Un beso para el detector de mentiras en 1939

por Andreas el 3 Febrero, 2015

en Sueltos

El 02 de febrero de 2015 marca los 80 años desde que un detector de mentiras fue utilizado por primera vez para sustentar una condena en una corte de Estados Unidos.

El criminólogo y policía Roy Post inventó su propia versión de una máquina detectora de mentiras.

La llamó el Postometer.  La máquina teóricamente detectó no sólo a presuntos delincuentes, sino también sirvió para descubrir la verdad, o por otro lado, las reacciones de la gente a los estímulos emocionales.

A los sujetos de los experimentos de Post les colocaron sus manos en un par de placas de metal. Su presión arterial y el aumento de la temperatura generan una pequeña corriente eléctrica, indicando que había ocurrido un cambio emocional. El Postometer amplificaba estas corrientes y mostraba sus niveles con la aguja sobre un dial.

Aunque la tecnología ha mejorado, las pruebas poligráficas todavía son consideradas por muchos de ser poco confiables como forma de evidencia criminal.

Mashable: A kiss for the lie detector


Artículo anterior:

Siguiente artículo: