Sellado el destino del águila de bronce rescatada del acorazado alemán Graf Spee en el 2006

por Admin el 10 Agosto, 2017

en Sueltos

El gobierno de Uruguay podría vender el águila de bronce recuperada del acorazado de bolsillo Admiral Graf Spee que se encuentra hundido aguas afuera de Montevideo, desde diciembre de 1939, para ayudar a financiar su ejército.

graf-spee-1

El barco alemán, que fue uno de los más avanzados en el mundo, estuvo atacando a los mercantes aliados en el Atlántico Sur tras el estallido de las hostilidades en Europa en septiembre de 1939.

Sin embargo, el buque, que fue hundido por su tripulación, después de sufrir serios daños en la Batalla del Río de la Plata, se vio obligado a buscar refugio en el puerto neutral de Montevideo para hacer reparaciones.

La Royal Navy esperó la salida del buque, sin embargo, el Capitán Hans Langsdorff ordenó sacar la nave del puerto y hundirla, debido a los serios daños sufridos en el combate y ante la presión de los diplomáticos británicos en Montevideo y Buenos Aires.

graf-spee-2

La enorme águila de bronce parada sobre la esvástica – que pesa entre 300 y 400 kilos fue recuperada del fondo del mar por el empresario Alfredo Etchegaray en el año 2006.

Luego de un largo litigio el destino de la insignia que navegó al tope del poderoso navío su destino parece haber sido sellado, aunque no se sabe cuál será su destino.

La Corte Suprema de Uruguay dictaminó que el artefacto le pertenecía a la nación, a pesar de que admitió que el Señor Etchegaray debe recibir el 50 por ciento del posible precio de venta por la recuperación de los objetos del fondo del mar.

La embajada alemana en Montevideo ha urgido a las autoridades uruguayas no poner al águila en exposición pública, debido a que podría glorificar al nazismo.

La Batalla del Río de la Plata fue la primera gran batalla naval de la guerra. Acudieron a cercar al Graf Spee el crucero pesado HMS Exeter y los cruceros ligeros HMS Ajax y HMS Achilles.

graf-spee-3

El Graf Spee dejó en muy mal estado al HMS Exeter, causándole daños considerables cuando recibió las primeras andanadas en 20 minutos de batalla.

Sin embargo, fue el HMS Exeter, el que causó el mayor daño al barco alemán, que se vio obligado a refugiarse en Montevideo.

Los Alemanes querían 14 días para reparar los daños, pero las autoridades uruguayas, bajo la presión de los británicos, le concedió sólo 72 horas. Si el Graf Spee no salía de puerto en ese tiempo, iba a ser internado por el resto de la guerra.

Durante la campaña del Graf Spee en el Atlántico hundió 450.000 toneladas de buques de transporte.

Exordio: Batalla del Río de la Plata (13-12-1940)


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*