Plataforma de defensa naval abandonada en el mar de Inglaterra atrae interés Árabe

por Admin el 2 Junio, 2013

en Sueltos

Una plataforma de defensa naval abandonada de la Segunda Guerra Mundial, situada en medio del mar frente a las costas del sureste de Inglaterra ha atraído el interés de inversores árabes no identificados dispuestos a arrendar sus instalaciones, dice Arabian Business.

sealand

En 1942 el gobierno británico construyó varias plataformas, que llamaron "Maunsell Forts", especie de bunkers o fuertes, en el Támesis y en la costa de Essex con el fin de proteger las costas de una invasión alemana y 25 años después una de ellas fue reclamada por sus habitantes, proclamándola como "nación soberana".

Compuesto por un base de pontón flotante, una superestructura con dos torres de huecas unidas por una cubierta sobre la que podrían añadirse estructuras, como una cubierta para un cañón, una cubierta superior y una unidad de torre central.

Uno de estos fuertes se encuentra en aguas internacionales y el 02 de septiembre de 1967 Paddy Roy Bates, un ex mayor del Ejército Británico, reclamó formalmente una de las plataformas, donde se estableció con su familia, la bautizó como Sealand y lo declaró como nación por méritos propios e incluso llegó a imprimir sus propios pasaportes, monedas y bandera.

Bates y su familia se declararon los soberanos gobernantes de Sealand y fijaron su residencia en la plataforma fortaleza, que es prácticamente una isla artificial.

En los años 90 una empresa de Internet también se estableció en la plataforma, ofreciendo a los usuarios de todo el mundo servidores seguros para almacenamiento de datos.  Dado que la empresa de Internet no logró tener éxito y la plataforma fue dañada por un incendio en el 2006, Sealand fue puesta a la venta en el 2007 por Michael Bates, hijo de Paddy Roy.

Una inmobiliaria española valoró a Sealand en 750 millones de euros (963 millones de dólares) en 2007 y Michael Bates le informó a Arabian Business que esta semana han recibido interés de inversionistas árabes, sin dar nombres, pero que él estaba reacio a desprenderse de esta controvertida pieza de la historia británica.

"No tenemos planes para vender en este momento aunque hubo interés de Arabia", dijo. "Cualquier proposición de negocios es de interés para nosotros", añadió.

Un obstáculo con el que se enfrentarían los inversionistas árabes es el disputado estatus jurídico de Sealand. De hecho, la historia de la estructura artificial se parece mucho al guión de una inverosímil superproducción de Hollywood.

En 1967, después de largas negociaciones con abogados británicos, Paddy Roy Bates proclamó la isla como su propio estado y a sí mismo como su gobernante y soberano absoluto; él como el príncipe Roy y su esposa como la princesa Joan, del Principado de Sealand. En 1968 la Royal Navy intentó reclamar Sealand pero fueron rechazados cuando los Bates hicieron disparos de advertencia.

Una década más tarde, el profesor Alexander G. Achenbach, designado primer ministro por los Bates, junto con algunos empresarios holandeses, intentaron dar un golpe de estado y también secuestraron a Michael, hijo de Paddy Roy.

Paddy Roy, con algunos de sus propios hombres a su servicio, después recuperaron Sealand, liberaron a su hijo y encarcelaron a los invasores reteniéndolos como prisioneros de guerra.

Esto condujo a protestas de los gobiernos alemán y holandés exigiendo que sus ciudadanos fueran liberados y Paddy Roy finalmente cedió después de discusiones diplomáticas con funcionarios alemanes y liberaron a los presos bajo los acuerdos de la Convención de Ginebra.

Sealand tiene capacidad para diez personas, pero normalmente solamente viven en la isla el personal de seguridad y vigilantes. Michael Bates declaró que la soberanía de una nación no puede ser vendida, por lo tanto los potenciales compradores o inversores podrían obtener sólo el arrendamiento o el contrato de inquilinato.

En 2009, Sealand también anunció su propia Asociación de Fútbol y jugó varios partidos de demostración con sus propios miembros del equipo que incluía al conocido actor de comedias británico Ralf Little.

El año pasado, se propuso que Sealand se convirtiera en una empresa de casino en línea, pero el futuro de Sealand ha sido puesto en duda después de que su fundador Paddy Roy murió en octubre de 2012.

Con el interés de los inversionistas potenciales, incluyendo aquellos de la región árabe, será interesante ver lo que sucede ahora que Sealand entra en la siguiente etapa del desarrollo de su particular historia.

El Mayor Bates sirvió durante la Segunda Guerra Mundial en Monte Cassino y en el Norte de África resultando herido varias veces.  En 1965 bates expulsó a los miembros de Radio City, una estación de radio pirata que se estableció en la plataforma llamada Knock John Tower y puso su propia emisora de radio, que llamó Radio Essex, ofreciendo 24 horas de entretenimiento, pero recibiendo una multa de 100 libras por la emisión ilegal. Poco después fue cerrada la estación por falta de fondos.

Arabian Business: Abandoned WWII UK sea fort attracts Arab interest


Artículo anterior:

Siguiente artículo: