Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Bombardeo de Estocolmo (22-2-1944)

El 22 de febrero de 1944, poco antes de las 20:00 horas tres solitarios aviones soviéticos sobrevolaron Estocolmo y bombardearon un sector de la ciudad. Como suele ocurrir en esas latitudes, en esa época del año la noche invernal era oscura y fría.

Bombardeo de Estocolmo

El nuevo teatro al aire libre en Eriksdal fue destruido.

Un puesto de artillería antiaérea en el centro de Estocolmo logró escuchar y divisar al menos a un avión, pero la falta de radar les impidió rastrear el rumbo e identificarlo. No podían realizar una acción defensiva puesto que no podían determinar de qué se trataba y en el tiempo en que los servidores del puesto de vigilancia aérea trataban de identificar y aclarar la situación, para decidir si abrir fuego, o no, el avión había desaparecido.

Poco después las bombas empezaron a caer en diferentes partes de la capital sueca, por primera vez en la historia de la ciudad.

Después de que la última bomba cayera casi a la 1 am, los misteriosos bombarderos se alejaron hacia el Mar Báltico. Afortunadamente, sin dejar víctimas mortales. Sólo dos soldados suecos resultaron heridos.

Los efectos del bombardeo se sintieron en algunas casas

Los efectos del bombardeo se sintieron en algunas casas.

Al amanecer del 23 de febrero de 1944, la luz del día reveló la devastación del bombardeo aéreo que había tenido lugar durante la noche. Las consternadas autoridades de la ciudad evaluaron los daños, que incluyeron la destrucción casi total de un nuevo teatro al aire libre en Eriksdal, donde un gran cráter había sido abierto por una bomba de 100 kilogramos. La bomba dejó un enorme cráter de 3 metros de profundidad y 5 metros de diámetro. Una de las áreas más dañadas fue el parque Eriksdalslunden y una planta de agua abandonada también fue atacada. Era una casa bomba que fue recuperada y luego trasladada a Hammarbyslus, donde todavía está en pie y es conocida como "Ryska Smällen" (Bofetada Rusa).Pero, no sólo Estocolmo sufrió el ataque; varios almacenes más fueron abandonados en otras áreas de Estocolmo, sobre todo en el archipiélago del Norte.

Bombardeo de Estocolmo
El análisis de los restos de las bombas no dejaron dudas de que se trataba de bombas soviéticas.

Al examinar las esquirlas de los proyectiles se observaron caracteres cirílicos, lo que significaba que los aviones debían ser soviéticos. Cundió la alarma pero pronto se confirmó que no habían indicios de una inminente invasión soviética.

Ese mismo mes de febrero de 1944, la aviación soviética llevó a cabo bombardeos masivos en Finlandia. Se reportaron ataques en Helsinki, Turku, y Kotka, pero los bombarderos también incursionaron en Mariehamn en las islas Aland, muy cerca al territorio sueco.

Luego de completar la evaluación de los hechos y en vista que no habían signos de posteriores agresiones en territorio sueco, el gobierno sueco determinó que la incursión en Estocolmo y Strängnäs había sido un error de navegación y que los bombarderos soviéticos simplemente habían perdido su rumbo en esa noche oscura de invierno. Esos tipos de incidentes suelen ocurrir en todas las guerra, por ejemplo, en 1940, aviones soviéticos habían bombardeado accidentalmente Pajala en el norte de Suecia durante la Guerra de Invierno. Sin embargo, la URSS no fue la única en realizar un acto de tal naturaleza, pues la Real Fuerza Aérea Británica atacó por error a Malmö y Lund en 1940 y 1943, respectivamente.

Bombardeo de Estocolmo
La noticia generó grandes titulares en Suecia y las capitales europeas.

Durante la Guerra de Invierno, entre Finlandia y la Unión Soviética, Suecia había asumido oficialmente una posición de "no beligerancia". En 1940, y durante la Guerra De Continuación, que duró desde 1941 hasta septiembre de 1944, en la que Finlandia se alió con Alemania contra Rusia, Suecia se mantuvo oficialmente neutral. En realidad, Suecia se había puesto de manera no oficial del lado de Finlandia en los dos conflictos menores. Voluntarios suecos lucharon junto a los fineses contra los soviéticos, y a principios de 1940 fue un período lleno de actividad de espionaje entre Rusia y Suecia.

Telegrama

La Cancillería sueca envió una nota a la embajada soviética pidiendo una aclaración sobre el incidente, pero sólo recibieron una negación completa de los hechos por parte de los soviéticos sobre cualquier ataque aéreo realizado en territorio Sueco, incluso por error. Dijeron los diplomáticos soviéticos que "El ataque aéreo a Estocolmo parece haber sido llevado a cabo por la Luftwaffe alemana o la aviación finlandesa con la intención de provocar".

Luego del intercambio de notas, oficialmente, Suecia reconoció el accidente como un error de navegación de la Fuerza Aérea Soviética. Sin embargo, el gobierno estaba indignado de que a diferencia de los británicos, que se disculparon por el ataque accidental, la URSS no tuviera ningún deseo de disculparse y menos de reconocer su falta.

No todo el mundo creía en la versión oficial sobre el incidente. Muchos pensaron que la incursión soviética era una advertencia a Suecia para que no continuara prestando asistencia con el envío de voluntarios a Finlandia, o dando apoyo logístico, como había hecho durante la Guerra de Invierno.

Vasilij Aleksandrovitj Sidorenko
Vasilij Aleksandrovitj Sidorenko

Sin embargo surgieron otras hipótesis. El oficial Sueco de contrainteligencia Tore Forsberg estaba seguro de que los soviéticos atacaron Estocolmo para forzar a Suecia a liberar al espía soviético Vasilij Aleksandrovitj Sidorenko. Sidorenko fue arrestado en 1942 y acusado por espionaje.

Específicamente, se afirmó en el juicio que uno de los objetivos de espionaje de Sidorenko había sido el regimiento Södermanland en Strängnäs, una división de tanques del ejército Sueco. Como sucedió, esta fue precisamente la ubicación de algunos de los primeros bombardeos "accidentales" lanzados poco después de las 8 pm el 22 de febrero y hasta casi la 1am de la mañana siguiente. Afortunadamente, al igual que en las otras zonas bombardeadas, nadie resultó muerto, aunque dos soldados resultaron heridos por las esquirlas de las bombas.

En numerosas ocasiones los soviéticos pidieron a Suecia que liberara a Sidorenko, pero los suecos, que lo habían condenado a 12 años de prisión, se negaron a atender la demanda. "Ustedes están dejando que Sidorenko muera de hambre y malos tratos. Liberen a Sidorenko, eso es lo que estamos demandando, ante todo", dijo agresivamente el Ministro de Relaciones Exteriores soviético Vyacheslav Molotov al enviado sueco Wilhelm Assarsson.

Los suecos habían insinuado que el jefe de la seguridad y la policía secreta soviética, Lavrentiy Beria, asumió el caso de Sidorenko como un asunto personal.

En un artículo en The Local, escrito por la historiadora Victoria Martínez, relata que en un documento de 2014 escrito para la "Svensk Fly Taiwánistorisk Förening" (Sociedad Histórica de la Aviación Sueca), Sven-Åke Björk cita un telegrama escrito el 24 de febrero de 1944, por el escritor y periodista Sir Victor Mallet, enviado de Gran Bretaña a Suecia, y que él mandó al Foreign Office (la Oficina de Asuntos Exteriores) en Londres. En el telegrama Mallet escribió: "el Secretario General me dijo hoy que no había prácticamente ninguna duda de que las bombas eran rusas y fueron lanzadas accidentalmente. Los rusos habían informado de cuatro aviones desaparecidos después de la incursión en Turku, incursión de la que se sabía que un avión había sido derribado y presumiblemente, los otros tres fueron los que visitaron la zona de Estocolmo y después probablemente se estrellaron en el mar."

Si el bombardeo soviético tuvo tales objetivos, su cometido fue logrado. Suecia no prestó más asistencia a Finlandia y Vasily Sidorenko fue liberado cuatro días después del bombardeo de Estocolmo.

LIBROS

In the shadow of Stalin / Vilhelm Assarsson
Assarsson, Vilhelm, 1889-1974 (author)
Stockholm: Bonnier, 1963
Sueco 237 s.

In the shadow of Stalin

Spioner emellan Paperback – March 9, 2015
Por (Boris Grigorjev, Tore Forsberg. Spioner Emellan. Estocolmo, 2006)
Paperback: 290 páginas
Publisher: Book on Demand Ltd. (March 9, 2015)
Idioma: sueco


Publicado: 4 marzo/2019