Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Crucero Auxiliar HSK 3 Widder, Schiff 21

El mercante alemán Neumark, nave hermana del Orion, fue construido en 1930 para la Hamburg America Line, en el astillero Howaldtswerke de Kiel. Fue seleccionada para su conversión en Crucero Auxiliar y convertido en el astillero Blohm & Voss en Hamburgo. Finalmente fue comisionado en la Kriegsmarine el 30 de noviembre de 1939 bajo el mando de Korvettenkapitän Hellmuth Max von Ruckteschell.

Widdder
Widder HSK 3, Schiff 21

El barco fue equipado con 6 cañones de 15cm SK L/45, 1 de 75mm, 1 ametralladora doble de 3,7cm, 3 ametralladoras dobles de 2cm Flak 30, 4 tubos lanzatorpedos de 53,3cm y 92 minas. Además contaba con dos hidroaviones Heinkel He 114B.

Después de completar sus pruebas de mar y entrenamiento de la tripulación en el Báltico, el nuevo crucero auxiliar fue renombrado Widder HSK 3, Schiff 21. La nave zarpó el 5 de mayo de 1940 para operar en el Atlántico con la misión de hundir los mercantes aliados. Siguió el curso habitual hasta la costa noruega, luego girando a estribor para bordear las islas del norte de Gran Bretaña y bajar por el Estrecho de Dinamarca, pero el trayecto no estuvo exento de incidentes. El Widder tuvo la suerte de escapar cuando fue interceptado por el submarino británico HMS Clyde, que intercambió disparos con el crucero, pero los dos se separaron sin haber acertado ningún disparo. A partir de ese encuentro los británicos lo bautizaron como Raider D. El Widder finalmente entró en el Atlántico el 20 de mayo de 1940 y llegó a su área designada de operaciones seis días después.

Korvettenkapitän Hellmuth Max von Ruckteschell
Korvettenkapitän Hellmuth Max von Ruckteschell

Encontró su primer objetivo el 13 de junio, cuando avistó al petrolero British Petrol, cuya sala de radio fue destruida por proyectiles de lo que parecía ser un mercante sueco neutral. Al estar sin carga útil, el petrolero no sirvió de nada para el capitán von Ruckteschell y después de que su tripulación fuera llevada a bordo fue hundido con un torpedo. El 26 de junio, otro petrolero, el noruego Krossfon, fue interceptado y le ordenaron detenerse sin hacer ningún disparo; este petrolero fue enviado a Francia con un a tripulación reducida, y posteriormente sirvió en la Kriegsmarine con el nombre Spichern.

La siguiente victoria de Widder iba a ser controvertida. El 7 de julio, el crucero interceptó al carguero británico Motomar; una vez más, el mercante fue engañado con el disfraz neutral del crucero hasta que fue demasiado tarde y el Widder abrió fuego, disparando al peunte y la sala de radio. El carguero indicó su intención de rendirse, pero al ver a algunos hombres corriendo hacia el cañón de popa de 4 pulgadas el capitán von Ruckteschell ordenó a abrir fuego matando o hiriendo a varios de ellos. Un grupo armado abordó la nave y la identificó como el Davisian. La tripulación fue evacuada al Widder y la nave hundida con cargas de demolición y torpedos.

Seis días después, el carguero británico King John se convirtió en la siguiente víctima del Widder. Al no desear llenar su barco con tantos prisioneros, von Ruckteschell embarcó sólo al capitán y al ingeniero jefe; el resto de la tripulación, junto con los prisioneros que ya estaban a bordo de Widder, fueron ordenados a abordar los botes salvavidas, recibieron comida, agua, velas y brújulas y se dirigieron a las Antillas Menores, un viaje que les llevó alrededor de siete días.

El Widder luego cambió su camuflaje para aparecer como el carguero español Neptuno y el 4 de agosto de 1940 interceptó al petrolero noruego Beaulieu. Usando su táctica normal, el capitán von Ruckteschell se acercó al desprevenido petrolero y abrió fuego sin previo aviso. La mayor parte de la tripulación abandonó el barco y lo hizo en los botes salvavidas para evitar ser tomados prisioneros. El capitán von Ruckteschell los dejó escapar; varios de sus oficiales no estaban contentos con esta decisión y lo convencieron para mostrar mayor compasión por los sobrevivientes en el futuro. Cuatro días más tarde el Widder hundió el carguero holandés Oostplein con disparos y torpedos después de que la tripulación sobreviviente fue recogida. El 10 de agosto el capitán añadió el velero Killoran a su cuenta; aunque se trataba de un bergantín-goleta finlandés neutral la carga era de propiedad británica y eso la hacía un objetivo legítimo.

Pasaron once días antes de que otro barco apareciera, esta vez se trataba del Anglo Saxon, que cayó víctima de la táctica de von Ruckteschell de acercarse a tiro de cañón y abrir fuego sin previo aviso. En esta ocasión, los disparos del Widder fueron tan efectivos que prácticamente todos los botes del carguero fueron destruidos, dejando a los sobrevivientes a luchar por sus vidas en unas pocas balsas y un pequeño bote; varios de los tripulantes fueron heridos por los disparos mientras trataban de abandonar el barco.

La noche del 1/2 de septiembre, el petrolero Cyntbeline fue interceptado en la oscuridad, pero a pesar de recibir acertados disparos del Widder, continuó enviando señales de socorro, lo que obligó a Ruckteschell a seguir disparando hasta que la radio del petrolero fue silenciada. Esta vez, a pesar de la advertencia de socorro enviada por el petrolero, el Widder permaneció en la zona durante cuatro horas buscando sobrevivientes. De hecho, la tripulación había abordado los botes y se había perdido en la oscuridad.

La siguiente víctima del Widder, el 8 de septiembre, fue mucho menos dramática. Al ver a un carguero acercarse a su nave, el capitán von Ruckteschell le ordenó que se detuviera, lo que hizo sin enviar ninguna señal de radio. La tripulación del Antonios Chandris recibió la orden de tomar las provisiones que necesitaban en los botes del barco y escapar a la costa de África, mientras que los alemanes colocaban cargas de demolición.

Los siguientes días fueron empleados por la tripulación del Widder en tratar de dar servicio a los motores que presentaban problemas, antes de reunirse con los buques de suministro alemanes Eurofeld y Rekum; muchos de los prisioneros fueron transferidos a este último.

Cinco días más tarde, mientras continuaba su patrulla, los motores del Widder se detuvieron por completo, dejando a la nave a la deriva. Una semana completa de deriva indefensa mientras la tripulación luchaba por reparar los motores dejando al capitán von Ruckteschell preocupado por la imposibilidad de continuar su misión. Con los motores funcionando de nuevo, pero sobrecalentándose y vibrando fuertemente, solicitó y recibió permiso para cancelar su crucero y regresar a casa. Widder finalmente llegó a Brest el 31 de octubre de 1940 después de 178 días en el mar.

La recompensa que esperaba a Hellmuth von Ruckteschell fue la Cruz de Caballero; cada oficial recibió la Cruz de Hierro de primera clase y cada tripulante la de segunda clase. El Widder finalmente regresó a Alemania. Von Ruckteschell fue ascendido a Fregattenkapitän. Debido a los problemas de propulsión, el maltratado buque fue dado de baja del servicio y finalmente regresó como buque de suministro y reparación en Noruega.

Después de la guerra fue tomado como botín de guerra por los británicos y rebautizado Ulysses para la naviera Ionian Maritime Co., después en 1950 fue vendido a la naviera alemana Unterweser y renombrado Fechenheim. Fue usado como transporte de mineral con nuevo motor, esta vez un Fiat. Cinco años después embarrancó en Måløy, Noruega y luego se partió en dos. Finalmente fue desguasado y usado como chatarra.

La táctica empleada por la mayoría de los cruceros auxiliares alemanes era acercarse a la víctima, luego enviar una señal ordenándole a detehnerse y no utilizar la radio. Sólo si se desobedeciera esta instrucción, el crucero abriría fuego, apuntando al área del puente del carguero para destruir sus antenas y su sala de radio. El método utilizado por el capitán von Ruckteschell, de abrir fuego sin dar advertencia, fue visto como falta de preocupación por los sobrevivientes y eso le ganó la reputación de brutalidad. Después de la guerra fue procesado por cinco cargos de crímenes de guerra. En 1947 fue condenado a 10 años de prisión, pero aunque esta sentencia se redujo más tarde, murió de un ataque al corazón en la cárcel en junio de 1948.

Barcos hundidos por el Widder

Nombre Tipo Bandera Fecha Tn Destino
British Petrol Petrolero Reino Unido 13 junio 1940 6,891 Hundido
Krossfonn Petrolero Reino Unido 26 junio 1940 9,323 Capturado
Davisian Carguero Reino Unido 7 julio 1940 6,433 Hundido
King John Carguero Reino Unido 13 julio 1940 5,228 Hundido
Beaulieu Petrolero Noruega 4 agosto 1940 6,114 Hundido
Oostplein Carguero Holanda 8 agosto 1940 5,059 Hundido
Killoran Bergantín-Goleta Finlandia 10 agosto 1940 1,817 Hundido
Anglo-Saxon Carguero Reino Unido 21 agosto 1940 5,596 Hundido
Cymbeline Carguero Reino Unido 1 setiembre 1940 6,317 Hundido
Antonios Chandris Carguero Grecia 8 setiembre 1940 5,866 Hundido

LIBRO

Kriegsmarine Auxiliary Cruisers (New Vanguard) por Osprey Publishing. (Inglés)


Ver detalles en Amazon US/International

False Flags: Disguised German Raiders of World War II Hardcover – 15 de agosto de 2016 por Stephen Robinson (Autor) (inglés)


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 17 enero/2021

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.