgeon

Frederick Robert Hornby, más conocido como Bob Hornby, fue un brillante ingeniero de Radio británico. Nació el 11 de abril de 1905 en St. Hellens, Cheshire, Gran Bretaña. Estudió en la Bolton Grammar School, y luego en el Aylwin College, en Arnside, Westmoreland. Durante el último año de escuela fue Sargento Mayor de Compañía del 4º Cuerpo de Cadetes y después del 5º Regimiento de Fronteras.

Al terminar sus estudios, su padre le encontró trabajo como aprendiz de maquinista en la fábrica de máquinas de hilado de algodón de Dobson y Barlow en Bolton. Después de 8 meses en esa fábrica se cambió a Great Lever Mills como asistente. Pero, luego de un año la empresa fue vendida , sin embargo Hornby ya había recibido varios certificados en la operación de las máquinas procesadoras del algodón, aprovechando las facilidades que daban para el entrenamiento de sus trabajadores en escuelas técnicas en horarios nocturnos. Así perfeccionó sus conocimientos de ingeniería en el Wolverton Technical College.

Luego, ampliando horizontes, ingresó al Manchester Technical College donde le solicitó al Dr. Palmer aprender Ingeniería Eléctrica, como su padre. Palmer le dijo que no, porque todos querían ser ingenieros eléctricos cuando el futuro estaba en las "altas frecuencias", sobre lo cual Hornby nunca había oído hablar. "¿Qué es eso?", le preguntó. Palmer le dijo que eran "los inalámbricos y esa suerte de cosas". Hornby comenzó entonces un curso de dos años que cubría todo lo que se conocía hasta entonces sobre la Radio.

Al graduarse, fue a trabajar en la British Brunswick, pero se salieron del negocio en poco tiempo. Sin embargo, ahí conoció a dos personas de Newcastle-on-Tyne que le ofrecieron trabajo como diseñador en la fábrica Radio Recordian. El negocio de esa empresa era la fabricación de tocadiscos. Los productos los vendían las tiendas Mark & Spencer para promover la venta de toca-discos en lugar de los anticuados gramófonos a cuerda. También diseñó un amplificador de 1 Kw con parlantes para los estadios de fútbol y la difusión de avisos publicitarios.

No pasó mucho tiempo cuando al dueño de Radio Recordian se le ocurrió mudarse a Londres pero Hornby, que era gerente, se opuso alegando que en la ciudad de Londres había mucha competencia. Por oponerse a la idea, lo despidieron. La empresa se mudó a Londres y un año después estaban en bancarrota.

Al abandonar Radio Recordian, Hornby se fue a Londres y se enteró que pedían agentes para la división de audio de la empresa estadounidense Philco. Un mes después ya estaba trabajando en Philco. Rápidamente la Philco se convirtió en el segundo proveedor de equipos de radio en Gran Bretaña. Poco después, Philco comenzó a fabricar aparatos de comunicaciones para la policía de Newcastle-on-Tyne y luego para la policía de fronteras de Escocia, en Glasgow y Liverpool y luego en West Riding y otras ciudades. Hornby fue nombrado Ingeniero Jefe de Philco.

En esa época en Philco, Sir Richard Gambier-Parry era Gerente General de Ventas. Carl Dyer era Director Gerente y un día éste llamó a Hornby a su oficina y al llegar se encontró con una oferta de trabajo en el MI6 con un sueldo de £200 al año, mucho más de lo que ganaba en Philco y Dyer le dijo que si no funcionaba podía regresar a Philco. Hornby aceptó.

En julio de 1938 la recién formada Sección VIII del MI6 era manejada por Richard Gambier-Parry, que de Philco pasó a ser el Jefe de Comunicaciones del SIS (Secret Intelligence Service). Pero Hornby no fue el único en pasarse al MI6 y al SIS, otros funcionarios de Philco también fueron reclutados por Gambier-Parry.

De acuerdo a la narración de Geofrey Pidgeon, autor del libro "The Secret Wireless War", Hornby era un tipo muy alto (1,98m), grueso, aunque medio desgarbado, que lucía un gran bigote y tenía una nariz prominente coronada por unos anteojos, por tanto era un personaje que no podía pasar desapercibido cuando recorría los talleres y alrededores de la Sección VIII del MI6 en Whaddon Hall.

Hornby era Primer Ingeniero con el rango de capitán y conocía todos los pormenores de las operaciones de la Sección VIII del MI6. Pero destacaba entre sus colegas por el conocimiento y la inventiva que mostraba en cuanto al diseño y operación de los equipos transmisores, receptores, fuentes de poder y demás aparatos relacionados con la Radio. Sus colegas, que no eran principiantes y muchos de ellos muy hábiles en su profesión, consideraban a Hornby simplemente brillante en todo lo relacionado con las comunicaciones radioeléctricas.

Hornby sólo estaba subordinado al Brigadier Sir Richard Gambier-Parry Jefe de Comunicaciones del SIS, Sección VIII del MI6.

Ya en aquella época, políticamente, las cosas en Europa se estaban poniendo difíciles y los telegramas del gobierno eran encriptados y por tanto demorados en su entrega en las distintas embajadas, mientras los servicios de inteligencia locales trataban de descifrar el contenido. Por eso el Foreign Office decidió enviar los comunicados consulares mediante la Radio, para obviar la intervención de los intermediarios extranjeros. El SIS era el organismo adecuado para eso.

En aquella época, en el SIS no habían talleres apropiados para fabricar los radios y Bob Hornby diseñó uno y lo fabricó en su propia casa. El primero fue instalado en la embajada británica en Praga, donde Hornby encontró un operador que fue radiotelegrafista en la Royal Navy. Para prestar el servicio, la primera estación transmisora del SIS se construyó en Woldingham, cerca a Caterham en Surrey. Allí se instaló el primer taller para el diseño y fabricación de los equipos de radio. De ese lugar se mudaron a Bletchley Park y finalmente a la sede definitiva en Whaddon Hall a fines de 1939.

Cuando el estallido de la guerra era inminente, los funcionarios del SIS vieron que no había capacidad suficiente para la fabricación masiva y enviaron a Hornby a Estados Unidos para comprar todo lo que encontrara. Con chequera en mano y habiendo trabajado para Philco, no tuvo problemas para entrar a las fabricas de la Radio Corporation of America (RCA), General Electric (GE) y la National Corporation. Con la cooperación de la embajada británica logró encontrar espacio para transportar los equipos en los barcos RMS Queen Elizabeth y RMS Queen Mary de la Naviera Cunard.

Pero, como responsable de las comunicaciones del SIS, Hornby estaba consciente que los sistemas de comunicaciones y de escucha de emisiones clandestinas no estaban a la altura de las circunstancias. Los alemanes les llevaban la delantera en ese aspecto controlando las emisiones procedentes de los países vecinos.

Para probar la ineficiencia de los servicios de escucha británicos, Hornby modificó el receptor de radio Philco de su propio automóvil Rover para que pudiera recibir ondas cortas. En la caja del altoparlante instalado en la parte trasera del vehículo adaptó un pequeño transmisor de telegrafía. Como funcionario del SIS recabó copia de unos comunicados sin importancia de las carteleras en varias dependencias del gobierno del sur de Inglaterra. LLevó su carro a un lugar alejado en la campiña, desenrolló un cable, para usarlo como antena lo lanzó sobre las ramas de un árbol y transmitió las transcripciones de los documentos.

De regreso, preguntó en varias dependencias si habían interceptado las transmisiones, pero ninguna dijo haberlas escuchado. Volvió a repetir el experimento, esta vez comunicando el día en que haría la transmisión. Nadie, escuchó nada. Sin embargo, varios radioaficionados sí las interceptaron y sospecharon que algo estaba raro y lo comunicaron a las autoridades. Fue vergonzoso para los militares y los servicios responsables de las escuchas, que ellos no hubieran podido interceptar nada, mientras unos radioaficionados, sin estar enterados de lo que ocurría, sí las escucharon. Entre 1940 y 1944, todos los aparatos de radio en los automóviles fueron prohibidos en Gran Bretaña.

A partir del experimento de Hornby se construyeron varias estaciones de comunicaciones del SIS en el Reino Unido, incluyendo las que se utilizaron para la transmisión de Propaganda Negra a Sudamérica.

Después de la guerra, ya con el rango de Teniente Coronel, en 1946 Bob Hornby fue transferido al Diplomatic Wireless Service (DWS) en Hanslope donde continuó su carrera, ya en plena Guerra Fría.

Frederick Robert Hornby, falleció a los 78 años de edad el 14 de abril de 2012 en Manchester, Salford, Reino Unido. Lo sobrevivieron sus hijos Ben y Antoinette.

Uno de los transmisores que más satisfacciones le debe haber dado a Hornby fue el MkIII, por algo lo conservó toda su vida. El transmisor fue donado por su familia al museo que existe actualmente en Bletchley Park.

LIBRO

The Secret Wireless War - The Story of MI6 Communications 1939-1945, por Geoffrey Pidgeon


Adquirirlo en Amazon US-International


Publicado: 02 diciembre/2019

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.