Sexo y dádivas por información militar al mejor estilo de las guerras mundiales

por Admin el 15 Marzo, 2017

en Sueltos

Pero no se trata de temas como el del último bodrio serial televisivo titulado "The Halcyon", donde de burda manera se muestra parte de la realidad de las inmoralidades de espías, aristócratas y políticos londinenses durante la Segunda Guerra Mundial, para quienes no había racionamientos ni restricciones que valieran, con tal de matizar su desbocada vida social con relaciones interpersonales imposibles de darse en una época en la que existía mucho racismo y discriminaciones en la sociedad británica.

Tampoco se trata de casos como el de la conocida Mata Hari de la Primera Guerra Mundial o de Roald Dahl, antes de la entrada de Estados Unidos en la guerra en 1941, personaje utilizado por Winston Churchill para que sedujera a mujeres del entorno del Presidente Roosevelt con el propósito de obtener información para chantajearlo. Menos de Amy Elizabeth "Betty" Thorpe, también conocida como “Betty Pack”, quien nunca usaba ropa interior y durante la Segunda Guerra Mundial sedujo a cuanto oficial alemán de inteligencia se cruzaba en su camino para recabar información en favor del MI5.

Tampoco de la prostituta Christine Keeler, del famoso Affair Profumo, que hizo caer en desgracia al Primer Ministro Harold MacMillan durante la Guerra Fría; o de Anna Vasil’yevna Kushchyenko más conocida por su nombre de casada, Anna Chapman, quien después de seducir a un ciudadano británico, se casó con él para obtener su apellido y pasaporte británico con el cual viajar a Estados Unidos y que fue acusada por espionaje y deportada a Rusia.

En este caso, de la vida actual, en Estados Unidos, la gran potencia y adalid de la democracia, el personaje central es conocido como "Fat Leonard" (gordo Leonard) quien ha confesado haber utilizado prostitutas y realizado bacanales al mejor estilo de la antigua Roma para obtener contratos de suministros con la Séptima Flota de Estados Unidos.

Los oficiales estadounidenses aceptaron lujosos regalos, desde auténticos cigarros habanos (¿sirve para eso la apertura de Washington con Cuba?) hasta hermosas prostitutas capaces de hacer realidad las ilusiones oníricas de un insatisfecho "american hero".  Hace dos días, nueve oficiales en servicio activo y ex oficiales de la US Navy recibieron cargos por escándalos de corrupción que salieron a la luz pública mediante documentos no clasificados.

Según informa el diario The Telegraph, entre los oficiales involucrados se encuentran el Almirante Bruce Loveless Director de Inteligencia de la Marina hasta su retiro en octubre y el Capitán David Newland, Jefe de Estado Mayor del Comando de la Séptima Flota.  Los oficiales fueron acusados de recibir sobornos de Leonard Glenn Francis (alias "Fat Leonard"), quien enfrenta cargos por fraude a la US Navy por decenas de millones de dólares.

Leonard persuadía a los oficiales a derivar sus barcos a puertos donde operaba su empresa "Glenn Marine Defense Asia" para proveerlos de suministros de combustible, agua potable y apoyo logístico, presentando luego infladas cuentas por sus servicios.

En pago por los servicios, Leonard organizó bacanales para oficiales del USS Blue Ridge, buque de comando de la Séptima Flota de Estados Unidos.  En una ocasión en el año 2006 -dice el diario The Telegraph- pagó una cuenta de US$16.000 por una cena en un restaurante de Hongkong, en agazajo a los oficiales cómplices y después les ofreció un bacanal con escenario y vestuario que rememoraban la historia de un famoso general de la historia de Estados Unidos.

Añade The Telegraph, que en el año 2007, en el Manila Hotel de Filipinas, suministró las prostitutas que les hicieron favores sexuales a los invitados en la suite que ocupó el General Douglas MacArthur durante la Segunda Guerra Mundial.  La acusación dice que en esa ocasión, para sus actos sexuales,  los participantes usaron atuendos que rememoraban la moda y estilos del General MacArthur.

Los fiscales dicen que hasta donde se sabe Francis le estafó a la US Navy 35 millones de dólares.  Los acusados fueron arrestados en California, Texas, Pennsylvania, Florida, Colorado y Virginia, informa la nota periodística.

Para las investigaciones, los fiscales utilizaron correos electrónicos y mensajes en redes sociales para rastrear las actividades de los sospechosos que se ocultaban con seudónimos como "Brotherhood", "The Wolfpack, "The Family, y "The Lion King’s Harem".  Leonard fue arrestado en el 2013 en un hotel de San Diego, usado como centro de operaciones para la Flota del Pacífico de Estados Unidos.

Otros 20 oficiales navales han sido acusados junto con el staff de la oficina con sede en Singapur.  En total 13 han confesado ser culpables, mientras que hay otros casos pendientes.  Hasta el momento uno de los oficiales de más alta graduación involucrados en el escándalo es el Capitán Daniel Dusek ex Comandante del buque de asalto anfibio USS Bonhomme Richard.

Estos escándalos se suman al deterioro que están sufriendo las fuerzas armadas de Estados Unidos que acumulan constantemente informes sobre corrupción, sobreprecios por armas y equipos defectuosos, faltas graves de oficiales y soldados por aberraciones sexuales, abusos contra civiles, como ocurre constantemente en Okinawa y últimamente con la publicación en una cuenta secreta de Facebook de fotos de mujeres que prestan servicio en el Cuerpo de Marines, posando desnudas, con sus nombres, rangos y unidades en las que sirven, según han declarado ellas, sin su consentimiento.

También como último escándalo, se ha publicado en CNBC y otros medios, que el último supuestamente poderoso portaaviones, el USS Gerald R. Ford, recientemente visitado con gran pompa por el Presidente Donald Trump, adolece de serias fallas que lo hacen vulnerable a cualquier ataque.  Juntamente con esta noticia se divulgó que en juegos conjuntos de guerra con la Armada Francesa frente a Florida, los submarinos franceses "hundieron" al portaaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt  y sus escoltas, sin que ellos se percataran siquiera. El submarino Saphir es un  moderno submarino nuclear francés, pero en otros ejercicios, un viejo submarino diesel-eléctrico francés penetró las "defensas" de la flota estadounidense hundiendo a otro portaaviones.   Por lo que se sabe desde 1980, portaaviones británicos y estadounidenses han sido hundidos 14 veces en juegos de guerra.  El número total es desconocido.

La corrupción pues, de los políticos de Washington se extiende a los fabricantes y a las propias fuerzas armadas de la Primera Potencia (?) mundial, superando por mucho las andadas de la constructora brasilera Odebrecht y compañía, que en Latinoamérica y África han corrompido a gobiernos pasados y actuales durante años.

Exordio: Espionaje e Inteligencia


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*