Uzbecos demuelen Memorial de la Segunda Guerra Mundial antes de aniversario

por Admin el 21 Marzo, 2015

en Sueltos

ANGREN, Uzbekistán–las autoridades de Uzbekistán han demolido la estatua de un soldado soviético cerca de la capital, un hecho que está marcadamente fuera de sintonía con los planes rusos para las orgullosas celebraciones del septuagésimo aniversario de la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

angren

Funcionarios en Angren dijeron a RFE/RL que un monumento de la Segunda Guerra Mundial de 10 metros de altura fue demolido en el centro de la ciudad a 50 kilómetros de Tashkent el 19 de marzo como parte de un plan de remodelación.

El monumento — con la estatua de un soldado armado con un rifle – fue inaugurada en 1970 para conmemorar el 25 aniversario de la victoria sobre Alemania en la que siempre ha sido conocida como la Gran Guerra Patriótica en la ex Unión Soviética.

El Presidente Vladimir Putin y otros funcionarios rusos destacan el enorme papel de la Unión Soviética en la victoria aliada y rechaza cualquier crítica a su conducta durante la guerra.

Rusia ha reaccionado airadamente cuando monumentos soviéticos en países del ex bloque oriental han sido demolidos, movidos o vandalizados.

Putin presidirá un desfile militar en la Plaza Roja de Moscú el 9 de mayo, día en que Rusia celebra como el día de la victoria y ha invitado a los líderes extranjeros.

El aniversario ha tomado una importancia adicional para sus vecinos, Rusia y Occidente este año, con la anexión de  Crimea y un mortífero conflicto entre rebeldes respaldados por Rusia y el gobierno de Ucrania evocando las divisiones sangrienta del siglo XX en Europa.

Rusia ha descrito la caída del Presidente ucraniano Viktor Yanukovych en febrero de 2014 como un golpe de estado fascista apoyado por Estados Unidos y compara el gobierno pro-occidental de hoy en el poder en Kiev y los Nazis.

Mientras que Rusia describe a la Unión Soviética como Libertadora de Europa durante la guerra, muchos en Europa piensan del Ejército Rojo como una fuerza ocupante que comenzó décadas de dominación por Moscú y de dificultades económicas bajo el comunismo.

También hay resentimiento en Uzbekistán y algunas otras ex repúblicas de la Unión Soviética, que perdió unos 27 millones personas en la guerra, según cifras oficiales.

El presidente Islam Karimov ha criticado la guerra, y al gobierno soviético, diciendo que sacrificó inútilmente las vidas de miles de uzbekos y que su país todavía está recuperándose de la pérdida.

En la década de 1990, Karimov cambió el nombre de la fiesta del 9 de mayo como Día De Recordación, y los medios de comunicación oficiales dejaron de referirse al conflicto como la Gran Guerra Patriótica.

Uzbekistán el más poblado de los cinco Estados del Asia Central, con más de 30 millones de ciudadanos, es miembro de la comunidad de Estados Independientes de nueve países, pero Karimov ha resistido los esfuerzos de Rusia para reintegrarlo a las ex repúblicas soviéticas.

Uzbekistán se retiró del tratado de organización de seguridad colectiva en 1999, y luego se reintegró pero se salió otra vez en el 2012.

No está claro si Karimov viajará a Moscú para el desfile del 9 de mayo.

Muchos líderes occidentales no asistirán, pero el Kremlin dice que el Presidente chino Xi Jinping y el líder norcoreano Kim Jong Un están entre los jefes de estado que asistirán.

El Jefe de Personal de Putin, Sergei Ivanov, dijo el 17 de marzo que más de 10 países enviarían tropas a Moscú para el desfile militar, algunos de ellos por primera vez.

Ivanov también dijo que aviones de combate y buques de guerra serán desplegados en unas 70 ciudades, incluyendo a Sebastopol, en Crimea.

Por primera vez, dijo, el personal militar ruso participará en desfiles militares en las capitales de Armenia, Bielorrusia, y Kirguistán– Estados de la ex Unión Soviética cuyos lazos con Rusia están más cercanas que los de Uzbekistán.

Junto con Kazajstán, Bielorrusia y Armenia son socios de Rusia en la Unión Económica Euroasiática, un grupo formado este año como parte de la oferta de Putin para aumentar la influencia de Moscú en la región y contrarrestar a occidente.

Kirguistán espera incorporarse el 9 de mayo.

Radio Free Europe: Uzbeks Demolish World War II Memorial Ahead Of Anniversary


Artículo anterior:

Siguiente artículo: