Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Coronel Birgen Eriksen

Bandera de Noruega
Coronel Birgen Eriksen

Birger Eriksen, nació en la municipalidad de Flakstad (hoy Moskenes) en el archipiélago de Lofoten, Noruega el 17 de noviembre de 1875, hijo de Caspar Edvard Eriksen, comerciante y capitán de barco y su esposa Jensine Petrine Arentzen. Cuando Birgen tenía apenas 12 años de edad fue enviado a Kristiania (nombre que tenía Oslo hasta antes de 1925) para estudiar. Sin embargo, volvía a casa en Moskenes cada verano para visitar a su madre hasta que ella murió en 1936, después de haber estado viuda durante cincuenta años, pues el padre de Birgen falleció en 1906.

Después de que Eriksen se graduó de la escuela secundaria en 1893, asistió a una universidad técnica en Charlottenburg en Berlín, Alemania, durante tres meses antes de regresar a casa. En 1896 comenzó su carrera militar graduándose en la Academia Militar de Noruega en 1901.

El 21 de noviembre de 1903, Birgen Eriksen se casó con Christiane Sæhlie en la ciudad de Vang, condado de Innlandet. Hacia 1930, la pareja tenía un hijo y dos hijas.

Mientras servía en la Artillería Costera alcanzó el rango de capitán y en 1915 fue ascendido a mayor. Ese año de 1915, Eriksen fue nombrado comandante de la Fortaleza Agdenes que protegía el puerto de Trondheim en el condado de Trøndelag.

En 1931 fue ascendido al rango de Coronel, y dos años más tarde, después de haber ejercido el mando de las fortalezas de Tønsberg, Agdenes y Bergen fue nombrado comandante de la Fortaleza de Oscarsborg, cargo que mantuvo hasta el día 9 de abril de 1940, día en que Alemania lanzó la operación Wesserübung y como parte de ella la incursión en el Estrecho de Drøbak para ocupar la capital.

En esa fecha al Coronel Eriksen le faltaban apenas seis meses para el retiro y pasar a la reserva.

Durante la incursión de las naves alemanas, el Coronel Birger Eriksen estuvo informado acerca de la entrada de naves de guerra en Oslofiord, pero no sabía con seguridad si los buques que se aproximaban por el fiordo eran alemanes o británicos. Un oficial le sugirió que informara a sus superiores pidiendo autorización antes de abrir fuego. Pero Eriksen Ignorando la sugerencia decidió que no habría disparos de advertencia, y que hundiría a los intrusos vinieran de donde vinieran. Al aproximarse el primer buque y a pesar que parecía no tener intenciones agresivas ordenó abrir fuego haciendo blanco con dos certeros disparos en la nave. Es seguro que observó que los cañones del buque no apuntaban a los fuertes, pero al pasar la nave en llamas, ordenó disparar dos torpedos y el buque se hundió.

Luego vino la retaliación y en el contraataque los alemanes desembarcaron infantería en la costa este y apareció la Luftwaffe. Era cuestión de tiempo para que los alemanes dominaran la situación y pronto Eriksen llegó a la conclusión que debían deponer las armas. Los fuertes fueron tomados por asalto y Oslo terminó siendo ocupada. Si de algo sirvió la decisión de Eriksen de abrir fuego fue que la Batalla de Drøbak le dio tiempo al gobierno de Noruega y a la familia real a escapar a Londres.

Al final de la guerra, el 12 de mayo de 1945, Eriksen regresaba a su puesto de mando cuando la Fortaleza de Oscarsborg fue devuelta al ejército noruego. Eriksen pronunció un discurso sobre la bandera como símbolo de la patria, ya que la bandera que había ondeado sobre la fortaleza hasta abril de 1940 fue izada de nuevo en el mástil mayor de Oscarsborg. Pero le esperaba un juicio para determinar si el rendir la plaza fue una decisión correcta o no.

La Comisión de 1946 no encontró ninguna razón para responsabilizar jurídicamente a nadie en relación con la rendición de la fortaleza en el momento en que ocurrió y Eriksen fue exonerado de los cargos.

Aunque Eriksen fue honrado por sus esfuerzos después de la guerra, también fue criticado por los investigadores gubernamentales que sentían que había rendido su fortaleza antes de lo necesario. Eriksen se defendió y declaró que había estado actuando bajo una enorme presión aunque, de hecho, había abierto fuego contra los invasores alemanes en contra de las órdenes militares noruegas de hacer primero disparos de advertencia a los intrusos de cualquier nacionalidad.

En los procesos tanto de la Comisión de Investigación de 1945 como de la Comisión de investigación militar de 1946, se confirmó que Eriksen había llevado a cabo sus funciones cumpliendo su deber de acuerdo a las órdenes y de acuerdo al reglamento en vigencia durante la invasión alemana.

Birger Eriksen murió como un héroe de guerra el 16 de julio de 1958. El funeral tuvo lugar en el nuevo Crematorio de Oslo y sus cenizas fueron enterrada en la Iglesia de Drøbak. Tras una iniciativa privada y la formación de un comité para honrarlo, las cenizas de Eriksen fueron exhumadas el 4 de octubre de 1977 y trasladadas al cementerio Vår Frelsers gravlund en Oslo. Es un gran honor para cualquier noruego ser enterrado en el Æreslunden destinado a los héroes.

El reconocimiento final de los esfuerzos de Eriksen y la refutación a las críticas a principios de la posguerra por algunas de sus acciones, tuvo lugar durante las celebraciones del 50º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. El 6 de mayo de 1995, el rey Harald V develó una estatua de Eriksen en la plaza Borggården en el Fuerte Principal de Oscarsborg, consolidando la posición del Coronel Eriksen entre los principales héroes noruegos de la Segunda Guerra Mundial.


Publicado: 27 marzo/2021

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.