Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Andrei Gromyko

Andrei Gromyko

Andrei Burmakov Gromyko, nació el 18 de julio de 1909 en el pueblo de Staryya Gromyki, cerca a Gomel, hoy Bielorrusia. Fue hijo de campesinos y trabajadores obreros muy pobres. Los archivos oficiales bautismales registran a todos los nacidos en el pueblo con el apellido Gromyko. Su padre Andrei Matveyevich fue campesino alfabetizado que realizaba diversos trabajos en la zona y sirvió en el ejército del Zar durante la Guerra Ruso-Japonesa.

Después de la Primera Guerra Mundial y la Revolución Bolchevique sus padres se esforzaron en darle a Andrei una buena educación y después de completar sus estudios primarios y la secundaria comercial fue a estudiar agricultura y economía en Minsk, convirtiéndose en un investigador científico en la Academia Soviética de Ciencias.

En 1931 en Minsk se unió al Partido Comunista y ese mismo año contrajo matrimonio con Lidiya D. Grinevich que era compañera de estudios, también hija de campesinos bielorrusos. El matrimonio fue muy feliz y a lo largo de los años se les vio muchas veces agarrados de las manos en las reuniones sociales.

Andrei y Lidiya tuvieron dos hijos y 5 nietos. Su hija Emiliya estudió historia y se casó con el diplomático soviético Aleksandr S. Piradov que fue embajador por largo tiempo. Su hijo Anatoly fue diplomático y sirvió en la embajada en Washington y fue Director del Instituto África de la Academia de Ciencias de Moscú desde 1976.

Durante la Segunda Guerra Mundial se encargó de coordinar los detalles de las reuniones de Stalin con los Aliados. En 1943 Gromyko fue nombrado representante soviético en los Estados Unidos. En este puesto asistió a las conferencias en Teherán, Yalta y Potsdam.

En el verano y el otoño de 1944, el Sr. Gromyko ayudó a concebir las Naciones Unidas en conversaciones mantenidas entre los gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética en Dumbarton Oaks en Washington. Logró con éxito que cada una de las principales naciones tuvieran poder de veto, y después de que se convirtió en el Embajador Permanente de la Unión Soviética ante las Naciones Unidas en 1946, utilizó 25 veces el poder de veto antes de dejar el cargo en julio de 1948.

Sirvió como embajador en Gran Bretaña y fue nombrado Ministro del Exterior en 1957. Ocupó el cargo durante 28 años y durante este período fue el principal negociador soviético con el gobierno de los Estados Unidos.

Jugó un papel crucial durante la crisis de los misiles en Cuba durante la Guerra Fría. La debacle de la Crisis del Caribe como la llamaron los soviéticos fue la causa de la salida de Krushchev del gobierno y siendo que Gromyko no era del todo del agrado de Krushchev recién entonces pudo sentirse cómodo.

Con el liderazgo de Brezhnev y Aleksei N. Kosygin Gromyko volvió a brillar como Ministro del Exterior. Sin embargo la alianza con China sufrió el impacto de las diferencias ideológicas y de rivalidades territoriales. En 1968 el control de Europa se reafirmó con el aplastamiento del alzamiento de Varsovia. Gromyko dijo "El pueblo soviético no está obligado a pedir permiso para intervenir cuando esté en peligro la paz en el mundo. Ese es nuestro derecho como potencia mundial."

Después de una larga carrera política que lo llevo hasta ser presidente del Presidium Soviético, literalmente Jefe de Estado y el hombre más poderos de la URSS, se retiró de la vida política en 1989 y comenzó a escribir sus memorias.

Gromyko murió el 2 de julio de 1989, días antes de cumplir los 80 años, después de ser hospitalizado por un problema vascular. Su muerte fue seguida por un minuto de silencio en el Congreso de los Diputados del Pueblo para conmemorarlo. A Gromyko se le ofreció una tumba en la Pared Necrópolis del Kremlin, pero a petición de su familia no fue enterrado cerca en el muro del Kremlin, sino en el cementerio de Novodevichy.


Publicado: 02 enero/2019