PM Benjamín Netanyahu ha dicho en Berlín que Hitler no quiso exterminar a los judíos, sino expulsarlos

por Admin el 21 Octubre, 2015

en Sueltos

Sin que se avisore un final a la semana de violencia entre israelíes y palestinos, el Primer Ministro de Israel se dirigió a Alemania el miércoles para una reunión de alto perfil con el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry, con el propósito de restablecer la calma en la región.

netanyahu-en-berlin

Cuando Benjamin Netanyahu partió para Berlín, un palestino apuñaló a una mujer soldado, cerca de Jerusalén, hiriéndola críticamente, dijo la policía, antes de que fuera asesinado a tiros por las fuerzas. Más temprano, tropas israelíes mataron a una niña de 15 años de edad, en Cisjordania después de que supuestamente se acercó a un asentamiento con un cuchillo. Fue llevada a un hospital israelí, y los detalles sobre su condición no se pudieron conocer de inmediato.

Fue el último de una serie de ataques palestinos que ocurren casi a diario contra civiles israelíes y soldados judíos que comenzaron hace aproximadamente un mes.

Durante ese tiempo, 10 israelíes han muerto por atacantes palestinos, en su mayoría en ataques con cuchillos, mientras que 47 palestinos – incluyendo 26 sindicados por Israel como atacantes – han sido asesinados por el fuego israelí. El resto murió en los enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y manifestantes palestinos. Además, un inmigrante de Eritrea fue asesinado después de haber sido confundido con un atacante árabe.

La reunión con Kerry destaca varios días de intensos esfuerzos diplomáticos para poner fin a la violencia. El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, se ha apresurado a la región para instar a la calma, encontrándose con Netanyahu el martes y el presidente palestino Mahmoud Abbas el miércoles.

Kerry se encontrará con el líder israelí el jueves en Alemania, antes de dirigirse a la región para mantener conversaciones con Abbas y el rey jordano Abdullah II este fin de semana.

Antes de partir, Netanyahu dijo que esperaba que su reunión con Kerry se centraría en "maneras de calmar la situación." Dijo que pedirá a Kerry  presionar a Abbas para poner fin a lo que él dice es la incitación palestina que alimenta la violencia.

En una reunión con Ban en su cuartel general de Cisjordania, Abbas dijo que buscaría una reanudación de las negociaciones de paz, sobre la base de las resoluciones internacionales que piden una retirada total de Israel de Cisjordania y Jerusalén oriental – términos que Netanyahu rechaza.

Los comentarios de los líderes israelíes y palestinos reflejaron la amplia brecha entre ellos mientras la violencia continúa.

Los disturbios estallaron el mes pasado con enfrentamientos entre manifestantes palestinos y las fuerzas israelíes en un lugar santo venerado por Jerusalén tanto por judíos como por musulmanes.

El sitio es conocido por los judíos como el Monte del Templo, el sitio más sagrado del judaísmo y el hogar de los templos bíblicos. Para los musulmanes, es el Noble Santuario, el hogar de la mezquita de Al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado del Islam y un símbolo nacional clave para los palestinos. El sitio, capturado por Israel de Jordania en la guerra de 1967, es un punto de inflamación frecuente de la violencia.

Los palestinos acusan a Israel de tratar de cambiar el largo "status quo" en el sitio, que permite a los judíos ir a visitar, pero no a orar. Apuntan a un aumentar el número de visitantes judíos con el objeto de expandir la presencia judía y el derecho a la oración en el sitio.

Netanyahu dice que no hay planes para cambiar el status quo, y las acusaciones palestinas son incitaciones calumniosas. Él dice que la retórica hostil y los vídeos incendiarios que circulan en las redes sociales, están alimentando la violencia.

Los palestinos dicen que la violencia es el resultado de vivir bajo la ocupación israelí desde hace casi 50 años. Tras el colapso de las conversaciones de paz mediada por Estados Unidos el año pasado, ven pocas esperanzas para la realización de su sueño de obtener la independencia y el establecimiento de un estado independiente.

Netanyahu dice que la hostilidad palestina se remonta décadas, mucho antes de que Israel capturó Cisjordania, el Este de Jerusalén y la Franja de Gaza en 1967.

En declaraciones a un grupo de líderes judíos el martes Netanyahu trató de usar una anécdota histórica para ilustrar su punto de que la incitación palestina que rodea al sitio sagrado más sensible de Jerusalén se remonta a décadas.

Mencionó cómo el mufti de Jerusalén durante la Segunda Guerra Mundial, notorio admirador de los alemanes Haj Amin al-Husseini, también instigó ataques contra los judíos sobre la mentira de que ellos planeaban destruir el sensible sitio de Jerusalén. Luego sugirió que durante una reunión en 1941 llevada a cabo en Berlín, al-Husseini convenció a Hitler que destruyera a los judíos.

"Hitler no quería exterminar a los judíos en el momento, quería expulsar a los judíos," Netanyahu recordó. "Y Haj Amin al-Husseini fue donde Hitler y le dijo: ‘Si les expulsas, van todos a venir [a Palestina]. "Entonces, ¿qué debo hacer con ellos? -preguntó. Él dijo, ‘Quémalos.’ "

El comentario ha provocado conmoción en Israel. Expertos y sobrevivientes del Holocausto protestaron los comentarios de Netanyahu como históricamente inexactos y que sirven a los intereses de los negadores del Holocausto al disminuir la responsabilidad de Adolf Hitler y los nazis.

ABC News: Israel’s Netanyahu Heads to Berlin to Meet Kerry

Exordio: Biografía del Gran Mufi al-Husseini


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

Crevani Octubre 21, 2015 a las 17:23

Creo que Netanyahu dice lo que varios historiadores han narrado antes, pero es curioso que tratandose de el Primer Ministro de Israel repita las palabras de Hitler. Con razon se ofenden algunos judios, pero los politicos sionistas no dan puntada sin hilo.

Rosendo Diaz Octubre 21, 2015 a las 18:10

El “hilo” de la “puntada” debe ser la necesidad de combatir ahora el terrorismo musulman y de paso evitar el reconocimiento del Estado Palestino.

Los comentarios están cerrados.