Ucrania furiosa por documental polaco sobre la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 10 Octubre, 2016

en Sueltos

El viernes, los polacos acudieron a los cines a ver "Volyn", un nuevo drama histórico del Director Wojciech Smarzowski, que describe las atrocidades cometidas por los nacionalistas ucranianos durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso antes de que fuera estrenada, comentaristas ucranianos criticaron la película. Ahora algunos temen que esa película pueda ayudar a arruinar las relaciones polaco-ucranianas.

polonia-voylin

Durante la Segunda Guerra Mundial, al mismo tiempo que millones de ucranianos lucharon contra Alemania en las filas del Ejército Rojo, varios cientos de miles de nacionalistas de grupos como la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) y el Ejército Insurgente de Ucrania (UPA) colaboraron con las fuerzas alemanas en su ocupación de lo que habían sido territorio polaco y ucraniano soviético. Además de una serie de campañas de asesinato de judíos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y ucranianos, los nacionalistas de UPA realizaron una campaña masiva de limpieza étnica contra la minoría polaca en la Ucrania occidental.

Según los historiadores, la campaña resultó en la muerte de entre 80.000 y 120.000 personas, principalmente mujeres y niños, entre 1943 y 1945.

En febrero de 2014, el gobierno de Ucrania fue derrocado por un golpe de Estado. Las nuevas autoridades han intentado activamente de renacer las organizaciones como OUN y UPA como movimientos heroicos en su lucha por la independencia de Ucrania. Kiev ha patrocinado monumentos al líder de UPA Stepan Bandera, renombrando caminos, financiando documentales y libros de texto y apoyando una serie de otros proyectos para tratar de limpiar la imagen de los nacionalistas de la época de la guerra.

La campaña se ha encontrado con la hostilidad de muchos polacos, que siendo conscientes de los crímenes de los nacionalistas de la época de la Segunda Guerra Mundial, pues no quieren que les olvide. Este verano, el Senado polaco aprobó una ley que clasifica la masacre de polacos en Volyn y Galicia del este como genocidio. Antes y desde entonces, personas han protagonizado marchas de protesta e incluso han erigido monumentos conmemorativo de las víctimas de la masacre.

El viernes, el director polaco Wojciech Smarzowski, considerado ‘el rey del cine polaco moderno’, hizo su propia contribución al debate polaco-ucraniano con su nueva película "Volyn", que representa dramáticamente los crímenes de la UPA. Las proyecciones de apertura de la película se llevaron a todo el país, atrayendo un gran interés entre los jóvenes.

En el período previo al lanzamiento de la película, Smarzowski prometió que sería una representación honesta de los acontecimientos "desde el punto de vista polaco," agregando que el tema era en lo personal "difícil", para él.

Además, el documento sugiere, que "dada la fatiga hacia la Ucrania post-Maidan en la sociedad polaca y el aumento de los niveles de xenofobia en el contexto de la crisis de migrantes de la UE, la película de Smarzowski, como un producto artístico diseñado para un público más amplio, realmente puede cambiar mucho las relaciones Polaco-Ucranianas."

En consecuencia, algunos observadores ucranianos son presa del pánico de que el impulso inicial de Varsovia de apoyar a Maidan, a nivel diplomático tanto en Polonia como en los funcionarios polacos en la UE, ahora amenace con quedarse sin combustible. Las relaciones diplomáticas de los países una vez calientes, se están enfriando poco a poco en medio de los esfuerzos de Kiev de glorificar a los nacionalistas durante la guerra en los últimos dos años; se puede enfriar más cuando los polacos ordinarios absorban los mensajes de la película de Smarzowski.

Desafortunadamente, medios ucranianos y políticos intentando retratar la versión polaca de la masacre como ‘exagerada’, ‘rimbombante’ y ‘una muestra de xenofobia contra los ucranianos’, no tienen dónde esconderse, ya que reconocer la veracidad de las acusaciones polacas significa deslustrar los dudosos ‘héroes’ de la narrativa nacional contemporánea de Ucrania.

Efectivamente, pocos días después de su lanzamiento, la película ya ha encontrado un lugar en el discurso político polaco, con el movimiento civil de derecha populista Kukiz ’15 haciendo un llamamiento oficial a la Cancillería para distribuir la película en Ucrania para promover el entendimiento de la actitud de los polacos hacia los nacionalistas de la época de la guerra.

Sputnik: Kiev Furious Over Polish Film Documenting WWII Ukrainian Nationalists’ Crimes


Artículo anterior:

Siguiente artículo: