Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Batalla del Estrecho de Drøbak 9-4-1940 (Ocupación de Oslo)

Desde fines de 1939 hasta comienzos de 1940 la prensa en los países Aliados informaron sobre los planes para enviar ayuda militar a Noruega y Suecia. Los planes aliados no variaron pese al acuerdo que puso fin a la Guerra de Invierno entre la URSS y Finlandia, porque sin duda el verdadero objetivo era detener el suministro sueco de mineral de hierro a Alemania. Era por demás evidente que para evitarlo los alemanes tuvieron la necesidad de invadir Escandinavia.

Los planes aliados comenzaron con el minado de las aguas territoriales de Noruega para detener el uso de la ruta del transporte del mineral desde el puerto de Narvik. Eso tenía también el propósito, de provocar la reacción alemana y abrir otro frente de guerra para así aliviar en algo a Francia de la presión alemana. Los planes británicos inmediatos fue transportar por mar una fuerza militar a Noruega lo más rápidamente posible. El Almirantazgo Británico movilizó la Home Fleet y todas las fuerzas navales disponibles reforzadas con unidades francesas. Por su parte el OKW (Alto Mando alemán) sabía que eso ocurriría y en consecuencia fue planificada la Unternehmen Weserübung (Operación Weserübung) para la invasión de Dinamarca y Noruega.

Crucero Blucher
El poderosos crucero pesado Blücher, hasta el 9 de abril de 1940, el buque mayor más moderno de la Kriegsmarine.

En esos momentos, 9 de abril de 1940, las únicas unidades navales alemanas que no se encontraban en operaciones en alta mar, fueron aquellas que estaban en reparaciones —tres cruceros, seis destructores y cuatro torpederas. Por otro lado, ocho tanqueros y 45 barcos de transporte con 18,276 efectivos se encontraban en el mar o listos para embarcar en puertos alemanes, otras 40,000 tropas se encontraban preparadas para unirse a las operaciones apenas estuvieran disponibles los medios de transporte. La Luftwaffe también estaba lista para poyar la invasión con 1.000 aviones y unos 500 transportes para enviar la fuerzas aerotransportadas, en una operación que con tal magnitud se realizaba por primera vez en la historia militar del mundo.

Así, mientras los británicos recién comenzaban a minar las aguas de Noruega, como previsión, antes de envíar la fuerza de invasión, los alemanes ya estaban en camino hacia los fiordos noruegos. La OKW calculó bien la operación utilizando la sorpresa, la confianza en sí mismos, la innegable mejor preparación de las fuerzas alemanas y el aprovechamiento de los errores tácticos y estratégicos de los Aliados.

Habían previsto, con absoluta precisión, que los seis grupos de la Fuerza de Invasión transportada por la Kriegsmarine desembarcarían simultáneamente a las 04:15 del día 9 de abril a los largo de los mil kilómetros de costas noruegas desde Oslo a Narvik. Entre ellos, el Gruppe 5 tenía la misión de capturar Oslo, la capital noruega. Obviamente la sorpresa era elemental para poder capturar al gobierno, la familia real y los altos mandos militares, con el propósito de lograr la rápida capitulación y una pacífica ocupación.

Konteradmiral Oskar Kummetz
Konteradmiral Oskar Kummetz
Comandante del Crucero Blücher y jefe del Gruppe 5.

La Fuerza Naval del Gruppe 5 al mando del Konteradmiral Oskar Kummetz contaba con la participación del nuevo crucero pesado Blücher, acompañado por el crucero Lützow, el crucero ligero Emden, tres torpederas, ocho R-Boots y dos buques auxiliares. Originalmente el crucero Lützow con las limitaciones que imponía el Tratado de Versalles fue llamado Deutschland (Alemania) pero fue reacondicionado y reclasificado como crucero pesado en junio de 1940 con el nuevo nombre. El Gruppe 5 incluía además una fuerza de asalto, al mando del Mayor General Erwin Engelbrecht, de 2000 hombres pertenecientes a dos Batallones del 307º Regimiento de Infantería, un batallón del 138º Regimiento de Montaña, artillería, zapadores y unidades de apoyo.

La delicada misión de capturar la capital de Noruega estaba en manos de tres batallones de Infantería que contaban además con el apoyo de dos compañías aerotransportadas que se encargarían de ocupar el Campo Aéreo Fornebu al sur oeste de la capital. Una vez ocupado el campo aéreo asegurarían el aterrizaje de dos batallones y una compañía de Ingenieros del 324º Regimiento de Infantería.

Mapa (1) de la Batalla de drobak
Click en el mapa para ampliar.

Gruppe 5 salió de Swinemüde a las 22:00 del 7 de abril mientras las unidades navales mayores se concentraban en la Bahía de Kiel listas para zarpar a las 02:00 del día siguiente. Las unidades menores y más lentas partieron antes para ser alcanzadas por el resto de las fuerzas en la entrada del fiordo Oslofjord en la noche del 8 a 9 de abril. Los buques alemanes navegaron a través del estrecho entre las islas danesas, cuyos puestos de observación informaron al Ministerio de Marina danés los movimientos de la flota alemana. La información fue pasada al servicio de inteligencia de la marina de Noruega durante el día.

Los noruegos no tomaron ninguna previsión, puesto que estaban convencidos que los alemanes no estaban preparando ninguna acción contra su país y además estimaban que la capacidad de los alemanes en el mar no era comparable a la enorme superioridad marítima de la Royal Navy que contaba además con el apoyo de los franceses. Pero los líderes noruegos también sabían que tanto la flota alemana como la británica estaban operando en el Mar del Norte y que los británicos habían advertido durante mucho tiempo que podrían verse obligados a "proteger" a noruega.

Pero la mayoría de los noruegos fueron tranquilizados por Finn Moe, el cronista de radio que creía que casi no había peligro inmediato de que la pequeña Noruega fuera arrastrada a la Gran Guerra. Por otro lado, hasta ese momento, el estado de guerra entre aliados y alemanes se limitaba a la llamada "Phoney War" o "falsa guerra", es decir simplemente una "guerra de palabras" y escaramuzas sin importancia. La vida nocturna de los noruegos prosiguió casi como de costumbre. Los restaurantes, los cines y los teatros recibían a los asiduos de costumbre. Los mandos militares tuvieron una reunión con el rey Haakon y el gobierno estaba convencido de haber tomado las debidas precauciones. El primer ministro Nygaardsvold se fue tranquilo a dormir y el Ministro de Relaciones Exteriores Koht se tomó el día libre.

Pero, ese día 8 de abril, la fuerza alemana rodeó el extremo norte de Dinamarca a las 19:00 horas, manteniendo rumbo hacia el oeste, mientras se encontraban a la vista de la costa y de los vigías daneses para hacerles creer que era una de las incursiones alemanas en el Atlántico. Pero, una vez que estuvieron fuera de la vista de la costa danesa cambiaron el rumbo hacia el este en dirección a Oslofjord a máxima velocidad.

Durante la noche, los submarinos británicos HMS Triton y HMS Sunfish, que operaban en la zona, avistaron a la fuerza alemana al norte de Dinamarca. El HMS Triton intentó un ataque contra los buques alemanes pero fracasó. Los más veloces buques alemanes alcanzaron a los más lentos a medida que se aproximaban al fiordo Oslofjord en la entrada de Oslo.

Mapa (1) de la Batalla de drobak
Click en el mapa para ampliar.

El acceso marítimo a Oslo era protegido por dos líneas de fuertes en Oslofjord y Oscarborg. Los fuertes de Oslofjord tenían cuatro baterías, Bolærne, Rauøy, Måkerøy y Håøy, ubicadas a ambos lados del fiordo, así como un número de buques menores patrullando el fiordo. El complejo de la fortaleza de Oscarborg tenía baterías ubicadas en Kaholm Sur y norte, las dos pequeñas islas en el Estrecho de Drøbak a la entrada del puerto.

Contaban además, una batería principal con tres cañones calibre 280mm alemanes fabricados por Krupp en 1892 al sur de Kaholm y una batería lanzatorpedos de 450mm en el norte de Kaholm que se encontraba emplazada en una cueva bajo el agua. Este complejo fue construido a comienzos de siglo y no era conocido por los alemanes. La batería de torpedos fue un diseño de 1900, inventado por la fábrica Whitehead del Imperio Austro-Húngaro, propulsados por aire comprimido. También había una batería de cañones de 150mm y una de tres cañones calibre 57mm ubicados en tierra firme al este del Estrecho de Drøbak.

Cañón Krupp
Los cañones Krupp de 280mm protegían la entrada a Oslo.

La protección antiaérea de las fortalezas contaba principalmente con ametralladoras y dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm L/60. La dotación de infantería para protección contra ataques terrestres sumaba 3298 hombres, pero en esa fecha apenas estaban en servicio 957 efectivos. Eso dejaba a algunas baterías con personal mínimo y hasta desatendidas. Lo peor era, que aparte de los oficiales y suboficiales, la mayoría de los soldados en servicio en ese momento eran conscriptos recién reclutados que estaban en proceso de entrenamiento.

Ese día, en las afueras del fiordo sólo operaban cuatro pequeñas y lentas patrulleras de vigilancia que apenas desarrollaban 13 nudos. Fue la patrullera Pol III de 214 tn, equipada sólo con un cañón de 76mm y un complemento de 13 tripulantes, al mando del capitán Leif Welding Olsen, la primera que avistó a la fuerza alemana acercándose. Los alemanes también avistaron a la patrullera y enviaron a interceptarla a la torpedera Albatros de 924tn capaz de desarrollar 33 nudos, con 291 tripulantes, equipada con tres cañones de 105mm, 4 cañones de 20mm y 6 tubos lanzatorpedos de 210mm.

De acuerdo a las normas internacionales, la patrullera noruega hizo un disparo de advertencia antes de las 23:00. EL Albatros se detuvo pero los demás buques continuaron su marcha. No está claro lo que pasó pero aparentemente la patrullera noruega casi embistió al Albatros accidentalmente causándole ligeros daños en el casco. Ambas naves mantuvieron su distancia y a las 23:15 los noruegos lanzaron dos bengalas blancas y una roja indicando la presencia de naves extranjeras. Los alemanes demandaron la rendición de la patrullera y al ser rechazada la demanda, con fuego de ametralladoras el Albatros barrió la cubierta de la patrullera. Tanto alemanes como noruegos dan versiones diferentes sobre el hecho, lo que es comprensible ante la confusión de un combate, pero lo que es cierto, es que el comandante de la patrullera, Leif Welding Olsen, fue el primer noruego en morir durante la guerra.

Oscarborg
Las defensas en el Fiordo de Oslo. En Oscarborg, el mayor islote en el centro, se encontraba la batería de 280mm. Hoy es un lugar turístico preservado.

Mientras tanto los buques alemanes continuaron rumbo al norte acercándose a la línea de fortalezas. En medio de la niebla la batería Rauøy pudo ver brevemente a los buque alemanes y disparó dos salvas de advertencia y luego hizo cinco disparos contra los buques que desaparecían en medio de la niebla. Los alemanes refieren que los disparos quedaron cortos y pensaron que eran sólo de advertencia.

La fuerza naval alemana se detuvo apenas pasó la primera línea de fortalezas. Las tropas transportadas en el Endem fueron transferidas a 6 barreminas. Dos de ellas debían desembarcar las tropas para capturar dos de las baterías en la línea exterior de fuertes para abrir el camino y facilitar el desembarco de los refuerzos. Dos barreminas protegidas por las torpederas Albatros y Kondor fueron enviadas a Horten para desembarcar el contingente que debía capturar la base naval noruega. Los dos barreminas restantes siguieron a la fuerza principal para desembarcar las tropas que debían capturar Oscarborg en caso de que los buques mayores se vieran impedidos de abrirse camino. El ataque a través del Estrecho de Drøbak y el ataque a Horten debía estaban programados para ocurrir simultáneamente a las 04:15. La luz del día asomaba en el horizonte cuando los buques alemanes se aproximaron a Oscarborg.

Coronel Birger Eriksen
Coronel Birger Eriksen Comandante de Oscarborg.

El comandante de Oscarborg era el Coronel Birger Eriksen quien estuvo informado acerca de lo que ocurría en Oslofiord. Sin embargo, este oficial conocido por ser gatillo alegre no sabía si los buques que se aproximaban eran alemanes o británicos, pero decidió que eso era irrelevante. Un oficial subordinado le sugirió que informara a sus superiores pidiendo autorización antes de abrir fuego. Ignorando la sugerencia decidió que no habría disparos de advertencia y a final de cuentas eso le dio tiempo al gobierno y la familia real a escapar.

Los buques alemanes se aproximaron al Estrecho de Drøbak en columna con el Blücher a la cabeza seguido por el Lützow, el Emden, la torpedera Möwe y los barreminas R18 y R19 separados unos 600 metros cada uno. Los buques alemanes pintados de oscuro no se distinguían con claridad con todas las luces a lo largo del fiordo apagadas.

Equivocadamente, el Konteradmiral Kummetz interpretó el silencio de los noruegos como una venia para darles libre paso. Pero en realidad fue una acción deliberada del Coronel Eriksen, pues calculó que los poco entrenados servidores de los cañones, sumado a la lenta cadencia de fuego de la baterías tendrían apenas la oportunidad de disparar una andanada antes de que el primer buque pasara delante del fuerte y esa era la única de tenerlo a tiro a poca distancia.

Eran las 04:21 cuando los buques se encontraban a 1800 metros que la batería abrió fuego y los dos disparos dieron en el blanco. Las baterías en el lado este también abrieron fuego contra el Blücher. Dos obuses de 280mm, 13 de 150mm y 30 proyectiles de 57mm hicieron blanco en el crucero antes de pasar el ángulo de tiro. El primer obús de 280mm impactó en la base del puente volando parte de la estructura. El segundo atravesó el casco a babor a la altura de la chimenea.

Los disparos también impactaron la cubierta del hangar, destruyendo los tres hidroaviones y depósitos de combustible. La gasolina de aviación se encendió y el fuego se extendió al depósito de bombas aéreas, municiones de ametralladoras y granadas de mano almacenadas en contenedores sobre cubierta. La segunda andanada sobre el Blücher impactó en la popa destruyendo los timones de dirección del buque. Sólo dando marcha atrás evitaron embarrancar en la playa.

La directiva operacional decía que los buques alemanes debían mantener los cañones apuntando al frente para indicar que no intentaban atacar a las baterías costeras. Esto impidió una rápida respuesta de los artilleros, pero el resto del armamento más ligero de los buques si pudo reaccionar rápidamente contestando el fuego, aunque a ciegas y sólo guiándose por el resplandor de los disparos, lo que causó ligeros daños.

Era demasiado tarde para que el Konteradmiral Kummetz sacara del apuro a su buque. No obstante eso también era casi imposible pues las salas de máquinas estaban parcialmente fuera de combate. Como una imagen fantasmagórica el buque logró salir del campo de tiro.

Dicen algunas fuentes que desde la costa se escuchaban los gritos de los heridos, pero a la vez, lograron oír que los alemanes cantaban el Himno de Alemania: "Deutschland, Deutschland über alles...". Esto no es mencionado por el Korvettenkapitän Kurt Zoepffel, segundo al mando en el Blücher, quien dice que más bien gritaban "Tres hurras por nuestro buque, nuestro Führer y nuestro país."

Mientras lentamente el Blücher se movía hacia el norte, entraba dentro del radio de acción de la batería lanzatorpedos. El Capitán Andreas Anderssen vio a la nave en llamas acercándose y llamó al Coronel Eriksen para preguntarle si debía abrir fuego. La respuesta fue inmediata: "Dispara".

Los alemanes no vieron las estelas de los torpedos acercándose. El primero impactó en la proa y el segundo en el centro de la nave causando daños masivos en la nave. El Kapitän Heinrich Woldag, comandante del Blücher, ordenó anclar la nave y el buque se detuvo escorado 18 grados a estribor. Lentamente la nave aumentó el escoramiento y comenzó a hundirse. Por los incendios, los torpedos del Blücher amenazaban con estallar y ordenaron lanzarlos contra las costas. A las 05:30 el depósito de municiones de gran calibre en el centro del buque estalló y Woldag ordenó abandonar la nave. Recién entonces fue izada la bandera alemana. Finalmente, a las 06:22 la nave dio media vuelta y se hundió con muchos marinos aún sobre cubierta.

Sobrevivientes del Blucher
Los que lograron abandonar el Blücher a tiempo, llegaron nadando a la orilla.

Todods los marinos que lograron llegar a las orillas fueron capturados, entre ellos el Almirante Kummetz, el General Engelbretch y el Capitán Woldag quien muy mal herido murió porco después. El combustible derramado del Blücher cubrió el agua y se incendió matando a algunos marinos que no lograron alejarse antes de hundirse la nave. Otros fueron salvados por pescadores. Unos mil marinos y soldados perdieron la vida y el más moderno buque alemán yacía en el fondo del Estrecho de Drøbak.

Los otros buques que seguían al Blücher dieron media vuelta para salir del fiordo. Al hacerlo, tanto el Lützow como el Emden presentaron un blanco perfecto a las baterías de los fuertes. Ambos buques sufrieron impactos con ligeras consecuencias. Antes de ordenar el abandono del Blücher, el Almirante Kummetz le transfirió el mando del Gruppe 5 al Kapitän August Thiele comandante del Lützow.

El Blucher termina hundido
El triste final del Blücher, el crucero pesado más moderno de Alemania en 1940.

A final de cuentas, el hundimiento del Blucher fue una victoria pírrica para los noruegos. Una vez fuera del alcance de las baterías noruegas, Thiele preparó un nuevo ataque sobre Oscarborg con lo que quedaba del Gruppe 5. Los desembarcos de los alemanes comenzaron a tomar tierra en la costa este del fiordo a la 06:00 y dos horas después las tropas alemanas se organizaban. Mientras tanto, el General Nikolaus von Falkenhorst, el planificador y comandante general de la operación de invasión a Noruega y Dinamarca se encontraba muy preocupado por el retraso de las operaciones. Ordenó la inmediata captura de las baterías costeras en Drøbak, cosa que comenzó con la ocupación de los poblados cercanos Son y Moss.

A las 08:00 comenzó el bombardeo de las fortalezas que se prolongó durante todo el día. Con las baterías sin protección contra ataques aéreos, fueron rápidamente silenciados por la Luftwaffe y el fuego del Lützow. Los noruegos se encontraron indefensos ante el despliegue alemán y pronto la moral se derrumbó. A las 18:30 el Coronel Eriksen se vio incapaz de detener el ingreso de los buques alemanes a través del fiordo y decidió rendirse.

El General von Falkenhorst recibió los informes nada halagadores de la operación del Gruppe 5 contra Oslo. La capital no se encontraba ocupada, el Blücher estaba en el fondo del fiordo, el Lützow con algunos daños y los comandantes de la operación capturados o muertos. La base en Horten no había sido capturada, ni los fuertes alrededor de Oslo.

La única posibilidad que le quedaba a von Falkenhorst era doblegar a la capital con la Luftwaffe. Planificó la captura del aeropuerto Fornebu mediante paracaidistas. Las defensas del aeropuerto consistían de tres puestos antiaéreos más siete viejos aviones Gloster Gladiator que no eran rivales para los modernos aviones alemanes. Sin embargo la operación paracaidista debió cancelarse debido a la niebla que cubría a Oslo. Un grupo no recibió la orden de cancelar y saltó sobre el aeropuerto. Hubo alguna oposición pero pronto controlaron la situación y mientras tanto llegaron los refuerzos. Al finalizar el día la mayor parte de Oslo estaba en manos de los alemanes.

Los inconvenientes sufridos por el Gruppe 5 le permitieron la gobierno noruego a emitir ordenes de movilización por radio antes de que la estación cayera en manos alemanas. El gobierno noruego, el Rey Haakon VII y la familia real pudieron escapar y fueron evacuados de Åndalsnes por los británicos, que los asilaron para establecer un gobierno noruego en el exilio en Londres.

LIBROS

Norway 1940: The Luftwaffe’s Scandinavian Blitzkrieg (Air Campaign) – July 20, 2021 por James S. Corum (Autor), Graham Turner (Ilustrador) (Inglés)


Ver detalles en Amazon US/International

The German Invasion of Norway: April 1940 – April 15, 2012 por Geirr H. Haarr (Autor) (Inglés)


Ver detalles en Amazon US/International

Hitler Strikes North: The Nazi Invasion of Norway & Denmark, 9 April 1940 – December 11, 2020 por Jack Greene (Autor), Alessandro Massignani (Autor)


Ver detalles en Amazon US/International

Fra time til time: De mest handlingsmettede timer i nyere norsk historie. Som spendte fra rådvillhet til handlekraft. Fra heltemod til svik. (Noruego)


Publicado: 24 marzo/2021

Amazon Associate Disclosure

Exordio.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for sites to earn advertising fees by advertising and linking to Amazon.com.

Información sobre el Programa de Afiliados a Amazon

Exordio.com participa en el Programa de Asociados a los Servicios de Amazon, un programa de anuncios publicitarios diseñado para que sitios web puedan obtener retribución económica mediante publicidad enlazada con Amazon.com.