Recordando el gran huracán de 1944 en el Atlántico

por Admin el 12 Septiembre, 2013

en Sueltos

Por Arthur A. Francis — Hoy en día, en Estados Unidos algunos pueden recordar que sólo seis años después del devastador huracán de Nueva Inglaterra de 1938, otro poderoso huracán fue rastreado al este de Nueva Inglaterra oriental.

hurricane_1944

Esa tormenta se detectó justo al noreste de las islas Leeward el 09 de septiembre de 1944. Durante varios días, los meteorólogos la vieron moverse del oeste al noroeste. Para el día 14, el ojo del impresionante huracán fue localizado cerca de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte.

Como el huracán de 1938, comenzó a acelerar en dirección nor-noreste a lo largo de la costa este, todavía centrado aguas afuera. Durante sus primeros días, fue un huracán de categoría 4 con constante vientos de hasta 214 kph en Cabo Henry, Virginia; (cuando llegó a Nueva Inglaterra, era una tormenta de categoría 3).

Desde allí hacia el norte había muchos informes de la fuerza completa de huracán (vientos de más de 118 kph). En Hartford, Connecticut, hubo rachas de 160 kph. Los vientos sostenidos más altos fueron 224 kph. Estos vientos se produjeron cuando la presión barométrica se desplomó a un nivel bajo de 70,73 centímetros. Esta lectura de la presión era inferior a la registrada en el huracán de 1938. La tormenta fue rastreada mucho más al este que el reciente huracán Irene.

Boston tuvo ráfagas de más de 160 kph. Los vientos provocaron estragos sobre la costa norte también. Muchos árboles que sobrevivieron a la tormenta de 1938 fueron derribados por este intenso huracán y, por supuesto, se cayeron las líneas de alta tensión.

El huracán produjo precipitaciones considerables, que fueron desde 15 a 30 centímetros a lo largo de las regiones costeras. Sin embargo, la tormenta no tuvo los devastadores efectos producidos por el huracán de 1938, puesto que las mareas eran bajas. Es interesante notar que esta tormenta se produjo durante la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, causó una enorme cantidad de daños en el mar. Cinco grandes buques, incluyendo un destructor de Estados Unidos, dos grandes guardacostas y un buque mercante se perdieron en el mar de la costa este de Estados Unidos, dejando un salto de 344 marinos muertos.

La tormenta fue particularmente impresionante para mí, ya que otros dos estudiantes y yo pudimos hacer un seguimiento de la tormenta a lo largo de su paso por nuestro local en Malden, Massachusetts. Fue durante la guerra entonces y estábamos tomando un curso intensivo de meteorología en nuestro primer año. Como teníamos un buen observatorio de clima, fuimos capaces de hacer observaciones completas del huracán a lo largo de la tormenta. Nuestros vientos tuvieron picos de 138 kph, y la presión barométrica se desplomó a 72,8 cm.

Esa sí que fue una noche.

Arthur A. Francis es meteorólogo en Salem.

Salem News: Looking back at the great Atlantic hurricane of 1944

Exordio: Huracanes y Tifones 1939-1945


Artículo anterior:

Siguiente artículo: