Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Creación de las Volkssturm

Las Volkssturm, (Milicias del pueblo), fueron creadas por decreto el 25 de septiembre de 1944 para actuar como una milicia defensiva local y fue conformada por todos los hombres "aptos" entre las edades de dieciséis y sesenta años de edad, que no estaban en esos momentos prestando servicio en la Werhrmacht.

Las milicias del Volkssturm desfilan en Berlín.

El personal de Volkssturm consistía generalmente de unidades de hombres muy jóvenes o demasiado viejos, o los no aptos para el Servicio Militar regular. Fueron también aceptadas como reclutas jóvenes mujeres que se presentaban como voluntarias. Todos esos efectivos llevaban como distintivo una banda de tela de color rojo con una franja negra con la inscripción DEUTSCHER VOLKSSTURM WEHRMACH flanqueada con dos águilas nacionales y bordeada por dos líneas blancas.

Volkssturm

Estas unidades fueron formadas apenas seis meses antes de la rendición de Alemania cuando el país se encontraba en ruinas por los despiadados bombardeos y cuando las fuerzas regulares en el Este se encontraban en franca retirada tratando de llegar al territorio alemán. Las Volkssturm no tuvieron pues tiempo suficiente ni para ser armadas, ni para ser entrenadas como una efectiva fuerza de combate. El arma distintiva de los milicianos era el Panzerfaust, un antitanque efectivo sólo a corta distancia, pero que sólo permitía un solo disparo y al miliciano entonces sólo le quedaba buscar refugio, pues no tenía forma de continuar defendiendo la posición que ocupaba contra los tanques.

Las unidades del Volkssturm estaban bajo el mando del Gau y Kreisleiter (líderes distritales del partido Nacionalsocialista), pero no contaban con oficiales de la Wehrmacht excepto cuando entraban en combate.

En la etapa final de la ofensiva soviética contra la capital del Reich 40.000 miembros del Volkssturm, muchos de ellos veteranos de la Primera Guerra Mundial y jóvenes hombres desde la edad de 13 años y 18 hasta jóvenes mujeres pertenecientes a las Juventudes Hitlerianas, lucharon para contener a las fuerzas del Ejército Rojo. El planeado número de 6 millones de efectivos nunca logró alcanzarse.

Estas fuerzas fueron equipadas con armas de diseños y fabricación de emergencia que no tenían las características de las armas utilizadas por las fuerzas regulares, pero que fueron diseñadas en base a las armas utilizadas en la Wehrmacht pero con métodos de fabricación mucho más económicos. Entre otras, además del Panzerfaust, se fabricaron la carabina VG-1 (Volkssturmgewehr 1), el Volkssturmkarabiner 98 y en los últimos momentos de la guerra la carabina Volkssturmgewehr VG-2 semiautomática y la Volkssturmkarabiner VG-45.

Al final de cuentas, las Volkssturm no fueron una fuerza capaz de detener al enemigo debido a su escasa preparación y mal equipamento. Se puede considerar que fue un sacrificio inútil de jóvenes y ancianos ante un enemigo que para entonces era incontenible.


Publicado: 11 abril/2004 - Actualizado: 27 julio/2019