Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Operación Iceberg - Invasión de Okinawa (01-4-1945)

A finales de octubre de 1944, la Isla de Okinawa, en las Ryukyu, fue elegida por los mandos estadounidenses para ser invadida como antesala a una próxima invasión de Japón. La isla se encuentra estratégicamente ubicada entre la isla Kyushu y Formosa (hoy Taiwán). Okinawa tenía varios campos aéreos y dos puertos siendo así una plataforma ideal para las futuras operaciones estadounidenses.

Para esta invasión, llamada Operación Iceberg, Estados Unidos contaba con una impresionante armada. Más de 40 portaaviones, 18 acorazados, 200 destructores y cientos de barcos de apoyo. Más de 182.000 efectivos conformarían la fuerza de asalto, prevista para el 01 de abril de 1945.

Almirante Raymond Spruance

Almirante Raymond Spruance

Vice Almirante Marc Mitscher

Vice Almirante Marc Mitscher

Vice Almirante Richmond Kelly Turner

Vice Almirante Richmond K. Turner

Teniente General Simon Bolivar Buckner
Teniente General Simon B. Buckner

Los líderes de las fuerzas invasoras eran el Almirante Raymond Spruance, el Vice Almirante Marc Mitscher (Fuerza 58ª), el Vice Admiral Richmond Kelly Turner (Fuerza de Tarea 51ª) y el Teniente General Simon Bolivar Buckner (10º Ejército). El plan de batalla contaba con una semana de ataques aéreos preliminares de los portaaviones y de los bombarderos B-29 basados en las Islas Marianas. Luego seguirían ocho días de bombardeo naval precediendo a los desembarques.

La fuerza de invasión las conformaban el 3º Cuerpo Anfibio del General de Infantería de Marina Roy S. Geiger con tres divisiones de infantes de marina (la 1ª, 2ª y 6ª) y cuatro divisiones de infantería del 24º Cuerpo de Ejército (la 7ª, 27ª, 77ª y 96ª). Los desembarques se llevarían a cabo en más de 8 kilómetros de playas en la costa oeste del sur de Okinawa, las "playas Hagushi", que llevan el nombre del pueblo en la desembocadura del río Bishigawa. La ubicación fue elegida por su proximidad a los campos aéreos de Yontan y Kadena, que debían ser capturados rápidamente para permitir estacionar los aviones caza que darían cobertura a las fuerzas de invasión contra los ataques aéreos japoneses. Las fuerzas de asalto debían avanzar rápidamente al este y al sur. El norte de Okinawa, la península de Motobu y la cercana isla y aeródromo de Le Shima serían asaltados después de asegurar los objetivos primarios.

Teniente General   Mitsuru Ushijima
Teniente General Mitsuru Ushijima

Las fuerzas de defensa japonesas en Okinawa, la componían el 32º Ejército, con unos 130,000 hombres al mando del Teniente General Mitsuru Ushijima. Incluían además un número de conscriptos y de la Fuerza del Interior conocidos como Boeitai. Después de haber perdido la mayoría de las bases aéreas de avanzada y los portaaviones, planeaban usar los kamikaze contra los buques aliados. Se esperaba un ataque aéreo masivo tanto por kamikazes como por aviones convencionales como parte de la defensa de la isla.

Oficiales japoneses en Okinawa
Oficiales del 32º Ejército Imperial de Japón. (1) Contralmirante Minoru Ota, Comandante, de la Base Naval; (2) Teniente General Mitsuru Ushijima, Comandante General 32º Ejército; (3) Teniente General lsamu Cho, Army C/8; (4) Coronel Hitoshi Kanayama, Comandante 89º Regimiento; (5) Coronel Kiuji Hongo, Comandante 32º Regimiento; (6) Coronel Hiromichi Yahara, Jefe de Estado Mayor. (Foto de OCMH, DA).

Preparativos

A mediados de marzo, la flota estadounidense con más de 1300 barcos se congregó frente a Okinawa para el bombardeo naval. El 21 de marzo, los primeros Baka (bombas pilotadas), fueron observados debajo de los bombarderos japoneses Oka (Betty para los estadounidenses). Si bien los Baka no demostraron ser muy efectivos en la campaña general de Okinawa, debido al escaso número, por su pequeño tamaño y velocidad eran casi imposibles de derribar.

El 22 de marzo, los 122 barreminas del Contraalmirante Alexander Sharp comenzaron las operaciones de dragado de minas que continuó día y noche hasta que comenzó la invasión el 1 de abril. La operación de Sharp barrió 2300 millas cuadradas de mar y destruyó seis campos minados y 184 minas. Estos siembraminas y dragaminas tuvieron más del 15 por ciento de todas las bajas navales durante la Operación Iceberg.

Fuerza de Tarea 58
Fuerza de Tarea 58

Los primeros ataques kamikaze de la campaña de Okinawa comenzaron el 18 de marzo de 1945. El 19 de marzo, el portaaviones USS Wasp fue alcanzado por un kamikaze que mató a 101 tripulantes e hirió a otros 269. También impactaron en el portaaviones USS Franklin. El daño a la cubierta de vuelo del Franklin fue extenso y tuvo que regresar a Nueva York. Las bajas fueron 724 muertos o desaparecidos y 265 heridos.

La invasión

Las islas Kerama fueron ocupadas entre el 25 y el 28 de marzo para el abastecimiento de combustible y reposición de municiones y como base de hidroaviones. Mientras tanto, las fuerzas estadounidenses frente a la isla de Okinawa no tenían idea de que las playas habían quedado intencionalmente indefensas y que las aproximadamente 100,000 tropas japonesas estaban atrincheradas en cuevas, bunkers y fortificaciones, muy bien protegidas del bombardeo previo a la invasión que poco daño causó.

Ver el mapa
Mapa de la Operación Iceberg

El 30 de marzo, el asalto anfibio de Okinawa comenzó a las 8:30 a.m. El 1 de abril de 1945, a las 4:00 pm. la indefendida cabeza de playa estaba asegurada. Los japoneses estaban ubicados en emplazamientos fuertemente fortificados cerca del antiguo castillo de Shuri, sitio de una antigua capital de Ryukuan, ubicada a medio camino entre las dos costas y sobre el territorio circundante.

Entre el 6 y 7 de abril, comenzó el primer uso de formaciones masivas de cientos de aviones kamikaze llamados kikusui, o "crisantemo flotante", por el símbolo imperial de Japón. Al final de la campaña de Okinawa, los kamikaze volaron 1.465 misiones desde Kyushu hudiendo 30 buques estadounidenses y dañando a otros 164, sin incluir ataques más pequeños cerca de Kyushu y Formosa.

USS Bunker Hill atacado por dos kamikaze
El portaaviones USS Buker Hill después del impacto de dos kamikaze.

Shima, la isla frente a Mobutu, fue invadida el 16 de abril, después de tres días de bombardeos navales y aéreos y reconocimiento de playas por equipos de demolición subacuática. La 77ª División del Ejército desembarcó el 21 de abril. En intensos combates durante cinco días, esta pequeña isla y aeródromo fueron reducidos, pero con la pérdida de 172 estadounidenses muertos y 902 heridos.

El 1 de mayo, los marines del 3º Cuerpo de Anfibios que invadieron la Península de Mobotu, fueron trasladados a la parte sur de la isla, donde el 24º Cuerpo del Ejército enfrentó una férrea resistencia. Para el 8 de abril, las fuerzas estadounidenses se detuvieron en la primera línea de defensa japonesa con bunkers con puertas de acero impermeables a los lanzallamas. Las bajas fueron enormes. Los refuerzos desembarcaron el 9 de abril y para entonces las tropas estadounidenses contaban con 160.000 efectivos en tierra.

Castillo Shuri
En el Castillo Shuri se instaló el alto mando japonés. Debajo del castillo, en la colina rocosa, los japoneses construyeron redes de túneles que además de darle protección a los defensores contra los bombardeos les permitieron salir del castillo para establecer una nueva línea de defensa. Arriba Shuri quedó destruido, pero bajo tierra los túneles quedaron intactos.

Captura de Shuri

Toda la atención se centró entonces en capturar el Castillo de Shuri, la posición defensiva clave de los japoneses. El castillo se encuentra en el sur de un tercio de Okinawa en un punto alto a medio camino entre las playas oriental y occidental. Las posiciones defensivas fuertemente preparadas con campos de fuego entrelazados y túneles interconectados resultaron extremadamente difíciles y costosas de combatir. Contra estas fortificaciones los estadounidenses tuvieron que usar los cañones de seis acorazados, seis cruceros, nueve destructores y 650 aviones de la Marina y la Marina, además de los marines y los soldados de infantería en tierra.

El bombardeo de Shuri estuvo a cargo de la Fuerza de Tare a54 al mando del contraalmirante Morton L. Deyo. La Fuerza de Tarea 54 incluía su buque insignia, el USS Tennessee, y los acorazados USS Nevada, USS Nueva York, USS Texas y USS Arkansas que apoyó a las fuerzas en tierra hasta finales de mayo, cuando la acción se trasladó a la punta extrema de la isla.

La línea de defensa japonesa finalmente se rompió el 28 de abril. Atacando los dos flancos de las fuerzas japonesas, las tropas de Buckner lucharon ferozmente. Para el 21 de mayo, los japoneses se habían retirado al extremo sur de la isla. El 10º Ejército ocupó la capital, Naha, el 27 de mayo y el 29 de mayo, las tropas japonesas comenzaron a retirarse de Shuri.

Entonces, los marines hicieron un asalto anfibio al sureste de la capital, mientras que el 10º Ejército de Buckner se movió a la posición japonesa en Mabuni, una escarpada ubicada en el extremo sur de la isla. Sus cuevas naturales y hechas por el hombre resultaron casi impenetrables para cualquier método de combate que no fuera empleando lanzallamas y altos explosivos para abrirse camino. Al final, se necesitaron combates cuerpo a cuerpo, bombardeos aéreos y tanques lanzallamas para quebrar la defensa japonesa.

Tanques lanzallamas
Sólo con tanques lanzallamas lograron quebrar la resistencia de los japoneses.

Buckner fue muerto por el fuego de artillería japonesa el 18 de junio. Geiger asumió el mando temporal del 10º Ejército hasta que fue relevado cinco días después por el Teniente General del ejército Joseph A. Stilwell. El 19 de junio, el comandante japonés ordenó a todos los defensores luchar hasta la muerte. El día 21, el 10º Ejército avanzó hasta el punto más meridional de Okinawa. Ushijimi y su jefe de Estado Mayor cometieron suicidio, en lugar de aceptar la derrota. Geiger anunció que la isla estaba asegurada el 22 de junio. La campaña de Okinawa de 82 días fue declarada oficialmente terminada el 2 de julio.

Las bajas estadounidenses fueron 14,009 a 20,195 muertos según diferentes fuentes; 38,000 a 55,162 heridos. 221 tanques destruidos, 12 destructores hundidos, 15 anfibios hundidos , 9 otras embarcaciones hundidas,, 368 buques dañados, 768 aviones derribados.

Según fuentes estadounidenses, 77,166 soldados japoneses muertos, 30.000 conscriptos okinawenses muertos, más de 7000 prisioneros japoneses. También hubo más de 26,000 víctimas civiles. Las pérdidas en buques japoneses fueron un acorazado, un crucero ligero, cinco destructores y 9 embarcaciones menores. 1430 aviones derribados, 27 tanques destruidos y alrededor de mil piezas de artillería, antitanques, morteros y antiaéreos.


LIBROS

The Battle For Okinawa por Hiromichi Yahara


Ver detalles en Amazon US/International

Okinawa: Capstone to Victory Paperback – January 1, 1970 por Benis B. Frank (Author), B&W Illlustrations


Ver detalles en Amazon US/International

Bloody Okinawa: The Last Great Battle of World War II Hardcover – Illustrated, March 3, 2020 por Joseph Wheelan (Autor) - Inglés


Ver detalles en Amazon US/International

Crucible of Hell: The Heroism and Tragedy of Okinawa, 1945 Hardcover – Illustrated, May 5, 2020 por Saul David (Autor) - Inglés.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 7 noviembre/2004 - Actualizado 7 noviembre 2020.

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.