Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Crucero Auxiliar HSK 4 Thor, Schiff 10

El carguero Santa Cruz construido por Deutsche Werft, Hamburgo, (DWH) in 1938 para la naviera Oldenburg Portuguese Line (OPDR) de Hamburgo, a fines de 1940 fue requerido por la Kriegsmarine para convertirlo en crucero auxiliar en el astillero Deutsche Weber de Hamburgo. Luego de terminados los trabajos el 15 de marzo de 1940, fue puesto en servicio bajo el mando del Kapitän zur See Otto Kähler. La nave fue renombrada Thor con la designación HSK 4 Schiff 10.

Thor HSK 4 Schiff 10
Crucero Auxiliar Thor HSK 4, Schiff 10

Especificaciones

Desplazamiento 9.200 tn
Eslora 122 m
Manga 16,7
Propulsión Turbinas
Velocidad 17 nudos
Rango 40.000 nmi
Tripulación 349 Oficiales suboficiales y marineros
Armamento 6 × 15 cm SK L/45, ametralladoras 2 × 3.7 cm SK C/30, antiaéreos 4 × twin 2 cm FlaK 30, tubos lanza-torpedos 4 × 53.3 cm
Hidroavión 1 Arado Ar 196 A-1

Primer crucero

Kapitän zur See Otto Kähler
Kapitän zur See Otto Kähler

Luego de completadas las pruebas de navegación y entrenamiento de la tripulación, el 6 de junio de 1940, el Thor partió en su primer crucero de guerra, deteniéndose en Noruega para ser repintado con los colores de un mercante ruso. El 16 de junio zarpó rumbo al Estrecho de Dinamarca bordeando las islas británicas. En el estrecho de Dinamarca cambió el disfraz pintado como un mercante yugoslavo. Con esos colores el 1 de julio interceptó al barco holandés Kertosono que se rindió sin resistencia y fue enviado a Lorient, Francia, como trofeo de guerra. Seis días más tarde, después de haber cruzado el Ecuador hacia el Atlántico Sur, interceptó al mercante británico Delambre después de una persecución de dos horas; su tripulación fue llevada a bordo antes de que la nave fuera hundida. Dos días más tarde, el Brujas belga también fue detenido sin emitir la alarma y enviado al fondo con cargas de demolición. La racha de buena suerte del Thor continuó el 14 de julio, cuando el carguero Gracefield también se rindió cuando se le ordenó detener las máquinas. Ninguna de las primeras cuatro víctimas del crucero auxiliar intentó enviar señales de socorro por radio.

El 16 de julio, sin embargo, el mercante británico Wendover intento huir e inmediatamente radió señales de socorro cuando sonó el primer disparo del Thor. Pronto fue persuadida a detenerse y una vez que su tripulación fue capturada, la nave fue hundida por una combinación de torpedos y disparos. Sin embargo, el Thor, uno de los cruceros auxiliares más pequeños de la Kriegsmarine, no más de la mitad del tamaño de los HSK 1, 2 y 3, tenía en esos momentos casi 200 prisioneros a bordo. Un día después el carguero holandés Tela también se rindió luego de un disparo de advertencia delante de la proa del mercante; llevaba una carga de alimentos que sirvió para reabastecer al Thor.

Después de un par de semanas tranquilas, el 28 de julio los vigías vieron lo que resultó ser el mercante armado británico HMS Alcantara de 22.000 toneladas. El Kapitän Kähler decidió evadir la confrontación, pero el barco británico lo siguió, exigiendo que se identificara. Sabiendo que el barco británico tenía mayor velocidad, Kähler giró la nave para poner el sol a sus espaldas y abrió fuego anotando varios impactos en la nave británica. La batalla se prolongó durante más de cuatro horas, a pesar de recibir un par de impactos. No deseando arriesgar su misión recibiendo más daños, Kähler ordenó lanzar una cortina de humo y se retiró, dejando al HMS Alcántara cojeando rumbo al neutral Brasil. Para entonces el Thor ya había sido clasificado por el Almirantazgo británico como el Raider E.

Pasaron varias semanas antes de que el Thor encontrara a sus próximas víctimas; el 26 de septiembre el mercante noruego Ostentoso III fue hundido por disparos de cañón y el 8 de octubre el carguero británico Nata también fue hundido. Sus sobrevivientes elevaron el número de prisioneros a bordo del crucero a más de 360 hombres, número mayor que el de su propia tripulación. Las siguientes semanas resultaron infructuosas, hasta que el 9 de noviembre el Thor se reunió con el barco de suministros alemán Río Grande, que reabasteció al crucero y se llevó a bordo a todos menos un puñado de los prisioneros para transportarlos a Alemania.

La siguiente victoria del crucero se produjo el 5 de diciembre de 1940, cuando Kähler tuvo la desgracia de encontrarse con otro gran crucero mercante armado, el HMS Carnarvon Castle de 26.062 tn, armado con ocho cañones de 15cm y dos antiaéreos de 3". Sin la velocidad suficiente para escapar, Kähler se apartó de la nave británica forzándola a perseguirlo, proporcionando un blanco más pequeño y aprovechando los tres cañones de 15 cm apuntando hacia atrás para responder al fuego. Sus artilleros anotaron tantos impactos significativos en el castillo de proa que forzaron al Carnarvon a abandonar el combate y escapar a Montevideo. Dos veces el pequeño Thor había luchado contra naves enemigas mucho más grandes y el 22 de diciembre de 1940, el capitán Otto Kähler fue galardonado con la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro por sus logros. El día de Navidad, el Thor realizó un encuentro con el acorazado de bolsillo Admiral Scheer y un carguero refrigerado que el Admiral Scheer había capturado. La carga sirvió para reaprovisionar al crucero auxiliar grandes cantidades de comida para la temporada festiva de fin de año y mucho más.

En los tres meses que siguieron el Thor se reunió con otros buques alemanes de reabastecimiento. El siguiente encuentro con el enemigo ocurrió el 25 de marzo de 1941, cuando el buque de pasajeros británico SS Britannia usado como transporte de tropas fue interceptado, llevando mucho personal naval y de la fuerza aérea entre sus pasajeros. Una vez que el Britannia se detuvo y sus pasajeros abordaron los botes salvavidas, el barco fue hundido por disparos. Cuando el Thor se preparaba para llevar a los sobrevivientes a bordo, se escuchó un mensaje de otro barco que estaba respondiendo las señales de socorro del Britannia, comunicando que se acercaba a toda velocidad. No deseando esperar en caso de que se tratara de un buque de guerra, Kähler se retiró; trágicamente, el otro barco nunca llegó al sitio y alrededor de 200 de los pasajeros y la tripulación británicos que habían sobrevivido al hundimiento, más tarde perdieron la vida. Luego, ese mismo día, Kähler detuvo y hundió con cargas de demolición al Trolleholm sueco, que navegaba bajo contrato con los británicos.

El 4 de abril de 1941, cuando el Thor se acercó a lo que Kähler creía que era un barco de pasajeros neutral y disparó un tiro de advertencia delante de la proa para persuadirlo a que se detuviera, el otro barco devolvió el fuego. El Thor se había encontrado con otro crucero armado británico, el HMS Voltaire. Esta vez, sin embargo, no iba a haber interrupción de la acción; en poco tiempo, la artillería superior del Thor redujo la nave mucho más grande a un naufragio ardiente y pronto izaron banderas blancas de rendición. Con los botes salvavidas del Voltaire destrozados durante la acción, Kähler lanzó sus propios botes para rescatar a casi 200 sobrevivientes.

El Thor luego se dirigió hacia el norte retomando la ruta de su exitoso crucero y el 16 de abril interceptó al carguero sueco Sir Ernest Cassell que llevaba una carga de mineral para las islas británicas. Este barco se convertiría en la última víctima del Thor en su primera misión. El 30 de abril de 1941 el crucero auxiliar atracó en Hamburgo, después de haber hundido 12 barcos aliados y neutrales sumando un total de 96,540 toneladas en el trayecto de más de 57,000 millas, durante casi un año en el mar.

Segundo crucero

Kapitän zur See Gunther Gumprich
Kapitän zur See Günther Gumprich

Después de una revisión completa, el Thor partió en su segundo crucero el 19 de noviembre de 1941 con su nuevo comandante el Kapitän zur See Günther Gumprich. El desastre ocurrió casi de inmediato cuando, en espesa niebla, el Thor embistió a un barco mercante sueco, hundiéndolo y a la vez sufriendo daños suficientes que lo obligaron a regresar a puerto para ser para reparado. Finalmente, después de muchos retrasos, el crucero auxiliar regresó al Atlántico bordeando las costas holandesa y francesa a través del Canal de la Mancha, en lugar de tomar la ruta norte y el Estrecho de Dinamarca. El Thor cruzó el Ecuador hacia el Atlántico Sur el 4 de febrero de 1942 y su primera área de operaciones fue en aguas antárticas; sin embargo, la caza de balleneros aliados no tuvo éxito y el capitán Gumprich se dirigió hacia el norte nuevamente.

El 13 de marzo el Thor fue detenido por el crucero británico HMS Durban. El Thor se identificó como el carguero británico Levernbank y el Durban le autorizó a seguir su camino. Al día siguiente fue nuevamente interceptado, esa vez por el crucero mercante armado Cheshire a quien se identificó como un carguero británico, y se le permitió continuar.

El 23 de marzo interceptó al carguero griego Pagasitikos, que se rindió sin resistencia y fue hundido con un torpedo. Después de encontrarse con el barco de suministros Regensburg al día siguiente, Gumprich ordenó rumbo al norte para una cita con el crucero auxiliar HSK 9 Michel, al mando de su flamante comandante el Kapitän von Ruckteschell, cerca de Santa Elena en el Atlántico Sur. En el camino, el 30 de marzo, el Thor interceptó al mercante británico Wellpark y lo hundió con cargas de demolición. Sólo dos días después, el hidroavión Arado del Thor usando cables con ganchos arrancó las antenas de radio del carguero Willesden para evitar que enviara señales de socorro, antes de ser detenido por el crucero y hundido con torpedos. Las mismas tácticas se utilizaron con éxito el 3 de abril contra el carguero Aust. Una semana más tarde el Thor llevó a cabo un ataque nocturno contra el carguero Kirkpool; el mercader británico quedó tan maltratado que todos sus botes fueron destruidos, por lo que el Thor tuvo que permanecer en la escena durante tres horas recogiendo sobrevivientes.

Dirigiéndose al este hacia el Océano Índico, el 10 de mayo de 1942 el Thor se encontró con el barco de línea armado Nankin después de una larga persecución y fue capturado con una partida de abordaje. Su siguiente intercepción dejaría malos recuerdos: un disparo de advertencia disparado contra lo que el Kapitän Gumprich tomó como un mercante impactó en lo que resultó ser el petrolero holandés Olivia y se incendió. De los 46 tripulantes, 33 perecieron incinerados. La siguiente víctima fue el petrolero Herborg, pero esta vez un tiro de advertencia y la destrucción de sus antenas por el hidroavión bastaron para persuadirlo a rendirse; la nave fue enviada a Japón con tripulación reducida y llegó a salvo. El 4 de julio, el petrolero noruego D/T Madrono fue tomado en circunstancias casi idénticas y enviado a Japón.

La siguiente víctima del Thor mostró los dientes cuando se le ordenó detenerse. Se trataba del mercante armado británico Indus, que devolvió el fuego e inmediatamente comenzó a enviar señales de socorro. La tripulación sólo abandonó el barco cuando su sala de radio fue destruida y el barco estaba completamente en llamas.

El 11 de setiembre el Kapitän zur See Günther Gumprich fue condecorado con la Cruz Alemana en Oro.

Con los suministros y el combustible agotándose, el Thor se dirigió a Yokohama en Japón, donde se había acordado hacerle reparaciones. El crucero auxiliar atracó allí el 10 de octubre y estaba listo para hacerse a la mar nuevamente siete semanas más tarde. La nave estaba siendo re-aprovisionada mientras estaba amarrada junto al petrolero Uckermark, cuyos tanques de combustible estaban en proceso de limpieza. Una chispa encendió los tanques llenos de gases y el petrolero estalló; el infierno resultante destruyó no sólo al Uckermark, sino también al Thor, al Nankin/Leuthen y al mercante japonés Unkai Maru. Trece miembros de la tripulación del Thor murieron en el accidente, pero Gumprich y la mayoría de sus hombres sobrevivieron a la tragedia. El Thor quedó irreparable y fue abandonado. El 19 de octubre Gumprich fue condecorado por el gobierno de Japón con la Orden del Sagrado Crisantemo.

Un número de sobrevivientes de la tripulación del Thor fue enviado a Francia y asignados al buque de contra-bloqueo Doggerbank. El 3 de marzo de 1943 el submarino U-43 por error hundió al Doggerbank y sólo se salvó un tripulante de la dotación de 365 hombres.

El Kapitän zur See Günther Gumprich, después fue reasignado como comandante del Crucero Auxiliar Michel en su segunda patrulla, pero no regresó, porque el 20 de octubre de 1943, el Michel fue torpedeado por el submarino USS Tarpon y se hundió llevándose al comandante y 290 tripulantes al fondo del mar.

LIBRO

Kriegsmarine Auxiliary Cruisers (New Vanguard) por Osprey Publishing. (Inglés)


Ver detalles en Amazon US/International

False Flags: Disguised German Raiders of World War II Hardcover – 15 de agosto de 2016 por Stephen Robinson (Autor) (inglés)


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 19 enero/2021

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.